La renovación de los dirigentes de los partidos, un tema pendiente

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

27 Feb - 0:05

Alianza PAIS realizó su última convención antes de la ruptura el 1 de mayo de 2017. - Foto: Vicepresidencia

La renovación de los dirigentes de los partidos, un tema pendiente

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

28 Feb - 19:29

Las organizaciones políticas apuntan a cambiar sus cabezas antes de las elecciones de 2021. La mayoría de movimientos y partidos tienen como autoridades a las mismas personas desde hace años.

Los partidos y movimientos que participarán en las elecciones de 2021 se aprestan a organizar convenciones nacionales para renovar sus directivas. Entre marzo, abril y mayo, en distintas partes del país, las organizaciones políticas darán sus primeros pasos de cara a los comicios presidenciales y legislativos.

La renovación de las directivas es un pendiente que se mantiene por años. La mayoría de movimientos tiene los mismos dirigentes desde antes de 2013, cuando todos debieron pasar un proceso de reinscripción tras el escándalo de las firmas falsas.

La falta de renovación se refleja en este año preelectoral. Los movimientos alistan convenciones nacionales para los próximos meses, en los que buscan cambiar sus líderes de cara a la contienda de 2021. El primero en hacerlo será Alianza PAIS, el 29 de febrero de 2020, en Los Ríos.

Y, justamente, todos apuntan hacia esa “renovación” por la mala imagen que los ciudadanos tienen de los partidos políticos, más allá de sus ideologías. De acuerdo con la última encuesta de Lapop, la confianza de estas instituciones va a la baja desde 2014.

Además, los políticos apuntan a un electorado joven en las próximas elecciones. Y gracias a las nuevas reformas al Código de la Democracia, la inclusión de personas menores a 30 años en las listas será obligatoria progresivamente.

Los partidos más antiguos contra los más nuevos

Las organizaciones políticas que tienen más años de existencia son las que mantienen más tiempo a sus principales representantes. Los mejores ejemplos son Pascual del Cioppo, presidente del Partido Social Cristiano (PSC), y Gilmar Gutiérrez, de Sociedad Patriótica.

Las organizaciones políticas “reencauchadas”, como el Prian o el PRE, incluso mantuvieron sus mismas directivas cuando cambiaron de membrete. El Prian, de Álvaro Noboa, pasó a ser Adelante Ecuatoriano Adelante y mantuvo a Wilson Sánchez Castello como director. Fuerza.EC, el nuevo nombre de los roldosistas, también se quedó con Dalo Bucaram.

Pero los movimientos más nuevos también se mantienen por la misma senda. Creo tiene a César Monge a la cabeza desde su creación, en 2012; y Democracia Sí, a Gustavo Larrea, desde 2017.

Los que sí han cambiado de directivas son los movimientos que sufrieron crisis internas. El caso más claro es Alianza PAIS, con el rompimiento entre correístas y morenistas. Avanza también tuvo problemas, con los procesos judiciales contra su líder, Ramiro González.

Pachakutik también renueva su directiva periódicamente. Marlon Santi está en ese cargo desde 2016, mientras que Fanny Campos estuvo desde 2013.

La presencia de mujeres, casi nula

Solo dos movimientos de los 24 de ámbito nacional tiene a una mujer como representante: la Izquierda Democrática, con Wilma Andrade, y Fuerza Compromiso Social, con Vanessa Freire. El resto de organizaciones políticas están dirigidas por hombres.

16 de estos partidos nacionales tienen a vicepresidentas mujeres, mientras que el resto tienen solo a hombres entre sus líderes principales o no incluyen más de un cargo directivo.


También le puede interesar: