Martes, 27 de febrero de 2024

Lasso deja un menor hueco fiscal, pero una economía estancada

Autor:

Evelyn Tapia

Actualizada:

22 Nov 2023 - 5:55

Durante el gobierno de Guillermo Lasso el déficit en el presupuesto se redujo, pero ni la inversión ni el empleo despegaron.

Temas de Guillermo Lasso, economía

Autor: Evelyn Tapia

Actualizada:

22 Nov 2023 - 5:55

Durante el gobierno de Guillermo Lasso el déficit en el presupuesto se redujo, pero ni la inversión ni el empleo despegaron.

Guillermo Lasso deja a Daniel Noboa un país con un menor hueco de dinero en el Presupuesto estatal y una deuda externa más pequeña, frente a lo que recibió en mayo de 2021.

Sin embargo, las cifras también muestran que dejará un Ecuador con un pobre crecimiento económico y la promesa incumplida de atraer más inversión privada y extranjera.

La proyección del Banco Central de Ecuador (BCE) es que al final de 2023, el Producto Interno Bruto (PIB) del país crecerá 1,5%.

Y el Fondo Monetario Internacional (FMI) es menos optimista, pues proyecta un crecimiento de 1,4%, por debajo del promedio de Latinoamérica y El Caribe que sería de 2,3%.

Esta tasa de crecimiento económico para Ecuador contrasta con las que tuvo el PIB 2021, cuando Lasso llegó al Gobierno, que fue de 4,2%.

Lasso llegó en un año de rebote económico

Lasso comenzó a gobernar a la mitad de un año en que el país comenzaba a salir a paso lento de la fuerte recesión económica que dejó la pandemia de Covid-19.

Así, 2021 es considerado un año de rebote económico después de la fuerte caída de -7,8% en 2020. Este tipo de rebote se vio en las economías de todo el mundo.

El Gobierno de Lasso también contó con más liquidez en su primer año, porque aumentaron los precios del petróleo y porque ingresaron desembolsos del programa de crédito suscrito con el FMI.

En cambio, Noboa tendrá limitadas opciones de financiamiento en 2024, al ser considerado un gobierno de transición, además con un riesgo país de 1.921 puntos resulta imposible que emita bonos externos para financiar su Gobierno.

Pero la mayor liquidez en 2021 no se tradujo en mayores inversiones públicas. El Gobierno de Lasso priorizó la meta de reducir el déficit de recursos en el Presupuesto del Estado.

Este descontento fue parte de los argumentos para el paro nacional convocado por los movimientos indígenas en junio de 2022, que dejó pérdidas económicas por USD 1.115 millones.

Además, durante el paro nacional, el riesgo país se disparó de 853 a 1.945 puntos.

Y 2023 ha sido un año todavía más complejo: los ingresos petroleros se desplomaron durante el primer semestre y la ola de inseguridad alcanzó niveles nunca antes vistos.

Todo esto en medio de una crisis política que llevó al fin anticipado del mandato de Lasso.

Así es como quedan los principales indicadores de la economía de Ecuador para el Gobierno de Daniel Noboa.

  • El golpe de la pandemia de Covid-19 derivó en un fuerte aumento del desempleo en 2020, aunque no se pueden comparar las tasas con las de 2021, por cambios metodológicos.

    Así, Lasso llegó a la Presidencia con la promesa de crear dos millones de nuevos empleos hasta 2025.

    Pero con el fin anticipado de su período, la meta no se cumplió, aunque la tasa de personas con un empleo adecuado mejoró y pasó de 30,2% en mayo de 2021 a 35,5% en septiembre de 2023.

    Las personas con empleo adecuado ganan al menos el salario básico, de USD 450, y laboran una jornada completa de ocho horas.

    El desempleo también se ha reducido al pasar de una tasa de 6,3%  a 3,7% en septiembre de 2023.

    Pero las altas cifras de empleo inadecuado, que incluye a personas que trabajan en la informalidad o sin ganar un salario básico, sigue siendo un problema que queda pendiente para Noboa.

    El 60,4% de la población económicamente activa tiene un empleado inadecuado.

     

  • Noboa gobernará un país en el que 27 de cada 100 ecuatorianos viven en la pobreza.

    Una persona es considerada pobre en Ecuador si vive con menos de USD 3 al día, esto es 20% de un salario básico, que es de USD 450 en 2023.

    La tasa de pobreza es menor a la que había a junio de 2021, cuando 32 de cada 100 ecuatorianos eran pobres.

    Sin embargo, en 2024 hay más riesgos de que la calidad de vida de la población pobre empeore.

    Lo anterior, debido a que las personas en pobreza son más vulnerables a los potenciales efectos del Fenómeno de El Niño.

     

  • En 2020, el déficit de recursos para cubrir los gastos en el Presupuesto sumaba unos USD 6.472 millones, lo que equivale a 7,8% del PIB.

    Ese déficit fue el resultado de un año en el que se desplomaron los ingresos petroleros y cayeron los ingresos tributarios por la pandemia de Covid-19.

    Pero la situación cambió en 2021, con el rebote post pandemia y una reforma tributaria que aumentó la tarifa de Impuesto a la Renta y creó impuestos temporales para empresas y personas con altos patrimonios.

    Para 2021, el déficit bajó a USD 1.819 millones y en 2022 fue de 1.342,7 millones.

    Pero con la caída de ingresos petroleros y mayor demanda de gasto público, sobre todo por sueldos para la burocracia, el panorama luce diferente para 2023.

    La proyección del Gobierno es que el déficit será de USD 4.200 millones o 3,5% del PIB. Aunque analistas prevén que será de más de USD 5.000 millones.

    Además, hasta octubre de 2023, según datos del portal del Ministerio de Finanzas, el Gobierno acumula atrasos por USD 1.749 millones con proveedores, el IESS y gobiernos locales.

    El Ministro de Finanzas, Pablo Arosemena, ha dicho que durante su gestión se realizaron esfuerzos para reducir los atrasos históricos o acumulados de años anteriores, que eran de USD 2.767 millones en junio de 2022.

     

  • La deuda pública que recibirá Daniel Noboa será menor que la que recibió en 2021 Guillermo Lasso.

    Con la reducción del déficit en el Presupuesto, las necesidades de endeudamiento se redujeron.

    Así, la deuda pública total suma USD 75.227 millones hasta agosto de 2023, lo que equivale al 62% del PIB. En junio de 2021, la deuda pública total equivalía al 71% del PIB.

     

    Sin embargo, el mayor problema es que el Gobierno de Noboa tendrá limitadas fuentes de financiamiento para cubrir el gasto público y compensar la eventual reducción de impuestos que planea implementar.

    Además, entre 2025 y 2026 están los mayores vencimientos de las amortizaciones o cuotas de la deuda externa.

    De ahí que en los mercados internacionales temen que Ecuador caiga en default o cesación de pagos de la deuda externa.

     

  • Una de las promesas de campaña de Guillermo Lasso era abrir Ecuador al mundo y atraer más inversión privada.

    En su gestión se impulsaron importantes acuerdos comerciales, como el de China. Para que entre en vigencia, este acuerdo aún debe pasar por la aprobación de la Asamblea Nacional.

    La inversión extranjera directa (IED) que atrajo Ecuador en el primer semestre de 2023 sumó USD 106,6 millones.

    Se trata de una caída de 87% frente a los USD 811,2 millones que recibió el país en igual período de 2022. Además, es la inversión extranjera más baja desde el primer semestre de 2016.