Producción petrolera volverá a su nivel normal recién en febrero de 2022

Economía

Autor:

Mónica Orozco

Actualizada:

23 Dic 2021 - 0:05

Trabajos para construir la variante del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), el 12 de diciembre de 2021. - Foto: Petroecuador

Producción petrolera volverá a su nivel normal recién en febrero de 2022

Autor:

Mónica Orozco

Actualizada:

23 Dic 2021 - 0:05

La producción petrolera de Ecuador volverá a la normalidad el año entrante, mientras tanto el Gobierno detalla el plan para afrontar las pérdidas.

En entrevista con Primicias, el subsecretario General de Gabinete de la Presidencia, Francisco Briones, explica que la recuperación de la producción petrolera tras la suspensión de actividades de los oleoductos de Ecuador será paulatina.

La paralización del transporte de petróleo comenzó el 8 de diciembre de 2021 ante la amenaza de derrumbes y socavones en la zona de San Luis, por donde pasan los dos oleoductos: el estatal SOTE y el privado OCP.

En la zona se registra un fenómeno de erosión lateral del río Coca, que se está comiendo las márgenes del río y con ellas el terreno por donde pasan ambos ductos y el poliducto Shushufindi-Quito.

Con los oleoductos paralizados, la petrolera estatal Petroecuador y las empresas extranjeras que producen petróleo en la Amazonía debieron empezar a apagar sus pozos: la capacidad de almacenamiento está ya al al límite y no pueden evacuar su producción.

Según Briones, en febrero de 2022 Ecuador volverá al nivel de producción de antes de la emergencia en el sector petrolero, esto es unos 486.000 barriles diarios.

Briones dice que el Gobierno diseñó un plan para hacer frente a las pérdidas fiscales por la emergencia, lo que incluye acelerar los planes para atraer inversión al sector petrolero e impulsar la importación de combustibles a cargo de empresas privadas.

El subsecretario general de Gabinete de la Presidencia, Francisco Briones

El subsecretario general de Gabinete de la Presidencia, Francisco Briones  Foto-Presidencia

¿Cómo compensarán la reducción de un punto del Impuesto a la Salida de Divisas (ISD) en 2022, cuando el sector petrolero está casi paralizado?

La emergencia petrolera nos hizo reflexionar mucho en estas últimas semanas sobre la reducción de un punto del ISD en 2022, porque el presidente Guillermo Lasso había pedido analizarlo y estaba prácticamente decido hasta antes de la rotura de los oleoductos.

Una vez que se dio la emergencia petrolera, en (el ministerio de) Finanzas se prendieron las alertas sobre el impacto fiscal de la caída de la producción petrolera, pero el Presidente pidió una propuesta para recuperar rápidamente aquello que se pierda en ingresos fiscales.

Solicitó mitigar los efectos de esas pérdidas y puso a trabajar en esto a los ministerios de Finanzas y de Energía y lograron armar un plan de recuperación petrolera.

¿Y cuál es el plan?

Tiene varios ejes, de los cuales los más importantes son:

  • Aumentar la producción de crudo, con las nuevas rondas petroleras que están previstas y otras inversiones esperadas.
  • Mejorar el sistema de refinación.
  • Ser más eficientes en el mercado de combustibles y eso pasa por incluir la participación de las empresas privadas. De esa manera, Finanzas ya no tendrá que destinar recursos de la caja fiscal para la importación de combustibles. Así, se liberan recursos.

¿Cómo cerrará la producción petrolera este año?

Este año la producción quedará caída y recién comenzará a recuperarse paulatinamente desde enero de 2022.

La variante del Sistema del Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) estará lista el 29 de diciembre de 2021 y la del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP), en la primera semana de enero si lo permite el clima.

La producción no se reactivará enseguida al nivel en que estaba antes de la emergencia, sino que será un proceso gradual.

Se espera que en los dos primeros meses de 2022 haya una recuperación de la producción al nivel de antes de la emergencia.

Luego la producción empezará a aumentar con las inversiones que prevemos para 2022.

Esperamos que en los dos primeros meses de 2022 haya una recuperación de la producción.

Cuando habla de volver al nivel previo a la emergencia ¿son los 486.000 diarios que producía el país?

Sí, esperamos ver esa recuperación a finales de febrero. Hoy (21 de diciembre de 2021) estamos en 120.000 barriles.

Hasta recuperar  la producción ¿a cuánto ascenderán las pérdidas?

Depende de muchos factores, como qué tan rápido se recupere la producción o cuánto tiempo esté parada la producción.

En total, las pérdidas entre diciembre de 2021 y abril de 2022 son de entre USD 500 millones y USD 600 millones. Pero ese es un cálculo que depende de varias variables, como ya lo mencioné.

¿Cómo están compuestas esas pérdidas?

Hay varios costos de la paralización de la producción petrolera, que se estima tardará unos 20 días, y son:

  1. Afectación por falta de producción en diciembre de 2021: USD 357 millones.
  2. Inversiones para la recuperación de la producción entre enero y abril de 2022: USD 143 millones.
  3. Compra extra de derivados del petróleo: USD 72 millones.

¿Por qué se demoró la construcción de la variante del SOTE?

No hubo demora. Había dos planes: la variante y el ‘bypass’, este último pasa unos metros más lejos que el SOTE y eso era casi un kilómetro.

Pero, como ya se vio que la situación se estaba complicando y se iba a caer incluso el ‘bypass’, se aceleró el trabajo de la variante que va por encima de la montaña, que tiene siete kilómetros.

Si no hubiéramos tenido un plan, hubiera habido un derrame de petróleo con un gran impacto ambiental, pero eso no ocurrió porque actuamos rápido. Fuimos previsivos.

También es cierto que el clima es un problema y hubo que parar por momento la obra.

El reglamento para las reformas petroleras recién aprobadas es urgente para que lleguen las inversiones al sector ¿cómo camina ese frente?

El reglamento está en la Secretaría Jurídica. Hay algunas cosas en la cola, que son un poco más urgentes, como el reglamento para la reforma tributaria, que también está en revisión y que debe salir a finales de año.

El resto de los reglamentos a la Ley de Desarrollo Económico, incluidos los capítulos petroleros, esperamos que salga en la primera quincena de enero.

¿Qué tan factible es una llegada rápida de inversiones al sector petrolero, considerando que son procesos que toman su tiempo?

El Ministro de Energía ha estado trabajando en varios frentes, hay algunos contratos de servicios que podrían cambiar a contratos de participación y que están en camino.

Energía ha estado trabajando en la preparación de las nuevas rondas para lanzarlas lo más pronto posible.

Para hacer una delegación de un campo petrolero a una empresa privada o para lanzar una ronda hay toda una carpintería por detrás que se ha estado haciendo todo este tiempo, mientras se concretaba la Ley. Es decir, hay trabajo avanzado.

La idea es que en el primer trimestre del próximo año comiencen a salir la mayoría de las convocatorias, pero el detalle de eso ya debe darlo el Ministerio de Energía.

¿Cómo va la importación de derivados por parte de las empresas privadas?

Se ha avanzado en las formalidades, en las autorizaciones, en los tarifarios, hay avances y firma de acuerdos con las empresas.

Ya se dio la primera importación de gas natural por parte de la empresa que se calificó para ello, que es Sycar LLC.

A días de terminar 2021, ¿qué queda pendiente como objetivos del Gobierno?

Pese a que este año no fue completo para nosotros, han sido seis meses de cumplimientos continuos de ofertas de campaña, empezando por la vacunación.

Además, el Gobierno incluyó algunas reformas para bajar el IVA y el Impuesto a los Consumos Especiales (ICE) a algunos productos, la rebaja de tributos para pequeños negocios. Se trazó la ruta para incrementar la producción.

Aumentar el salario básico en USD 25 es otra promesa cumplida y se reabrieron escuelas rurales. En 2022 esperamos ir más rápido en el cumplimiento del plan de Gobierno.

¿Cuándo se presentarán a la Asamblea las reformas de inversiones y la laboral?

En las primeras semanas de enero presentaremos la reforma de inversiones para promover las Alianzas Público Privadas, las zonas francas y el mercado de valores.

Para la reforma laboral no hay fecha aún. El Presidente quiere que se debata un borrador de proyecto con la sociedad durante 60 ó 90 días antes de enviarla a la Asamblea.

Noticias relacionadas

 deudas con IESS y SRI