Alianza PAIS, a medio camino entre el oficialismo y la oposición

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

26 Nov 2020 - 0:04

El presidente de la Asamblea, César Litardo, junto a la entonces ministra de Gobierno, María Paula Romo, el 30 de julio de 2019 durante la entrega de las reformas a la Ley de Movilidad Humana. - Foto: AN

Alianza PAIS, a medio camino entre el oficialismo y la oposición

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

26 Nov 2020 - 0:04

La censura a la ministra María Paula Romo confirmó la ruptura dentro de lo que queda del movimiento oficialista que, en el contexto de las elecciones 2021, trata de desmarcarse del Gobierno, pero solo en parte.

Alianza PAIS llegó en 2017 a la actual Asamblea como la bancada más fuerte, con 74 curules. Pero cerca de llegar a los cuatro años, de ese bloque legislativo solo quedan las cenizas. La votación por la censura a María Paula Romo como ministra de Gobierno es la última muestra de la crisis del oficialismo, o lo que queda de él.

En la jornada del 24 de noviembre de 2020, se puso en evidencia que, dentro de Alianza PAIS como movimiento, existen al menos dos tendencias:

  • Una que sigue del lado del presidente Lenín Moreno, y
  • Otra que se desmarca totalmente de él.

Todo esto, en meses preelectorales, en los que ambos bandos coinciden en la búsqueda de votos

Con esto, quedan atrás los días en los que el bloque de Alianza PAIS votaba de manera orgánica. Y a la fecha, es complicado decir cuántos legisladores realmente tiene el movimiento, pues cada vez se desgranan más.

Dos caras de una misma moneda

Las posiciones de quienes quedan como militantes de Alianza PAIS no permiten ubicarlos en el oficialismo, o fuera de él. Para muestra, están las declaraciones y actuaciones de su candidata presidencial, Ximena Peña, y su cabeza de lista nacional de asambleístas, César Litardo.

Peña es crítica con el Gobierno. Públicamente ha dicho que no es la candidata “oficialista”, y ha criticado a Moreno por seguir al frente de Alianza PAIS a pesar de que no le interesa el movimiento.

El asambleísta y exministro José Serrano está en esta misma línea. Durante el juicio político a Romo, criticó su actuación y la cuestionó por “usar falacias y engaños para ejercer su poder en lugar de cumplir con su deber”.

Litardo, presidente de la Asamblea, en cambio es más cauto. Su voto estuvo a favor de Romo, y en los días anteriores a que el juicio llegue al Pleno ya hizo cuestionamientos a las causales y a las pruebas.

Litardo no entra de lleno contra el Gobierno o, al menos, no de momento. Mientras tanto, se encuentra en recorridos por el país en los que promueve la imagen de la Asamblea.

A esto se le suma que, desde el otro lado, Moreno no gobierna con Alianza PAIS. Del movimiento solo hay un militante de frente en el gabinete: Rommel Salazar, quien dirige la Secretaría de Riesgos.

Un desgrane poco a poco

A Alianza PAIS le sobran, en papeles, 32 asambleístas. Desde 2017, fue perdiendo cada vez más legisladores, a partir de la ruptura entre Moreno y el expresidente Rafael Correa, a finales de 2017.

En octubre de ese año, apenas meses después de la posesión de la nueva Asamblea, 19 legisladores abandonaron la bancada de PAIS y pasaron a conformar el bloque correísta llamado Revolución Ciudadana. El oficialismo entonces se quedó con 45 legisladores.

Pero, estos fueron también abandonando el movimiento poco a poco. Figuras reconocidas como Elizabeth Cabezas, María José Carrión y la propia Ximena Peña hicieron público su malestar y su separación del bloque oficialista.

Pero incluso de los 32 que les quedan, no se puede asegurar que todos sean militantes de PAIS. Karla Cadena y Kharla Chávez, por ejemplo, votan independientemente del bloque aunque en la Asamblea siguen constando como miembros del bloque oficialista.

De hecho, 16 asambleístas de PAIS votaron a favor de la censura y destitución del Romo en su juicio político, incluidos Serrano, Esteban Albornoz, Fafo Gavilánez y Mariano Zambrano.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas