Gobierno contrata lobby en Estados Unidos para mejorar su imagen

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

19 Jun 2020 - 0:05

Los presidentes Lenín Moreno y Donald Trump, durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca junto a las primeras damas Rocío González y Melania Trump, el martes 12 de febrero de 2020. - Foto: EFE

Gobierno contrata lobby en Estados Unidos para mejorar su imagen

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

19 Jun 2020 - 0:05

Los servicios los provee la compañía norteamericana Balsera Communications, experta en relaciones públicas, y fueron contratados a través del Centro de Inteligencia Estratégica, que reemplazó a la polémica Secretaría de Inteligencia (Senain)

El Gobierno del presidente Lenín Moreno quiere recuperar la imagen del país, después de que la primera ola de covid-19 la ubicó en los titulares de la prensa internacional de forma negativa. ¿La solución? Relaciones públicas, lobby.

Para ello, el Centro de Inteligencia Estratégica (CIES) contrató los servicios de la firma estadounidense Balsera Communications, que trabajó en las campañas electorales del exmandatario de ese país, Barack Obama.

Sitio de registro de actividades de los agentes internacionales del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Sitio de registro de actividades de los agentes internacionales del Departamento de Justicia de Estados Unidos. 

Según los documentos registrados por Alfredo ‘Freddy’ Balsera, CEO de la firma, sus servicios fueron contratados por el periodo 4 de junio y 15 de agosto.

En el mismo documento, se adjunta una factura por USD 37.500, por el servicio de comunicación de crisis para el Gobierno de Ecuador en Estados Unidos relacionada a la pandemia de covid-19 solo por el mes de mayo.

Factura por los servicios del mes de mayo de Balsera Communications.

Factura por los servicios del mes de mayo de Balsera Communications. 

El objetivo de la contratación es que Balsera ejecute “una gestión de crisis y reputación del Gobierno de Ecuador en los Estados Unidos relacionado a la crisis de Covid-19”.

Para ello la firma dedicada al lobby coordinará sus actividades con el secretario de Comunicación de la Presidencia, el CIES y la embajadora ecuatoriana en Washington, Ivonne Baki.

Las acciones que debe proveer Balsera Communications son:

  • “Desarrollar estrategias y tácticas de comunicación para contrarrestar la percepción de un Ecuador no preparado por el coronavirus y que carece de una respuesta coherente” (sic.).
  • Desarrollar y ejecutar una estrategia de interactuar con grupos de expertos no gubernamentales relevantes en Estados Unidos.
  • Monitorear las noticias relacionados a Ecuador y preparar reacciones apropiadas cuando sea necesario.
  • Desarrollo de mensajes clave sobre la respuesta de Ecuador al covid-19 y otros logros relevantes del Gobierno.
  • Mantener relaciones con los medios y interactuar con ellos para conseguir entrevistas.
  • Asistir en la creación de contenido relevante para los medios.
  • Realizar entrevistas de preparación y análisis de portavoces de la administración.

Si el Gobierno requiere algo adicional, “la compensación para dichos servicios será acordada entre las partes antes de prestar los mismos”, dicen los documentos publicados en Estados Unidos.

Los antecedentes internacionales

Ecuador fue titular de las noticias internacionales durante las semanas que Guayaquil fue el epicentro de la pandemia y los enfermos y cadáveres se amontonaban en los hospitales y casas del Puerto Principal.

Pero, a las trágicas imágenes de las consecuencias de la pandemia se sumaron las decenas de noticias falsas, que recorrieron las redes sociales. Las más polémicas fueron las que hablaban de que se quemaban cadáveres en las calles de la ciudad o de fosas y cementerios que no eran del país.

Y las imágenes falsas tuvieron tanto eco a escala internacional que incluso hubo mandatarios de otros países que utilizaron a Ecuador como ejemplo de lo que no deseaban para sus poblaciones en estos momentos.

Incluso la ministra de Gobierno, María Paula Romo, y el Secretario de Gabinete, Juan Sebastián Roldán, tuvieron desafortunadas entrevistas con la cadena internacional CNN en Español que se viralizaron en redes.

Así mismo el New York Times y el Washington Post le dieron cabida a varios reportajes sobre lo que sucedía en Guayaquil, al igual que la mayoría de noticieros estelares de la región.

La versión del Gobierno

La decisión del Gobierno nacional obedeció a la necesidad de contrarrestar la imagen negativa y muchas veces falsa que se implantó sobre el Ecuador a nivel internacional, en los momentos más críticos de la pandemia”, dijo Gustavo Isch, secretario de Comunicación, a PRIMICIAS.

Según el titular de la Secretaría, esa mala imagen “incluso comprometía la calificación indispensable para acceder a la cooperación” internacional.

Isch, además, destaca que la narrativa internacional recogía versiones y testimonios que, en más de una ocasión, se demostró que “faltaban a la verdad, con el agravante de que se mezclaban en medio de una violenta campaña de desinformación”.

Esto fue corroborado, recuerda Isch, por el periodismo de investigación y hasta por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Y que “en el caso del Ecuador ha sido sumamente grave y muestra una evidente intención de causar desconcierto e ingobernabilidad, exacerbando el temor y la ansiedad en la ciudadanía”.

Entre el 29 de febrero y 16 de mayo de 2020, la Secretaría de Comunicación detectó, al menos, 336 noticias falsas circulando en redes sociales, “muchas de ellas magnificadas desde otros países”, dice Isch.

Sobre el contrato de lobby el encargado de la comunicación gubernamental aclara que a la Secretaría, únicamente, le ha correspondido acompañar y asesorar en el agendamiento de espacios informativos propuestos. Así como facilitar la información pertinente a Balsera Communications, para “aclarar versiones equívocas y explicar los esfuerzos del Gobierno para combatir la pandemia”.

PRIMICIAS solicitó hablar con Juan DeHowitt, titular del CIES, quien aparece como responsable del contrato de lobby en la página del Departamento de Justicia, porque se desconoce el monto total de inversión.

Sin embargo, la respuesta de la Dirección de Comunicación de la institución fue que parte de su misión es “producir información estratégica para generar alertas y asesorar en la toma de decisiones contribuyendo a la Seguridad Integral del Estado”.

Y que “debido a la clasificación de la información como reservada, no podemos brindar detalles” sobre la contratación. Pero que el Centro está habilitado “para recurrir a servicios de provisión de datos y estrategias para garantizar la estabilidad democrática en el país”.

La Embajada en Washington tampoco respondió a la consulta sobre los detalles de este lobby en Estados Unidos.

Noticias relacionadas