Cuánto puede influir el voto de los jóvenes y de la tercera edad en 2021

Política

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

21 Ago 2020 - 0:03

Imagen referencial de una joven votando en el proceso electoral del 24 de marzo de 2019. - Foto: Flickr CNE

Cuánto puede influir el voto de los jóvenes y de la tercera edad en 2021

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

21 Ago 2020 - 9:07

El 17% de los electores pertenece al grupo cuyo voto es facultativo, es decir quienes pueden o no acudir a las urnas en febrero próximo. Candidatos y analistas están a la expectativa de cuál será su comportamiento en medio del desinterés y la pandemia.

El padrón electoral quedó reducido tras la depuración que hizo el Consejo Nacional Electoral (CNE). Luego de eliminar, por ejemplo, a quienes no habían votado en los últimos cuatro procesos, unos 13 millones de ecuatorianos están habilitados para 2021.

De este total, más de 2,2 millones o el 17% del padrón son personas para quienes el voto es facultativo. En este grupo están:

  • Los menores de 18 años, particularmente los adolescentes en la franja de 16 a 17 años que tras la Constitución de 2008 pueden sufragar.
  • También lo integran los adultos mayores de 65 años, quienes debido a su edad están exentos de participar en las elecciones.
  • Los integrantes de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional: 167.000 y 50.005, respectivamente.
  • Las personas con discapacidad.

¿Cuál será el impacto de este grupo en las elecciones de 2021? Oswaldo Moreno, consultor político, explica que en elecciones con márgenes estrechos todos los sectores que votan son decisivos.

Y ese puede ser el caso ecuatoriano. En un proceso en el que los principales partidos todavía no tienen a un candidato definido y la indecisión pesa en el electorado, analistas avizoran resultados presidenciales apretados.

Iván Sierra, director de la consultora Negocios y Estrategias, cree que el voto de los más jóvenes será más que importante. Pone como ejemplo lo ocurrido en las presidenciales de 2017: en primera vuelta a Lenín Moreno le faltó poco más del 1% para ganar.

“En la segunda vuelta, Moreno ganó con poco margen. Por eso, ese 5% que representan los jóvenes, aunque suene poco, es muchísimo en términos electorales”.

Iván Sierra, consultor y estratega de marketing.

Luego del escrutinio, Moreno ganó con el 51,1% a Guillermo Lasso de Creo, que obtuvo el 48,8%.

¿Jóvenes votan por jóvenes? 

Desde las presidenciales de 2009, el número de electores menores de 18 años ha ido aumentado. Así, en las seccionales del año pasado, cuando se eligió a alcaldes, prefectos y presidentes de juntas parroquiales, más de 660.000 estaban llamados a votar.

Este año y luego de la depuración del CNE, la cifra disminuyó en casi 30.000 adolescentes. Pese a ello, candidatos presidenciales definidos -como Guillermo Lasso- han sostenido reuniones con líderes juveniles en un llamado a captar a este grupo de votantes.

Según el analista Moreno, la ecuación de que un joven vota por otro candidato joven no siempre resulta verdadera.

“Los jóvenes históricamente han sido reacios a acudir a las urnas”.

Oswaldo Moreno, consultor político.

Una muestra de la apatía política juvenil es el ausentismo del voto joven en los recientes procesos: en las presidenciales de 2009 fue del 35,1%; en 2019 llegó al 20,1%.

Para Sierra, los jóvenes pertenecientes a la llamada Generación Centennial, en la franja de edad de 18 a 24 años, se mueven por la defensa de causas puntuales, más que por ideologías.

“Si un candidato, sea joven o no, defiende a los animales o los derechos de la naturaleza, gozará de mayor aceptación si este votante adolescente también tiene esas preferencias”, explica.

Lo cierto es que el voto de los más jóvenes, al igual que ocurre con los adultos, sigue indeciso.

Romina Fabre tiene 17 años y está por terminar el Bachillerato Internacional en un colegio privado de Guayaquil. Ella reconoce que no conoce a ningunos de los precandidatos presidenciales y que a Lasso lo ha visto en mensajes en Instagram.

“Aún no tengo decidido por quién votar ni tampoco si es que ese día iré”, dice.

El efecto de la pandemia

En el grupo de población con opción de voto facultativo también están los adultos mayores que, en 2021, representan cerca de 1,6 millones o el 12% del padrón.

Pero, debido al riesgo de contagios por la pandemia, los adultos mayores son considerados personas vulnerables: la recomendación para ellos es quedarse en casa. Las personas en este rango etario sufren, por lo general, enfermedades crónicas o tienen un sistema inmunitario débil, por lo que están en mayor peligro al contraer coronavirus.

¿Qué pasará el día de las elecciones? Sierra cree que quizás pese más el efecto de la pandemia y habrá muchos menos electores mayores de 65 años que vayan a votar.

Una persona de la tercera edad es asistida para votar en casa en Manta, en febrero de 2017.

Una persona de la tercera edad es asistida para votar en casa en Manta, en febrero de 2017. Flickr CNE

“En estas elecciones habría candidatos favorecidos y otros que perderán votos por todos aquellos adultos mayores que no saldrán de casa. Lo veremos en los resultados”, dice Sierra.

Aunque Moreno dice, por ejemplo, que en República Dominicana, que celebró elecciones en julio de 2020, la participación fue masiva: “También acudieron adultos mayores con todas las precauciones del caso”.

Y por esa experiencia, Moreno, quien fue asesor de uno de los candidatos a la presidencia en ese país centroamericano, cree que sí es posible realizar comicios presenciales. Él propone aumentar el horario de la jornada electoral. “Tal vez no cerremos las urnas a las 17:00, sino a las 21:00″, agrega.

El CNE ya anunció que las votaciones presenciales siguen adelante, pero con distanciamiento social. Además se ampliará el llamado voto en casa al 10% de la población mayor a 50 años.


También le puede interesar: 

Noticias relacionadas