Ecuador tiene muchos partidos y movimientos, pero pocos tienen éxito

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

3 Ago 2020 - 0:01

Personal del CNE revisa las papeletas para las elecciones seccionales de 2019. - Foto: CNE

Ecuador tiene muchos partidos y movimientos, pero pocos tienen éxito

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

3 Ago 2020 - 0:01

El número de organizaciones políticas en Ecuador se mantiene al alza, pues las que sacan malos resultados no logran ser eliminadas y se siguen creando nuevos movimientos. Para las próximas elecciones, solo un partido ha sido eliminado del registro electoral, y aún no es definitivo.

Ecuador tiene, de momento, la posibilidad de tener 18 candidatos presidenciales. Hay ese mismo número de organizaciones políticas nacionales habilitadas para participar en las elecciones de 2021.

Una cantidad que todavía puede aumentar, por lo que el número de candidatos incluso podría ser mayor.

El país se ha caracterizado en los últimos años por tener un elevado número de presidenciables, que incluye una serie de candidatos que obtienen mínimas votaciones. Son postulados por partidos que, aunque logran todos los requisitos para participar, no logran captar al electorado.

Con miras en 2021, hay actualmente más de 15 precandidatos. Solo siete de ellos están casi oficializados, pues son los únicos competidores dentro de sus organizaciones.

El alto número de candidatos se debe al alto número de partidos y movimientos. Este número ha ido cambiando: para 2009, Ecuador tenía 50 organizaciones nacionales, pero la cifra cayó drásticamente a 13 para las elecciones de 2013, pues el Código de la Democracia ordenó que todos se reinscribieran y no todos pasaron el filtro.

Desde entonces, el número ha ido en aumento nuevamente. En 2017, hubo 16 organizaciones nacionales, y para 2021, esa cifra podría llegar hasta 26 (hay cuatro suspendidas y cuatro en proceso de inscripción).

Más y más partidos en cada elección

El aumento en el número de organizaciones políticas nacionales responde a que crear una es relativamente fácil, y aunque mantenerla debería ser difícil, parecería que no lo es.

Para crear un partido o movimiento es necesario presentar las firmas correspondientes al 1,5% del padrón electoral vigente a la fecha. Esto, a 2020, significarían unas 196.900 personas. Además, quienes quieran hacerlo deben entregar al Consejo Nacional Electoral (CNE) una serie de documentos para la creación.

Una vez creada la organización política, debe participar en las elecciones. Pero para continuar existiendo, tiene que cumplir uno de estos cuatro requisitos:

  • Obtener el 4% de los votos válidos en dos elecciones pluripersonales consecutivas a escala nacional.
  • Al menos, tres asambleístas.
  • Al menos, 8% de las alcaldías (18 alcaldes).
  • Al menos, un concejal el 10% de los cantones (21 cantones).

El 4% de los votos es más del doble de lo que los partidos y movimientos necesitan para inscribirse. A 2020, significarían unos 525.153 votos.

Este es un porcentaje difícil de conseguir. De hecho, en las elecciones para asambleístas nacionales de 2017, solo tres movimientos y una alianza lograron pasar ese umbral. La mayoría de listas no llegó ni al 1,5% con el que lograron inscribirse, es decir que ni sus adherentes y afiliados votaron por ellos.

¿Cómo sigue habiendo tantos movimientos?

Aunque lograr ese 4% de votos es complejo, el número de organizaciones políticas nacionales sigue en aumento porque se salvan con lo mínimo o porque el CNE no logra eliminar a las que no cumplen los requisitos.

De entre quienes participaron en 2017, solo uno está en camino de ser eliminado: Adelante Ecuatoriano Adelante, de Álvaro Noboa. Ese partido no logró completar ninguno de los cuatro requisitos, pero aún tiene oportunidad de pelear ante el Tribunal Contencioso Electoral.

Entre esas organizaciones políticas, solo tres han sacado más del 4% en 2017 y 2019: Alianza PAIS, Creo y el Partido Social Cristiano. El resto de partidos se salvan porque consiguen cumplir alguno de los otros requisitos. Avanza y Sociedad Patriótica lo lograron solo por el número de concejales.

Entre los movimientos, en cambio, ninguno ha sido eliminado. Por un error en el Código de la Democracia -ya corregido con las reformas-, la ley solo hablaba de la eliminación de partidos y no de movimientos. Por esa razón, Unión Ecuatoriana, Centro Democrático y Concertación, que no cumplían los requisitos según análisis independientes, se lograron salvar.

Los que tienen tarjeta amarilla

Los resultados de las elecciones de 2021 serán cruciales para Fuerza EC y el Partido Socialista, que no lograron buenos resultados en las seccionales de 2019. Ninguno de los dos partidos logró el número de alcaldías y concejalías necesarias para seguir existiendo, pero aún tienen asambleístas.

Los resultados de 2021 también decidirán el futuro de Concertación, Centro Democrático y Unión Ecuatoriana, que no fueron analizados en 2019 por el error en la Ley Electoral.

Los movimientos participaron por primera vez seccionales de 2019 y tampoco les fue bien, también están en riesgo. Estos son: Libertad es Pueblo y Ecuatoriano Unido.

Además, cuando un candidato o una organización no obtenga al menos el 4% en dos elecciones consecutivas, deberá devolver la mitad del fondo de promoción electoral asignado para la publicidad durante la campaña.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas