El Presupuesto se redujo 24% y hay recortes para gobiernos seccionales

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

20 Ago 2020 - 0:05

El presidente Lenín Moreno mantuvo una reunión con alcaldes del país, este 29 de julio de 2020. - Foto: Presidencia

El Presupuesto se redujo 24% y hay recortes para gobiernos seccionales

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

20 Ago 2020 - 0:05

El Ministerio de Finanzas hizo un nuevo cálculo que tiene en cuenta la reducción de los ingresos petroleros y tributarios del país, las preasignaciones para los gobiernos seccionales sufren recortes.

El Presupuesto General del Estado de este año ya se ha reducido en un 24% hasta el 19 de agosto, al pasar de USD 35.498 millones a USD 26.978 millones, según el Ministerio de Finanzas.

Esto obedece a recortes por la caída de los ingresos petroleros y tributarios del país en lo que va del año.

Uno de los grupos que han visto sus transferencias reducidas son los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) o gobiernos seccionales.

Según el modelo de equidad territorial, los gobiernos seccionales participan del 21% de los ingresos permanentes (recaudación de impuestos) y del 10% de los ingresos no permanentes (exportaciones de petróleo) del Presupuesto del Estado.

Estos recursos se distribuyen de la siguiente manera:

  • El 27% para los consejos provinciales.
  • El 67% para los municipios.
  • El 6% para las juntas parroquiales rurales.

Hasta agosto las transferencias directas del Gobierno Central para los GAD cayeron en un promedio de 20%, según el Ministerio de Finanzas.

Al inicio de 2020 estaban previstas transferencias por USD 3.428 millones para las prefecturas, las alcaldías y las juntas parroquiales, según el Ministerio de Finanzas.

Pero, con las nuevas estimaciones (que se realizan cada cuatro meses), debido la caída de ingresos los GAD recibirán del Gobierno Central unos USD 2.742 millones en 2020, el equivalente al 10,1% del nuevo Presupuesto del Estado.

Hasta el 19 de agosto, el Ministerio de Finanzas había asignado USD 1.147 millones a los gobiernos seccionales y tenía atrasos con ellos por valor de USD 624 millones.

Plan de pagos

Los GAD reclaman que el Ministerio de Finanzas tiene “deudas históricas” con ellos y exigen su pago.

Solo las prefecturas registraban una deuda histórica de USD 561,9 millones hasta agosto de 2020. Mientras que la deuda con las 221 alcaldías asciende a USD 997 millones.

Por su parte, las Juntas Parroquiales no han calculado aún la deuda que tiene con ellas el Gobierno Central.

El Ministerio de Finanzas aduce que ya tiene un plan de pagos: conforme vaya recibiendo ingresos en la caja fiscal, seguirá asignando recursos y cubriendo los atrasos con los gobiernos seccionales.

Sin control

Los representantes de los gobiernos seccionales se quejan de que, sin las transferencias del Ministerio de Finanzas, no pueden realizar obras, atender a la ciudadanía y pagar su nómina institucional.

Finanzas considera que ante la falta de recursos que vive el país, los GAD deberían tener ahorros y un fondo que les permita cierta liquidez en tiempos de crisis.

El Ministerio de Finanzas también hizo un llamado para que los gobiernos autónomos descentralizados impulsen la autogestión.

Del 100% de los presupuestos de los gobiernos seccionales, el 70% depende de los recursos del Gobierno Central y solo el 30% proviene de la autogestión.

Finanzas recalca que la independencia financiera se logra a través de tres mecanismos: cobrar impuestos, tasas y contribuciones especiales de mejoras para recuperar la inversión en obras, medidas que no siempre son políticamente bien recibidas.

Otro de los problemas detectados por el Ministerio es la calidad del gasto. Del 100% de los presupuestos los gobiernos seccionales destinan el 70% a gasto corriente (pago de nómina) y apenas el 30% a la inversión.

Pero el Ministerio de Finanzas no tiene competencia legal para regular y controlar la forma en que gastan los gobiernos seccionales.

El Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad) establece que los GAD tienen tres particularidades:

  • Autonomía Financiera.
  • Autonomía Política.
  • Autonomía Administrativa.

La Contraloría tampoco tiene competencias legales para controlar la calidad del gasto público. Lo único que puede hacer es observar los procesos de compras públicas.

Además, las directrices del Gobierno Central, como el Decreto Ejecutivo 135, más conocido como el decreto de austeridad, no rigen para los gobiernos autónomos descentralizados.

Incluso, el Ministerio de Finanzas lamenta que la Asamblea Nacional haya quitado los artículos que establecían techos presupuestarios a los gobiernos seccionales en Ley para el Ordenamiento de las Finanzas Públicas, que entró en vigencia el 24 de julio de 2020.

Ahora, la esperanza del Ministerio de Finanzas es que se puedan establecer algunas disposiciones relacionadas con techos presupuestarios para los GAD dentro del reglamento de la Ley de Ordenamiento de las Finanzas Públicas.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas