Sábado, 13 de abril de 2024

Red Zoldan: El caso de corrupción se diluye y el Abel Gilbert sigue sin medicinas

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

29 Feb 2024 - 5:59

El Hospital Abel Gilbert Pontón de Guayaquil se encuentra sin medicamentos para enfermedades como cáncer y acromegalia o incluso para tratar tiroides e hipertensión. Un fiscal desistió de presentar acusación por presunta corrupción en el caso de la red Zoldan.

Un negocio de servicios funerarios exhibe féretro en plena calle, frente al Hospital Abel Gilbert Pontón, al suroeste de Guayaquil, el 27 de febrero de 2024.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

29 Feb 2024 - 5:59

Un negocio de servicios funerarios exhibe féretro en plena calle, frente al Hospital Abel Gilbert Pontón, al suroeste de Guayaquil, el 27 de febrero de 2024. - Foto: PRIMICIAS

El Hospital Abel Gilbert Pontón de Guayaquil se encuentra sin medicamentos para enfermedades como cáncer y acromegalia o incluso para tratar tiroides e hipertensión. Un fiscal desistió de presentar acusación por presunta corrupción en el caso de la red Zoldan.

El Hospital Abel Gilbert Pontón, conocido como Hospital Guayaquil, está rodeado de pequeños negocios que exhiben féretros en plena calle. Se trata de un mal augurio en una casa hospitalaria que lleva meses sin medicinas para enfermedades raras y catastróficas. 

Pacientes que padecen cáncer, trastornos hormonales crónicos, diabetes o hipertensión denuncian la falta de medicamentos en esta casa de salud, ubicado en el Suburbio, al suroeste de la ciudad. 

Se trata de un centro del Ministerio de Salud Pública (MSP), que fue clave en las investigaciones sobre corrupción hospitalaria, que estallaron durante la pandemia del Covid-19.

Pedro Pablo Duart, exgobernador de Guayas, denunció la existencia de una presunta estructura criminal ideada para ganar contratos de suministro de insumos médicos en ese hospital.

El caso se procesó por presunta delincuencia organizada y apuntó a la denominada red Zoldan, un grupo de empresas que tuvo adjudicaciones por USD 119,4 millones en una decena de hospitales públicos entre 2009 y 2020.

Tres inocentes y 22 a la espera de sentencia

A pesar de que las autoridades definieron a Zoldan Corporeishon como "pieza clave de la corrupción hospitalaria", en diciembre de 2023, la Fiscalía retiró la acusación en contra de los tres líderes de la red Zoldan y un Tribunal ratificó su inocencia.

Se trata de Ericka Zoldan, Javier Andrade y Laura Ulici. Pero ellos no son los únicos procesados por el caso del Abel Gilbert. Hay 22 personas más que fueron llamadas a juicio y que todavía no han recibido sentencia.

El juicio se dividió porque, en primera instancia, Zoldan, Andrade y Ulici estuvieron prófugos. Pero luego de que se revocaran las órdenes de prisión en su contra, reaparecieron y se sometieron a la justicia.

Es decir, todavía hay 22 personas que esperan por una sentencia en este proceso. En la lista están cinco exfuncionarios del Hospital Abel Gilbert, desde el exgerente hasta el analista de adquisiciones y compras.

También aparecen varios empresarios dedicados a la venta de insumos médicos. Algunos han sido señalados por enviar proformas falsas en las subastas investigadas, otros por ayudar a mover el dinero. Y en otros casos los roles no han sido anunciados.

Además aparecen Karina Ayala y Eduardo Freire, quien son cercanos a Zoldan, Andrade y Ulici. Freire, por ejemplo, se ha desempañado como contador de varias empresas relacionadas con el grupo. Y Ayala es parte de la red siendo cliente de Zoldan Corp y proveedora del Estado.

PRIMICIAS envió correos electrónicos a los abogados de los 22 procesados, para conocer sobre el avance del juicio, así como a la Fiscalía. Pero en ninguno de los casos hubo una respuesta oficial.

El juzgamiento de estas 22 personas se inició en febrero de 2022. Pero, entre varias suspensiones y reinstalaciones, no ha concluido. La última convocatoria fue para el 26 de febrero de 2024, pero no se conoce aún el resultado de esa audiencia.

Sin embargo, en vista de la inocencia declarada para Zoldan, Ulici y Andrade -y por un principio de igualdad-, se podría extender esa beneficiosa sentencia para el resto de los procesados.

María Carriel, de 67 años (pantalón rosado) no halló medicina para tratar su tiroides en el Hospital Abel Gilbert de Guayaquil, el 27 de febrero de 2024.

María Carriel, de 67 años (pantalón rosado) no halló medicina para tratar su tiroides en el Hospital Abel Gilbert de Guayaquil, el 27 de febrero de 2024. PRIMICIAS

Sigue la escasez de medicinas

Mientras el caso por corrupción se diluye, en el Abel Gilbert Pontón, Hospital de Especialidades Guayaquil, problemas como la falta de medicinas no han hecho más que agravarse en los últimos tres gobiernos. 

Afuera del hospital, lleno de negocios ambulantes y restaurantes, los pacientes salen con caras de preocupación. 

Ana Velásquez, de 47 años, operada de cáncer de mama, agradeció la atención, pero dice que el hospital carece desde octubre del tamoxifeno oral que ella consume cada tres meses. “Me enviaron hierro y vitaminas, el tamoxifeno lo venden afuera en (USD) 30 la caja”, dijo.

Francisco Anzules, de 72 años, tiene cáncer de próstata y dice que cada tres meses debe inyectarse, pero tampoco encontró provisión de las ampollas en la casa de salud. 

En cambio, María Carriel, de 67 años, informó que desde enero el hospital carece de la levotiroxina que usa para tratar el hipotiroidismo. “Si no tomo las tabletas no puedo hablar. Tampoco hay medicina para el colesterol ni para la presión, hace cinco meses”, indicó. 

El panorama es aún peor para enfermedades catastróficas o raras, cuyas ampollas ascienden a un costo de hasta USD 1.800 y hay pacientes que deben ponerse dos al mes. Ese es el caso de la octreotida, para la disminución de hormonas de crecimiento de la acromegalia.

Se trata de una afección poco común y costosa, que afecta a 46 pacientes tratados en el Hospital Guayaquil.

Ingreso a consulta externa en el Abel Gilbert Pontón, Hospital de Especialidades Guayaquil, ubicado en el Suburbio, al suroeste de la ciudad.

Ingreso a consulta externa en el Abel Gilbert Pontón, Hospital de Especialidades Guayaquil, ubicado en el Suburbio, al suroeste de la ciudad. PRIMICIAS

Enfermedades raras y catastróficas

Margarita Vásquez, presidenta de la Fundación de Apoyo a Enfermos con Trastornos Hipofisarios (Faeth), reveló que, desde mayo de 2023, los pacientes con acromegalia no reciben la octreotida para el tratamiento de esta enfermedad. 

Además, los medicamentos adicionales para hipertensión o fármacos como la cabergolina, complementarios en el tratamiento, no son entregados regularmente. Y eso genera incertidumbre, afecta a la salud y a la calidad de vida de los pacientes, señaló.

La actual administración del Hospital Guayaquil presentó un cuadro de abastecimiento de medicina en una reciente reunión con las asociaciones de pacientes, hace dos semanas. 

Pero la presidenta de Faeth expresó su preocupación al no encontrar evidencia del proceso de adquisición en el portal de compras públicas.

La acromegalia, una enfermedad rara se manifiesta en la adultez, provoca deformaciones físicas y problemas en órganos internos debido a un tumor hipofisario que segrega demasiada hormona de crecimiento en el cerebro. 

Los pacientes de enfermedades raras y catastróficas obtuvieron en abril de 2022 una acción de protección favorable para la adquisición inmediata de sus medicamentos. Sin embargo, aún no se cumple con esa orden judicial.

Vásquez, quien también padece de acromegalia, expresó su preocupación por la salud de los pacientes. "Están mal, cada vez deteriorándose más. Hay un compañero que se ha complicado, ahora tiene incluso Parkinson", dijo.

Este jueves 29 de febrero se conmemora justamente el día internacional de las enfermedades raras.

¿Qué dice el MSP?

PRIMICIAS solicitó por escrito una entrevista a los directivos del Hospital Abel Gilbert Pontón, de Guayaquil, pero declinaron emitir comentarios sobre la situación actual de la casa de salud.

Hasta enero de 2024, el hospital registró, según las autoridades, el 75% de abastecimiento de medicinas, entre "esenciales vitales y oncológicos".

Según el Ministerio de Salud, hasta el 27 de febrero de 2024, la cartera de Estado cuenta con un 82% de abastecimiento de medicamentos y con un 80% en dispositivos a escala nacional.

Mientras que el stock de medicamentos para tratar el cáncer alcanza el 83%, distribuido en 10 hospitales de segundo y tercer nivel de atención, según el ministerio. Y el Abel Gilbert es uno de ellos.