Erosión regresiva: Gobierno investiga posible afectación a Coca Codo-Sinclair

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

18 Sep 2020 - 12:55

Una imagen panorámica del avance de la erosión regresiva en las márgenes del río Coca, el 12 de septiembre de 2020. - Foto: Cortesía OCP

Erosión regresiva: Gobierno investiga posible afectación a Coca Codo-Sinclair

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

18 Sep 2020 - 12:55

El frente de erosión se localiza a la altura del campamento La Loma, a 7,6 kilómetros aguas arriba de la desaparecida cascada San Rafael, en los límites entre las provincias de Napo y Sucumbíos.

La erosión regresiva en las márgenes del río Coca, en la provincia de Napo, avanza y pone en riesgo la infraestructura pública a su paso.

El Gobierno está desarrollando una nueva investigación para determinar si el avance del fenómeno natural afectará la infraestructura clave para el país, como las obras de captación de la Central hidroeléctrica Coca Codo-Sinclair (CCS).

El objetivo es verificar las condiciones geodinámicas de las márgenes del río Coca y determinar sitios potencialmente inestables que podrían afectar la infraestructura vial, eléctrica e hidrocarburífera, informó el ministerio de Energía.

Una panorámica de las obras de captación de la central Coca Codo Sinclair, en 2017.

Una panorámica de las obras de captación de la central Coca Codo Sinclair, en 2017. Celec

El fenómeno natural se encuentra a 7,6 kilómetros de la desaparecida cascada San Rafael y está a 12,4 kilómetros aguas arriba de las obras de captación de la hidroeléctrica Coca Codo-Sinclair.

Hasta el momento, la erosión regresiva ya afectó la operación de dos oleoductos y un poliducto así como un tramo de la vía Quito-Lago Agrio.

Están en riesgo otros tramos de la infraestructura eléctrica, vial y petrolera, así como varios centros poblados del cantón El Chaco, en Napo.

Durante un conversatorio virtual, este 18 de septiembre, Roque Proaño, geólogo de la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec), detalló las obras planificadas para detener el fenómeno natural y evitar posibles daños a la infraestructura de la hidroeléctrica.

Entre las obras planificadas destacan:

  • La construcción de un dique metálico en el cauce del río Coca, ubicado metros arriba del puente Ventana 2, clave para la operación y mantenimiento de la hidroeléctrica. El lunes 21 de septiembre empezarán los trabajos.
  • La construcción de geobolsas (rocas artificiales) para que sean depositadas en el río.
  • Celec empezó con la construcción de diques o muros de enrocado para detener la velocidad del agua. También está prevista la ampliación del cauce del río para disminuir el efecto de erosión del caudal.
  • Celec inició el diseño de obras definitivas para el control del fenómeno natural. Entre las alternativas están la edificación de cascadas artificiales y de pantallas subterráneas, y la colocación de una cortina con pilotes de hormigón armado en el lecho del río. Para esta última obra es necesaria una investigación del subsuelo, dijo Proaño.

Proaño afirmó que se analiza la contratación de consultorías para que analicen el suelo y determinen las obras definitivas en el cauce del río Coca.

Y el resto de infraestructura pública

En el conversatorio virtual también se informó sobre la situación del resto de la infraestructura estratégica del país.

Personal de Ministerio de Transporte informó que se realizan evaluaciones para construir variantes definitivas en los tramos que podrían verse afectados de la vía Baeza-Lago Agrio.

Mientras que funcionarios de la empresa pública Petroecuador y del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) continúan con el monitoreo diario con drones y mediciones para determinar la distancia entre el fenómeno natural y la infraestructura petrolera.

Ambas empresas realizan los trazados definitivos para asegurar los tubos.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas