Miércoles, 28 de febrero de 2024

Creo busca mantener el voto de 2021 y trasladarlo a las seccionales

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

8 Ago 2022 - 0:03

El oficialismo intentará captar el apoyo de quienes le dieron la victoria a Guillermo Lasso, cuyo voto estuvo concentrado en la Sierra y Amazonía.

El movimiento Creo medirá su apoyo en 2023, después de un año en el gobierno central.

Autor: Estefanía Celi

Actualizada:

8 Ago 2022 - 0:03

El movimiento Creo medirá su apoyo en 2023, después de un año en el gobierno central. - Foto: PRIMICIAS

El oficialismo intentará captar el apoyo de quienes le dieron la victoria a Guillermo Lasso, cuyo voto estuvo concentrado en la Sierra y Amazonía.

El movimiento Creo, con el que el presidente Guillermo Lasso llegó a su cargo en 2021, ya no es una agrupación nueva o principiante. Las de 2023 serán sus sextas elecciones, y en las que pondrán a prueba el voto ganado en estos años.

Las dos últimas elecciones fueron bastante buenas para Creo. En 2019, el movimiento consiguió una prefectura en alianza y nueve alcaldías sin alianzas; y en 2021, la Presidencia y 12 curules en la Asamblea Nacional.

Por ello, el oficialismo ahora busca la manera de canalizar ese apoyo para 2023. Aunque el escenario no es fácil, sobre todo por la baja aprobación que el presidente Lasso goza actualmente. Y tras los 18 días del paro, la imagen del Mandatario quedó bastante golpeada.

Creo además vivió un remezón puertas adentro. El fallecido César Monge era quien se encargaba de las negociaciones electorales y del funcionamiento del movimiento. Monge tenía los contactos y era la cara visible para todos los diálogos.

Para estas elecciones de 2023, Creo dejó su definición de candidatos para los últimos días del plazo. Y su estrategia apunta a buscar alianzas que les permitan conseguir cargos. Pero también recurrirá a cuadros propios que busquen la reelección o lanzarse a nuevos cargos públicos.

El voto de Creo

El año 2019 fue en general una buena elección para Creo: posicionado como el primer movimiento de oposición, frente a Alianza PAIS con el morenismo y Fuerza Compromiso Social con el correísmo.

En esas elecciones, participaron en casi todas las jurisdicciones, en algunas provincias solos y en otras con alianzas de todo tipo.

Para las prefecturas, participaron en 19 provincias y obtuvieron el triunfo en una: Loja. Su candidato fue Rafael Dávila, en alianza con otros cinco movimientos: Adelante Ecuatoriano Adelante, Fuerza Ecuador, Unión Ecuatoriana, Podemos y el provincial Convocatoria por la Unidad.

En cambio, para las alcaldías, Creo presentó candidatos sin alianza en 67 cantones. Sin coaliciones, obtuvo nueve triunfos en:

  • La Troncal, Cañar
  • Espejo, Carchi
  • Arenillas, El Oro
  • San Cristóbal, Galápagos
  • Playas, Guayas
  • Puebloviejo, Los Ríos
  • Bolívar, Manabí
  • Morona, Morona Santiago
  • Zamora, Zamora Chinchipe

¿Bastiones de Lasso?

Las elecciones de 2023 pondrán a prueba los votos que el presidente Lasso obtuvo. Desde 2013, él fue capitalizando más apoyo a lo largo del país.

En la primera vuelta, el actual Mandatario concentró su triunfo en tres de los cantones más grandes del país: Quito, Rumiñahui y Samborondón.

Para la segunda vuelta logró captar los votos de quienes habían escogido a Yaku Pérez (Pachakutik) y Xavier Herzas (ID). Casi todos los cantones que les dieron en triunfo a estos candidatos, en la segunda vuelta hicieron ganador a Lasso.

El triunfo de Lasso en la segunda vuelta estuvo en la Amazonía y la Sierra centro y sur. Por esto, el reto para 2023 es mantener al menos esos bastiones.

También le puede interesar: