Sin subsidio, el galón de diésel costaría 47,24% más

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

16 Jun 2021 - 0:05

Vista panorámica de una gasolinera al norte de Quito, el 12 de junio de 2021. - Foto: API.

Sin subsidio, el galón de diésel costaría 47,24% más

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

16 Jun 2021 - 0:05

Los combustibles en Ecuador están entre los más baratos de la región. De no ser por los subsidios del Estado, el galón de diésel costaría USD 2,24 en el mercado local.

Los combustibles derivados del petróleo en Ecuador están entre los más baratos de la región. De no existir subsidios por parte del Estado, el galón del diésel para transporte tendría un precio de venta al público de USD 2,24.

Eso representaría un incremento del 47,24% en comparación con el precio actual del galón del diésel: USD 1,524.

Sin embargo, con el sistema de bandas de precios implementado por Ecuador, el precio del diésel llegaría a equipararse con su valor real dentro de 10 a 12 meses.

Sin el subsidio del Estado, el galón de las gasolinas Extra y Ecopaís para el sector automotriz se vendería a USD 2,332 y USD 2,47, respectivamente.

Con el subsidio, el precio del galón de las dos gasolinas es de USD 2,09 para el periodo comprendido entre el 12 de junio y 11 de julio de 2021.

La liberación del subsidio a las gasolinas Extra y Ecopaís en el mercado ecuatoriano será paulatina y, cuando se logre, los precios de los combustibles en Ecuador serán parecidos a los de Colombia, que están en un rango medio en la región, como lo muestra el siguiente mapa (presione el cursor en cada país para mirar los valores):

La Cámara de Distribuidores de Derivados de Petróleo (Camddepe) informó que esos nuevos precios estarían vigentes en las estaciones de servicio, siempre y cuando el precio del petróleo tipo West Texas Intermediate (WTI), de referencia para el crudo ecuatoriano, se mantenga ligeramente por arriba de los USD 70 por barril en 2021.

El precio del barril del WTI cerró el 15 de junio en USD 72,12 por barril.

Si el precio del barril del WTI sube de manera sostenida, la reducción de los subsidios a la gasolina Extra y al diésel en Ecuador tomaría más tiempo de lo calculado.

Pero no es la única razón. La reducción paulatina de los subsidios a los combustibles para el sector automotriz ocurre desde julio de 2020.

En ese mes, el país adoptó un sistema de bandas para reducir, de manera gradual, el subsidio. Con la banda de precios, la Agencia de Regulación (ARC) calcula cada mes los precios de las gasolinas Extra y Ecopaís y del diésel.

Con este sistema, los precios de los combustibles suben o bajan de acuerdo con un promedio de la cotización del petróleo WTI en los mercados internacionales del mes anterior.

El sistema permite que el precio de las gasolinas pueda incrementarse o bajar en un rango de máximo 5% frente a las variaciones del WTI, mientras el precio del diésel se mueve en un rango de 3%.

El precio del galón de diésel aumentó USD 0,524 entre julio de 2020 y junio de 2021, al pasar de USD 1 a USD 1,524.

Mientras que las gasolinas Extra y Ecopaís aumentaron un 19% o el equivalente a USD 0,34, al pasar de USD 1,75 a USD 2,09 en los últimos 11 meses, como lo muestra el siguiente gráfico:

Por el incremento sostenido del precio de los combustibles, los transportistas y el Gobierno mantienen mesas de diálogo para buscar alternativas que permitan focalizar el subsidio a los combustibles para el transporte público y comercial.

El costo del subsidio

El incremento del precio del barril de petróleo es una buena noticia para Ecuador en materia de ingresos para el Estado, pero no es tan buena desde el punto de vista del costo de la importación de combustibles derivados del petróleo.

Mientras dure el subsidio a los combustibles, Ecuador se verá obligado seguir vendiendo los combustibles internamente por debajo de su precio de importación.

Según cifras del Banco Central, Ecuador gastó USD 338 millones para subsidiar combustibles entre enero y abril de 2021, pese a que ya existe el sistema de bandas, o control de precios.

Y, según los cálculos de varios analistas económicos, en 2021, el país gastaría alrededor de USD 1.000 millones para la importación de combustibles.

Noticias relacionadas