La crisis en evidencia: Alianza PAIS vende su simbólica sede en Quito

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

15 Jul - 0:05

El 28 de noviembre de 2017 fue la última reunión del expresidente Rafael Correa - Foto: @pichondedino

La crisis en evidencia: Alianza PAIS vende su simbólica sede en Quito

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

15 Jul - 7:59

El movimiento oficialista, que se ha mantenido en el poder por 13 años, sigue desmoronándose. La última evidencia de su ocaso es la intención de vender la simbólica sede partidista en la Av. de los Shyris.

La sede de Alianza PAIS en Quito, frente a la Tribuna de la Shyris, se convirtió en un lugar simbólico de los últimos 13 años de historia de la capital y del país. Ahí se celebraron triunfos electorales sin par durante más de una década de hegemonía partidista.

El edificio -siempre de color verdeflex y azul, aunque en distintas proporciones con el paso de los años- está ahora en venta. El anuncio está en la página del movimiento oficialista, que llevaba sin contenido nuevo desde el 28 de octubre de 2019.

Pero, por el momento, sirve para desplegar el anuncio publicitario buscando compradores para el edificio, ubicado en el norte de la capital, en plena zona comercial y financiera. Las ofertas se recibirán en la misma sede, hasta este lunes 20 de julio.

Captura del anuncio de la venta de la sede de Alianza PAIS en Quito, del 14 de julio de 2020.

Captura del anuncio de la venta de la sede de Alianza PAIS en Quito, del 14 de julio de 2020. 

El edificio, donde funciona desde 2006 la central de Alianza PAIS, está construido en un terreno de 630 metros cuadrados y su avalúo actual, según el Municipio capitalino, es de USD 1,36 millones.

Además, según la misma página de consulta de obligaciones, Alianza PAIS le debe pagos al Municipio desde 2017, por USD 1.398. Aunque el retraso en los pagos de impuestos viene desde 2016, porque el impuesto predial de ese año se canceló apenas el 23 de abril de 2019.

Y esa no es la única deuda que tiene el movimiento oficialista. Ahí tampoco quedó “la mesa servida”. Según la Contraloría, PAIS debe USD 321.000 a Ecuador TV, Radio Pública, Gama TV y TC Televisión por la transmisión de su V convención nacional, en octubre de 2016.

Sin embargo, del poderoso movimiento verdeflex que logró, por primera vez desde el retorno a la democracia en 1979, tener una mayoría gobiernista absoluta en el Legislativo, queda prácticamente solo el nombre y el número de lista, 35.

En sus propias cuentas anuales oficiales se ve otra evidencia de la crisis de la agrupación: la drástica disminución de ingresos a partir de ese época, que cayeron al mismo ritmo que sus votos y capital político.

Ya en enero PRIMICIAS hizo una radiografía sobre el ocaso de Alianza PAIS, en la que contaba cómo al presidente del movimiento, Lenín Moreno no le interesaba solucionar los problemas económicos de la organización.

Por lo que la crisis económica partidista se acrecentó el año anterior y obligó a desvincular al personal que tenían y seguir funcionando “con la mínima operatividad”, más o menos desde agosto de 2019. Lo que se notaba en que las puertas de la antes vibrante sede que permanecían permanentemente cerradas.

Haga clic en las flechas para ver la galería de fotos:

¿Qué sucede ahora en Alianza PAIS?

No hay evidencias públicas de que la Secretaría Ejecutiva, bajo la dirección de Gustavo Baroja, siga trabajando por el movimiento. PRIMICIAS repitió en 2020 los intentos para contactar con el dirigente político al igual que en 2019, sin éxito.

Según las redes sociales del movimiento, la última aparición pública del secretario Baroja fue en una entrevista en septiembre pasado. Entonces estaba recorriendo las sedes provinciales del movimiento y tratando con las bases.

Pero, desde entonces lo único que se sabe de la dirección nacional del movimiento es a través de los escasos comunicados sin firma que se difunden en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, René Espín, director de Alianza PAIS Pichincha asegura que la directiva nacional sigue activa y que una de las últimas reuniones fue hace menos de dos semanas. Dice que están en sesión permanente, para concretar la prórroga de todas las directivas del movimiento.

El oficialismo, por sus problemas internos, no pudo tener su convención nacional anual para cambiar de autoridades. Y ahora, debido a la pandemia de Covid-19, notificarán al Consejo Nacional Electoral (CNE) la decisión de mantener los mismos cargos, al menos, seis meses más.

El dirigente provincial dice que se trata de un problema de comunicación, no de una falta de trabajo por parte de las autoridades del movimiento. Sin embargo, es evidente que la directiva de Pichincha es a la que le interesa mantenerse más activa, pese a la pandemia.

Ahora mismo, según Espín, las autoridades de PAIS están enfocadas en buscar los mecanismos que les permitan fortalecer “el ordenamiento de la casa”. Y, aunque acepta los errores dentro del movimiento, dice que entraron en un proceso de depuración interna, un camino “espinoso y complejo, pero motivante”.

El dirigente sabe también que deben enfrentar a la par de los problemas internos y económicos, las dificultades que supone la pandemia en política y el apremiante calendario electoral.

Por lo tanto, dice que irán trabajando a la par en ambos temas y que aprovecharán las ventajas de las herramientas tecnológicas para reunirse con más personas, pese a las distancias, y seguir avanzando en la planificación proselitista.

Por ejemplo, Espín espera que puedan tener una convención nacional digital para llevar a cabo sus elecciones primarias, entre la tercera y cuarta semana de agosto, para elegir candidatos que cumplan tres requisitos: legalidad, legitimidad y demuestren su ética y moral.

Además de todo esto, Alianza PAIS se ha ido quedando sin aliados para llegar a las próximas elecciones presidenciales. Una opción puede ser Ruptura 25, sobre todo después de que María Paula Romo es la primera candidata de Moreno para la Vicepresidencia para lo que resta de su mandato.

Pero Espín prefiere no opinar al respecto, se limita a decir que ellos actuarán “del centro hacia la izquierda”, siendo coherentes con su manifiesto ideológico y con acuerdos programáticos. Y afirma que nadie de fuera del movimiento interviene en las decisiones de los futuros candidatos, que eso se hará conforme a la ley, entre la dirigencia y las bases.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas