El correísmo: ¿participará en las elecciones de 2021?

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

6 Ene - 0:03

Paola Pabón, candidata a la prefectura de Pichincha, y Luisa Maldonado, candidata a la alcaldía de Quito, en la campaña de Fuerza Compromiso Social para las seccionales 2019. - Foto: PRIMICIAS

El correísmo: ¿participará en las elecciones de 2021?

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

6 Ene - 9:41

Los seguidores del expresidente Rafael Correa lograron mantener a Fuerza Compromiso Social en la contienda electoral. La búsqueda de candidatos para los comicios presidenciales y legislativos se ha complicado, con la judicialización de sus principales figuras.

El futuro político del correísmo se definirá en los primeros meses de 2020. Aunque esta facción que se separó de Alianza PAIS mantuvo su registro electoral, lo que le permitirá participar en las elecciones del año siguiente, la búsqueda de candidatos será complicada.

Esto porque las caras más visibles del correísmo enfrentan procesos judiciales que podrían sacarlos de la contienda electoral, comenzando por el mismo expresidente Rafael Correa.

Para Correa el juicio en el caso Sobornos 2012-2016 y los procesos iniciados después del paro de octubre de 2019 pueden complicar sus aspiraciones.

De momento, Fuerza Compromiso Social, el movimiento en el que se agruparon los correístas en las últimas elecciones seccionales, mantuvo su registro electoral.

La Contraloría había detectado que en el momento de su inscripción, liderado por el exministro Iván Espinel (actualmente condenado por lavado de activos), el movimiento no tenía el número mínimo de adherentes que exige la Ley.

A pesar de esto, el Consejo Nacional Electoral (CNE) dictaminó que no había causal para que el movimiento fuera cancelado. Uno de los argumentos fue que Fuerza Compromiso Social tiene legitimidad popular pues recibió votos en dos elecciones.

De hecho, Fuerza Compromiso Social obtuvo una amplia votación en 2019, ya bajo la figura de Rafael Correa. Según datos del CNE, en 2017 obtuvo el 2% de votos, cuando Espinel se lanzó a la Presidencia.

En las seccionales de 2019, obtuvo 4,1 millones de votos, que corresponde al 11,30% del total. Y aunque no ganó ninguna alcaldía, logró elegir 66 concejales y dos prefecturas en provincias grandes: Pichincha y Manabí. Y participaron sin alianzas.

Candidatos inciertos

La situación política del expresidente Correa es complicada. Está llamado a juicio por un delito que se puede juzgar en ausencia y que podría significar su bloqueo: la consulta popular de 2018 aprobó la muerte civil para las personas condenadas por corrupción, es decir, su inhabilitación política.

Para los seguidores del expresidente, el juicio fue una manera de sacar a Correa de las elecciones 2021.

A inicios de 2019, Correa había hablado de que podría lanzarse nuevamente en las siguientes elecciones. Ahora, Óscar Bonilla, exdirigente de Alianza PAIS, habla de la posibilidad de que Paola Pabón sea la candidata en 2021.

Pero Pabón también enfrenta un proceso jurídico por rebelión durante el paro de octubre de 2019, al que Virgilio Hernández, quien hacía las veces de secretario de Fuerza Compromiso Social, también está vinculado.

A esto hay que añadir que tres asambleístas y figuras del movimiento, Gabriela Rivadeneira, Soledad Buendía y Carlos Viteri Gualinga, se hallan refugiados en la Embajada de México en Ecuador.

Pabel Muñoz, coordinador del bloque legislativo de Revolución Ciudadana, señaló que la idea es presentar candidatos a la Presidencia y a la Asamblea. Su objetivo es lograr la mayoría legislativa.

El bloque de Revolución Ciudadana, que agrupa a la facción correísta en el Legislativo, tiene 29 asambleístas.

La conclusión de los procesos judiciales durante este año marcará las posibles candidaturas del movimiento para las elecciones de 2021.

La inscripción de candidaturas debería realizarse en los últimos meses de 2020.

Noticias relacionadas