Las elecciones apuran la fragmentación de bancadas en la Asamblea

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

25 Jul 2020 - 0:01

El Pleno de la Asamblea Nacional durante una sesión. - Foto: AN

Las elecciones apuran la fragmentación de bancadas en la Asamblea

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

25 Jul 2020 - 0:01

Ninguno de los bloques que llegó al legislativo en 2017 llegará al fin de su período sin pérdidas. A 10 meses de los comicios, los movimientos pierden cuadros. La agenda legislativa para los próximos meses no incluye temas de importancia para el Ejecutivo.

La Asamblea Nacional llega a sus últimos meses de trabajo con una serie de pendientes en materia legislativa pero sin mayorías que aseguren que alguna ley logre ser aprobada.

Conforme se acerca la fecha de las elecciones de 2021, las bancadas legislativas se reacomodan.

El actual panorama del Legislativo no es ni la sombra de lo que fue en 2017. En mayo de ese año, cuando los actuales asambleístas se posesionaron, había al menos tres bancadas definidas: PAIS, Creo-Suma y el Partido Social Cristiano.

Pero las rupturas comenzaron casi de inmediato.

Ningún bloque se mantiene como llegó a la Asamblea; ni siquiera la bancada socialcristiana, que es la más orgánica en sus votaciones. En los más de tres años que lleva el actual Legislativo, las fuerzas han estado en constante reconfiguración.

Y las divisiones y separaciones siguen. Solo durante la pandemia, PAIS, Pachakutik y SUMA perdieron legisladores. Y la elección de la vicepresidenta María Alejandra Muñoz generó diferencias internas en el resto de bloques.

Los últimos cambios se dan a puertas de que las organizaciones realicen las primarias para escoger a los candidatos presidenciales y a legisladores que se presentarán en 2021.

El 17 de septiembre de 2020, los asambleístas que busquen la reelección deberán renunciar para presentar sus candidaturas.

Un bloque oficialista golpeado y sin coordinación

La última separación en la Asamblea se dio en las débiles filas de Alianza PAIS. El oficialismo perdió dos importantes figuras del movimiento: Elizabeth Cabezas y María José Carrión.

Además se desafiliaron Lenin Plaza, Johanna Cedeño, Fausto Terán, Rafael Quijije y Karina Arteaga. A esto se le suma la renuncia de Ximena Peña a la coordinación del bloque, por su oposición a la integración de la terna vicepresidencial.

Con esto el bloque oficialista queda duramente golpeado. De los 33 legisladores que le quedan, al menos cinco votan independientemente: José Serrano, Esteban Albornoz, Silvia Salgado (socialista), Kharla Chávez y Carla Cadena.

El oficialismo también perdió otra curul con la principalización de la alterna de Daniel Mendoza, Pinuccia Colamarco. Ella pertenece al movimiento Unidad Primero, dirigido por el exprefecto de Manabí, Mariano Zambrano, que no es aliado del oficialismo desde las seccionales de 2019.

Además, el distanciamiento de Cedeño, que es presidenta de la Comisión de Fiscalización, y Terán, que es también miembro, les puede representar problemas.

Los dos ministros más fuertes del Gobierno, María Paula Romo y Richard Martínez, tienen solicitudes de juicio político que en algún punto irán a parar a esa mesa legislativa.

Los asambleístas Fausto Terán (izq.) y Johanna Cedeño (centro) anunciaron que analizan su permanencia en Alianza PAIS, en una rueda de prensa el 5 de febrero de 2020.

Los asambleístas Fausto Terán (izq.) y Johanna Cedeño (centro) anunciaron que analizan su permanencia en Alianza PAIS, en una rueda de prensa el 5 de febrero de 2020. Twitter @JohannaCedeno

Una agenda sin temas prioritarios

Aunque con dificultad, el Gobierno logró pasar dos reformas que eran cruciales para su manejo financiero: la Ley Humanitaria y la Ley de Ordenamiento de las Finanzas Públicas.

Por fuera de eso, aún quedan pendientes 10 proyectos enviados por el Ejecutivo. Entre ellos están los proyectos en materia de lucha contra la corrupción, como la Ley de Extinción de Dominio, las reformas sobre contratación pública y las reformas al Código Penal en el mismo tema.

Los temas relacionados con la corrupción se debaten en la Comisión de Justicia, dirigida por Ximena Peña. Allí también están en trámite las reformas al Código de la Función Judicial que crea la figura de “jueces anticorrupción”, propuesta por Iván Granda, entonces secretario del ramo.

Estas reformas legales toman especial relevancia en la coyuntura actual, en la que las denuncias de sobreprecios en compras públicas, contratos “amarrados” y redes de corrupción en los hospitales se hacen públicas todas las semanas.

Por eso, el presidente Lenín Moreno las impulsó con especial ímpetu el 24 de mayo pasado.

Temas como la reforma laboral y la monetaria también quedaron pendientes, sin embargo ya no son parte de la agenda prioritaria del Gobierno. El bloqueo legislativo podría hacer que esas reformas sean un completo revés para los intereses del Ejecutivo.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas