El fantasma del fraude es recurrente en la política ecuatoriana

Política

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

18 Feb 2021 - 0:03

Un grupo de manifestantes grita arengas y muestra carteles durante una marcha en apoyo al candidato a las presidenciales ecuatorianas, Guillermo Lasso, el viernes 7 de abril de 2017. - Foto: Rolando Enríquez / EFE

El fantasma del fraude es recurrente en la política ecuatoriana

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

18 Feb 2021 - 0:03

Desde el retorno a la democracia, en 1979, en cinco procesos electorales han rondado las denuncias de fraude electoral. Ninguna se ha logrado comprobar.

Las denuncias de fraude electoral son prácticamente parte de las elecciones presidenciales en Ecuador. Desde que el país retomó la democracia, en 1979, muchos resultados han estado en duda.

Ese año llegó la primera denuncia de fraude. La primera vuelta se dio el 16 de agosto de 1979. Y, en medio del conteo de votos, el Triunvirato Militar reorganizó al Tribunal Electoral.

El país tuvo que esperar cuatro meses para conocer los resultados y que se convoque a una segunda vuelta, misma que se dio cinco meses después. Estas demoras motivaron las sospechas de fraude.

Sin embargo, Jaime Roldós fue posesionado como presidente luego de que ganó en las dos vueltas electorales. Nunca se pudo comprobar ningún fraude.

Cuatro décadas después, la democracia ecuatoriana no ha podido dejar atrás al fantasma del fraude. Una vez más, la autoridad mantiene en vilo al país a espera de los resultados oficiales sobre la elección presidencial.

En esta ocasión, el panorama es diferente. Andrés Arauz (Centro Democrático) es el ganador de la primera vuelta, pero sin los votos suficientes para evitar una segunda vuelta.

La disputa se centra en quién ocupa el segundo lugar.

Hasta el momento, según el conteo oficial del Consejo Nacional Electoral (CNE), el contendor será Guillermo Lasso (Creo). Sin embargo, el tercero, Yaku Pérez (Pachakutik) ha denunciado públicamente que le han hecho fraude por cerca de medio millón de votos y exige un recuento, que aún está por definirse.

Denuncias pasadas

Además del caso de 1979, en el retorno a la democracia, Ecuador ha tenido otras sospechas de fraudes electorales. PRIMICIAS muestra los cinco casos.

  • 1984: Febres Cordero denunció fraude en la primera vuelta

    De manera sorpresiva, en la primera vuelta de la elección de 1984, Rodrigo Borja (ID) venció con una diferencia de 1,5% de votos a León Febres Cordero (FRN).

    Febres Cordero, aunque aseguró su paso a la segunda vuelta, denunció un fraude electoral manifestando que no se permitió votar a gran parte de la población de la Costa, que era su fortín.

    Esas denuncias provocaron varias manifestaciones en Guayaquil. Sin embargo, en medio de las críticas y las protestas se dio la segunda vuelta, en la que finalmente Febres Cordero ganó y fue electo presidente.

    El triunfo hizo que las denuncias iniciales se desvanecieran.

  • 1996: Las encuestas fallaron ‘a favor’ de Nebot

    En 1996, pese a que Jaime Nebot (PSC) ganó la primera vuelta y aunque las encuestas lo daban como amplió vencedor en la segunda vuelta, Abdalá Bucaram Ortiz fue electo presidente.

    Ese favoritismo y los resultados de los exit poll dieron paso a ciertas sospechas de fraude. 

    Sin embargo, estas se disiparon por sí solas cuando los resultados oficiales dieron cuenta de un triunfo amplio de Bucaram, con más del 12% de votos de diferencia.

  • 1998: Álvaro Noboa dice que le ganó a Jamil Mahuad

    Jamil Mahuad (DP) ganó tanto en la primera como en la segunda vuelta. Sin embargo, Álvaro Noboa aseguró que hubo un “gran fraude” y convocó a sus simpatizantes a manifestarse “para defender el voto”.

    El informe de la observación electoral de la OEA a ese proceso recoge que hubo “actos e incidentes de
    violencia (…) en las sedes e inmediaciones de los Tribunales Electorales de Guayas, Azuay, Manabí y Pichincha”.

    La OEA lideró un recuento de votos en 300 juntas, una muestra obtenida estadísticamente. Y el resultado fue el mismo. Sin embargo, Noboa ratificó su denuncia asegurando que la autoridad electoral se negó a abrir otras urnas en Quito.

    Mahuad fue posesionado y las denuncias se desvanecieron. Aunque, hasta la actualidad, Noboa se mantiene en que en esa elección fue objeto de fraude.

  • 2006: Noboa y una nueva denuncia de fraude

    De manera sorpresiva, luego de ser el favorito y haber ganado la primera vuelta, Álvaro Noboa volvió a perder la Presidencia. En ese año el ganador fue Rafael Correa.

    Apenas conocidos los resultados preliminares, Noboa dijo que las encuestadoras estaban trabajando para Correa y que se “estaba preparando el escenario para un fraude”.

    Luego, movió su discurso y dijo que la candidatura de su rival había sido financiada de forma fraudulenta.

    Sin embargo, ninguna de sus acusaciones pudieron comprobarse y, finalmente, Correa fue posesionado y estuvo en el poder más de 10 años.

  • 2017: Lasso y el apagón en el sistema electoral

    La última denuncia de fraude llegó en el anterior proceso electoral. El actual presidente Lenín Moreno derrotó a Guillermo Lasso con una diferencia del 2,32% de los votos.

    El candidato de Creo dijo que hubo un apagón en el sistema del CNE y solicitó el recuento miles de actas con inconsistencias.

    El Tribunal Electoral negó la apelación de Creo para recontar todas las actas del país. Se dio paso únicamente al recuento del 11,2% de los votos, que se hizo de manera pública en el Coliseo Rumiñahui de Quito.

    El recuento ratificó los resultados originales y Moreno fue posesionado como Presidente. Aunque Creo no validó tampoco esos resultados, pues no estaban de acuerdo con la selección de la muestra y sus delegados no participaron del recuento.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas