Lunes, 24 de junio de 2024

Noche Amarilla de Barcelona SC: ¿Ronaldinho es insuperable?

Autor:

Julio Montero

Actualizada:

15 Ene 2024 - 6:00

La visita del astro brasileño en 2016 dejó una huella imborrable en los fanáticos del 'ídolo' del Astillero. ¿Se puede superar el impacto que provocó Ronaldinho?

Ronaldinho, durante su presentación en la Noche Amarilla 2016 con Barcelona SC.

Autor: Julio Montero

Actualizada:

15 Ene 2024 - 6:00

Ronaldinho, durante su presentación en la Noche Amarilla 2016 con Barcelona SC. - Foto: API

La visita del astro brasileño en 2016 dejó una huella imborrable en los fanáticos del 'ídolo' del Astillero. ¿Se puede superar el impacto que provocó Ronaldinho?

"La Noche Amarilla de 2016 fue la que más disfruté sin duda (...) porque vino Ronaldinho, porque a la cancha nunca la vi igual, ni siquiera en finales. Fue algo espectacular, me tocó hacer dos goles, compartir con él ese tiempo. Hubo un montón de condimentos que la hicieron especial", dijo Damián Díaz, referente histórico de Barcelona SC. No hay discusión.

La visita de Ronaldinho a Guayaquil para vestir la 'amarilla' es casi imposible de superar. No solo por los números que dejó su paso por el Puerto Principal, sino por lo que produjo en cada amante del fútbol.

"Te podría decir que el 15% del estadio, esa noche, era de Emelec", asegura Alfredo Cuentas, quien en ese entonces era el vicepresidente financiero de Barcelona SC, intentando dimensionar la influencia del astro brasileño.

Cuentas era la mano derecha de José Francisco Cevallos. De hecho, en campaña prometieron una Noche Amarilla inolvidable. Y lo cumplieron.

El exvicepresidente de Barcelona SC dice que él fue el encargado de reinventar la Noche Amarilla. "Pusimos la vara muy alta para cualquiera que venga". Recuerda que le llamaron "loco" cuando propuso traer a Ronaldinho.

"Hasta el propio José Francisco (Cevallos) me decía que le estaba ofreciendo algo imposible de conseguir. Ronaldinho era el objetivo. Sabía que así íbamos a generar un gran impacto en el país".

Cevallos, Cuentas y Carlos Alfaro Moreno (vicepresidente deportivo) asumieron la dirigencia en octubre de 2015 y desde el primer día empezaron a trabajar para traer a Ronaldinho.

El vicepresidente financiero se contactó con Roberto de Assis, hermano y empresario del excampeón del mundo, para luego concretar una reunión en Miami y cerrar la negociación.

Barcelona SC diseñó un completo plan y lo ejecutó a la perfección. El exjugador brasileño llegó a Guayaquil y cumplió una apretada agenda, que le sirvió a la dirigencia para sacar todos los réditos que necesitaba.

'Dinho' asistió a una cena con 400 hinchas del 'ídolo', que pagaron USD 250 cada uno. Además, Barcelona SC y Marathon Sports sacaron a la venta 4.000 camisetas, con el número 91 en la espalda y con el nombre de Ronaldinho, que costaron USD 80. Se agotaron en un día.

Como también se agotaron todas las entradas, la dirigencia vendió los derechos de transmisión por televisión, en exclusiva, a DirecTV, que cobró USD 20 a cada usuario. Fue una jugada maestra. El país entero quería ver a Ronaldinho.

"Si no me equivoco, nosotros facturamos esa noche USD 180.000 únicamente en PPV (pague por ver) con DirecTV", recuerda Juan Alfredo Cuentas.

Entonces, por la cena, Barcelona SC recaudó USD 100.000; por venta de camisetas recibió USD 320.000 y por el servicio de PPV, ingresaron USD 180.000.

A eso hay que sumarle la impresionante taquilla que dejó el partido. Aunque no hay números oficiales de todos los equipos, es una de las más grandes que se recuerden para un club ecuatoriano.

"Fue la taquilla más grande que se ha recaudado en la historia", dice Cuentas, convencido. Esa noche se vendieron 60.969 boletos, que dejaron una recaudación de USD 1.042.824. Pocas veces se ha visto esa cantidad de gente en el estadio Banco Pichincha.

En los siguientes años, Barcelona SC ha intentado causar el mismo impacto, trayendo exjugadores de jerarquía, como los italianos Andrea Pirlo y Alessandro del Piero; el brasileño Kaká; el uruguayo Diego Forlán o los argentinos Javier Mascherano, Carlos Tévez y Sergio Agüero.

Y aunque todos han movido la pasión del hincha de Barcelona, ninguno ha logrado igualar el impacto que causó Ronaldinho en 2016, año en el que Guayaquil se paralizó para recibir a uno de los mejores futbolistas de la historia.

De hecho, el mismo Barcelona SC ha intentado traer a otras estrellas. Pero por diversas razones no han podido venir al país. Por ejemplo, dos que estuvieron muy cerca fueron Zlatan Ibrahimović y David Beckham.

El exdelantero sueco, quien incluso posó con la camiseta de Barcelona SC en 2018 mientras jugaba para Los Angeles Galaxy, fue una de las opciones que se manejaba para llegar a Guayaquil. Sin embargo, por temas contractuales, no se llegó a un acuerdo.

En el caso del 'Spice Boy', se trató de un tema económico. "Conversamos también con David Beckham, pero él cobraba USD 1.000.000 y no era rentable. Con él hubiésemos facturado algo similar, pero no hubiésemos logrado la rentabilidad que buscábamos".

¿Cristiano podría venir a la Noche Amarilla?

Si bien Juan Alfredo Cuentas no ocupa actualmente ningún cargo dentro de la organización de la Noche Amarilla 2024, confesó que ofreció su ayuda "a un alto directivo" del club y entre sus mayores deseos está poder llevar a cabo el evento de los 100 años de fundación de Barcelona SC (en 2025).

"Con Lionel Messi es casi imposible, pero haría el esfuerzo para traer a Cristiano Ronaldo", dice el exdirectivo, que prefiere ser cauto.

Con todas las gestiones que conlleva ejecutar una presentación de tal magnitud, Cuentas reconoce que los problemas dirigenciales actualmente dificultan incluso concretar a una figura para este año.

"Hay que firmar los contratos con mes y medio de anticipación. Incluso hay que hacer un pago anticipado, pasajes de avión y demás".

Pero entre todo se animó a revelar que Barcelona SC está gestionando la presencia de un exjugador italiano, campeón del mundo, para la Noche Amarilla 2024 ¿Podrá al menos acercarse a las cifras que dejó Ronaldinho? Habrá que esperar.