Aparecen grietas en Alianza PAIS antes de su convención nacional

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

6 Feb 2020 - 0:05

Los asambleístas Fausto Terán (izq.) y Johanna Cedeño (centro) anunciaron que analizan su permanencia en Alianza PAIS, en una rueda de prensa el 5 de febrero de 2020. - Foto: Twitter @JohannaCedeno

Aparecen grietas en Alianza PAIS antes de su convención nacional

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

6 Feb 2020 - 0:05

Dentro del bloque oficialista en el Legislativo conviven al menos cuatro grupos. Su permanencia en el movimiento está en duda antes de las elecciones de 2021, en las que la mayoría de asambleístas podría buscar la reelección.

El bloque legislativo de Alianza PAIS parece al borde de un desmoronamiento. Los problemas internos y el bloqueo del juicio político a Diana a Atamaint, que generaron la ruptura con Creo, han llevado a varios legisladores a analizar la opción de separarse definitivamente de esa casa política.

El bloque estaba aguantando. Hace una semana, anunció una convención nacional para renovar la directiva del movimiento, el 29 de febrero en Los Ríos. Pero la acción descoordinada en el tema de Atamaint y las sanciones que le siguieron presagian una ruptura.

Johanna Cedeño fue la primera en alzar la voz. Criticó las sanciones a sus compañeros que no votaron como la bancada había acordado en el caso Atamaint. Y anunció que no es la única que analiza su permanencia en Alianza PAIS.

“Compañeros que hoy se rasgan las vestiduras, diciendo que hay que sancionar, han sido quienes en otro momento han fallado a la decisión del bloque”.

Johanna Cedeño (AP)

Cedeño es presidenta de la Comisión de Fiscalización. Fausto Terán, su compañero en esa mesa legislativa, también analiza si seguirá en el movimiento. Pero sus cuestionamientos van más allá de la bancada.

Terán criticó la gestión de Gustavo Baroja al frente de la Secretaría Ejecutiva de PAIS, y el papel de la ministra de Gobierno, María Paula Romo, que no pertenece al movimiento. Advirtió que espera resultados en la convención nacional.

Ana Belén Marín también analiza su salida de PAIS. La legisladora de Cotopaxi es miembro del Consejo de la Administración Legislativa. Cree que no hay claridad en los objetivos del movimiento.

Sus críticas se enfilan hacia la ministra Romo, pues considera que no está bien que ella tenga que resolver los problemas del movimiento oficialista.

Yo todavía siento que no debo salir. Tengo que hacer el análisis profundo desde mi provincia. Alianza PAIS ha tenido un declive impresionante en la Sierra Centro”.

Ana Belén Marín (AP)

Cuatro en uno

Al menos cuatro facciones conviven dentro del bloque legislativo de Alianza PAIS. Sin embargo, no son fijos. Los asambleístas se cambian de grupo con facilidad, y los grupos cambian de acuerdo con las dinámicas de poder dentro de la Asamblea.

El expresidente de la Asamblea, José Serrano, lidera una de las facciones, con alrededor de cinco asambleístas.

Daniel Mendoza, hasta ahora coordinador del bloque de aliados de PAIS, está al frente de otra facción, con unos ocho integrantes.

El presidente de la Asamblea, César Litardo, encabeza el grupo más cercano a Romo, con cerca de 14 legisladores.

Unos 15 asambleístas no responden a ningún grupo. Algunos de estos legisladores se autodenominan independientes o pertenecen a movimientos locales, pero votan con Alianza PAIS de acuerdo con el tema. Entre ellos se encuentran, por ejemplo, Carlos Bergmann, Karla Cadena y Kharla Chávez.

De los 74 escaños que Alianza PAIS consiguió en 2017, hasta el momento le quedan 42. De manera que una separación de estos grupos significaría un golpe importante para el oficialismo, que perdió a Creo como aliado.

Mas aún cuando el Ejecutivo prevé enviar en los próximos meses la reforma laboral y los cambios al Código Monetario y Financiero y al Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas que quedaron en el aire después del archivo de la Ley de Crecimiento Económico a finales del año pasado.

Las reformas al Código Monetario y Financiero y al Código Orgánico de Finanzas Públicas son compromisos con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Además, la relación con el Legislativo se puede tornar ingobernable conforme las elecciones se acercan y los asambleístas que buscan la reelección en medio de cálculos políticos.

Ximena Peña, coordinadora del bloque, anticipa que puede haber legisladores que tomen decisiones pensando en los comicios y no en las necesidades del Gobierno o del país.

Convención y reinvención

Litardo espera que las desavenencias internas se puedan superar. Señaló que prevé reunirse con Cedeño para hablar sobre la situación del bloque. Y anuncia una renovación completa de PAIS en la convención nacional.

De hecho, el movimiento oficialista ya trabaja en una reestructuración de su imagen, como los logos, colores, letras y frases.

Para las elecciones de 2021, planean presentarse con una nueva cara que los separe del ya conocido ‘verdeflex’ que marcó la era de Rafael Correa en Alianza PAIS.

La idea es renovar también a la directiva nacional. La presidencia del movimiento está en manos del presidente Lenín Moreno, y la Secretaría Ejecutiva con Baroja.

Pero Marín cree que la respuesta del movimiento a las críticas de los legisladores debe darse antes de llegar a la convención nacional. “No hay que cambiar solo las figuras y las etiquetas sino el fondo. Cambiar nombres no es suficiente”, señala.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas