Moreno, otro exmandatario bajo escrutinio que prefiere no volver al país

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

18 Feb 2022 - 0:05

El 31 de enero, el presidente paraguayo, Mario Abdo, recibió a Lenín Moreno, que trabajará en ese país. - Foto: @PresidenciaPy

Moreno, otro exmandatario bajo escrutinio que prefiere no volver al país

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

18 Feb 2022 - 10:31

El expresidente Lenín Moreno estuvo en Estados Unidos unos cinco meses y medio. Y desde finales de enero se radicó en Paraguay, para trabajar en temas de discapacidades.

Una vez terminado su periodo presidencial, Lenín Moreno viajó a Estados Unidos el 18 de agosto de 2021. En la notificación que remitió a la Asamblea, dijo que permanecería en ese país unos tres meses. Hasta la fecha no ha regresado y parece que tampoco tiene planes de hacerlo.

La Asamblea Nacional solicitó su inmediato retorno, en una resolución del 28 de noviembre. En el mismo documento, el Legislativo pidió a la Contraloría que informe sobre los exámenes y auditorías del periodo presidencial 2017-2021. Lo mismo harían con la Fiscalía.

Ahora, la Fiscalía revivió la investigación previa del caso INA Papers, que se abrió en 2019, contra el exmandatario, su familia y amigos cercanos. Y entre las novedades está que el sistema bancario de Estados Unidos aparece en el caso.

Las autoridades investigan un presunto delito de cohecho y recopilan indicios para una eventual formulación de cargos. La hipótesis inicial es que, entre 2010 y 2018, funcionó una red de empresas offshore para la gestión y el cobro de sobornos en el círculo cercano a Moreno.

Además, esto ocurre menos de un mes después de que el expresidente Moreno haya dejado Estados Unidos sin dar mayores explicaciones y de que la Embajada de ese país en Quito le retirara la visa a Jorge Acosta, su abogado en el caso INA Papers.

Este 17 de febrero por la tarde, Moreno respondió a las acusaciones en su contra con un vídeo en redes sociales. Las calificó de “torpes” y pidió que no se metan con su nombre y con su familia, ya que estaría respondiendo a todas las acusaciones ante la Fiscalía.

El expresidente dijo que hará públicas sus respuestas y pidió que no utilicen su nombre y el de su familia para pactos políticos. Aclaró, además, que no tiene dinero para defenderse de todas las acusaciones en su contra.

En una eventual formulación de cargos y si un juez ordenase la detención de Moreno, su estancia en Paraguay no evitaría que sea enviado a Ecuador. Ambos Estados cuentan con un convenio de asistencia penal vigente.

Tampoco sería la primera vez que la Interpol detenga y extradite de ese país a un ecuatoriano como parte de un polémico caso penal. Esto sucedió ya con Jorge Glas Viejó, padre del exvicepresidente Jorge Glas Espinel, cuando este último ejercía el cargo.

El 14 de mayo de 2014 Glas Viejó fue detenido en Paraguay y, después de ser entregado a las autoridades ecuatorianas, ese mismo año fue sentenciado a 20 años de prisión por el delito de violación a una menor de edad.

En noviembre, Moreno respondió a la Asamblea que permanecerá fuera mientras dure su nuevo cargo y, el 9 de febrero, en una entrevista con AFP, dijo que regresará al país “cuando desee”.

Y agregó que “se hace muy difícil a un expresidente como yo trabajar en el Ecuador. El odio, principalmente de los correístas, es muy grande. Recibo amenazas constantemente”.

Pero Moreno no es el único que prefiere no volver al país. Su exaliado y antecesor, Rafael Correa, permanece en Bélgica desde que terminó su Gobierno. Mientras que Jamil Mahuad, presidente entre 1998 y 2000, vive en Estados Unidos.

Los dos tienen otra cosa en común: cuentas pendientes con la justicia ecuatoriana.

De Estados Unidos a Paraguay

Moreno fue parte de la plantilla de expositores del Centro Adam Smith para la Libertad Económica, de la Universidad Internacional de Florida, por un semestre. Durante ese tiempo tuvo una residencia que le permitía permanecer en el país.

El objetivo era que dictara charlas para los becarios del programa de liderazgo del centro de estudios, así como que participara en charlas y conferencias y ser mentor de los estudiantes que lo requirieran.

Y el 18 de noviembre fue nominado como comisionado de la Organización de Estados Americanos (OEA), bajo el encargo de Luis Almagro, secretario general del organismo. Cargo similar al que ocupó en la Organización de Naciones Unidas (ONU), como enviado especial (2013-2016), con sede en Ginebra, aupado por el gobierno de Rafael Correa.

Esta vez su sede de trabajo regional será Asunción, en Paraguay. Al concluir el vínculo con la universidad estadounidense, el exmandatario sorprendió, el 31 de enero, con la noticia de que se radicará en Paraguay, gracias a la acogida del presidente Mario Abdó, con cuyo gobierno trabajará en temas relativos a la inclusión de las personas con discapacidad.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas