Incertidumbre económica contrae compra de vivienda

Economía

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

19 Sep 2022 - 5:26

Imagen referencial de la construcción de viviendas en Ecuador, en marzo de 2022. - Foto: Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda/Facebook

Incertidumbre económica contrae compra de vivienda

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

19 Sep 2022 - 5:26

Hay menos reservas para la adquisición de viviendas por la incertidumbre en el país y una menor liquidez de los hogares ecuatorianos.

La recuperación de las reservas para la compra de vivienda comienza a revertirse, según un reciente informe de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Vivienda del Ecuador (Apive).

El número de viviendas reservadas cayó 0,7% en los primeros cinco meses de 2022 frente al mismo período de 2021.

Y, si se compara con los niveles previos a la pandemia, entre enero y mayo de 2019, la reducción es de 17%.

El comportamiento del mercado contrasta con la recuperación de 18% que registraron estos contratos para la construcción de viviendas en 2021.

Según Apive, la baja en las reservas de vivienda responde, sobre todo, a dos factores: incertidumbre en el país y menor liquidez de los hogares.

Hay incertidumbre

Al igual que los inversionistas, los ciudadanos perciben una mayor incertidumbre en el país, lo que contrae los contratos para nuevas construcciones de vivienda.

La incertidumbre responde a la inestabilidad política, económica y social que experimenta Ecuador, lo que hace que sea más riesgoso tomar de decisiones a largo plazo.

Una las decisiones es la compra de vivienda.

Las personas temen endeudarse e invertir al estar inseguras sobre lo que pasará con sus ingresos y trabajos en los próximos años.

La incertidumbre que se vive en el país responde a la pugna de poder entre el Gobierno y la Asamblea Nacional, que impide la aprobación de reformas necesarias para dinamizar la economía, sostiene el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los ecuatorianos también sienten incertidumbre ante la posibilidad de nuevas protestas, por la falta de acuerdos entre el Gobierno y la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie). Nuevas movilizaciones podrían significar la caída de las ventas y de los ingresos.

En junio de 2022, la Conaie lideró un paro de 18 días, que le significó al país USD 1.000 millones en pérdidas, la caída de 9% los ingresos de los trabajadores y una menor llegada de inversión.

Todo eso supondrá un menor crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2022, según firmas de análisis de mercados, como la Unidad de Inteligencia de The Economist.

Menos ingresos

Las reservas de vivienda en el país también se contraen por una menor liquidez de los hogares.

Esa realidad responde a tres factores: caída de los ingresos debido al paro, mayor pago de impuestos e incremento de la inflación.

El alza de los precios hace que las familias ecuatorianas compren menos con la misma cantidad de dinero. En pocas palabras, el poder adquisitivo se deteriora.

En agosto de 2022 la inflación llegó a 3,77%, en términos interanuales, según el INEC.

Según la unidad de investigación de Citigroup, la inflación se siente más en los hogares de clase media y baja, porque tienen menos recursos para satisfacer sus necesidades.

Eso explica la caída de reservas de viviendas solo en el segmento de hasta USD 70.000, es decir, el que está enfocado en las personas de las clases socioeconómicas de menores ingresos.

Además, Apive sostiene que el alza de impuestos en 2022, por la aprobación de la Ley Orgánica de Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal, significó mayor presión para los hogares, lo que restringe la compra de vivienda.

La reforma tributaria estableció que quienes tengan ingresos de más de USD 2.000 al mes deberán pagar más Impuesto a la Renta.

Noticias relacionadas