La dirigencia indígena ha transitado por la derecha, la izquierda y el correísmo

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

6 Abr 2021 - 0:05

Reunión del consejo ampliado de la Conaie, en Guaranda, el 10 de marzo de 2021. - Foto: @sachacristo1

La dirigencia indígena ha transitado por la derecha, la izquierda y el correísmo

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

6 Abr 2021 - 0:05

Tres organizaciones del sector indígena apoyan la candidatura de Andrés Arauz, mientras que la Conaie y Pachakutik luchan contra la división interna para impulsar el nulo.

Jaime Vargas se quedó solo. Los dirigentes de las diversas organizaciones del movimiento indígena, las más influyentes, rechazaron su postura electoral de respaldo al correísmo y ratifican la intención apoyar el “voto nulo ideológico” para el domingo 11 de abril.

Vargas, quien llegó a ser el principal rostro del movimiento indígena en octubre de 2019 y tuvo incluso aspiraciones presidenciales, perdió el respaldo de la mayoría de organizaciones de base al irse en contra de las decisiones de la Conaie y respaldar a Andrés Arauz para la segunda vuelta.

En la cita en Sucumbíos, Vargas estuvo acompañado de un delegado de la Confeniae, 12 delegados de las nacionalidades amazónicas y tres delegados de alcaldes de la región. Todos anunciaron su respaldo a Arauz.

Pase lo que pase, venga lo que venga, Andrés tienes apoyo de todas las nacionalidades, nosotros estaremos vigilantes.

Jaime Vargas, presidente de la Conaie

Según el dirigente, llegó al evento como presidente de la Conaie y fue “para respaldar la propuesta de nuestras nacionalidades y para decirle, señor Andrés, que usted será nuestro presidente del Ecuador”.

Una foto después, las redes sociales se encargaron de difundir la cita. Y la dirigencia de las organizaciones de base, incluida la Amazonía, empezaron a responder:

Más allá de la Conaie

La Conaie y Pachakutik, su brazo político, son los grandes representantes del movimiento indígena, desde su nacimiento en 1986 y 1995, respectivamente. Sin embargo, no son las únicas organizaciones indígenas del país.

Hay importantes sectores representados también en la Federación de Indígenas Evangélicos del Ecuador (Feine), la Confederación de Pueblos, Organizaciones indígenas Campesinas del Ecuador (FEI) y la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin).

En el actual contexto electoral, esas tres organizaciones nacionales decidieron apoyar al correísmo. La Feine, que estuvo en octubre en la mesa de diálogo del lado de la Conaie, bendijo al candidato en una ceremonia en la que su dirigencia le prometió su apoyo.

Lo mismo hicieron la Fenocin y la FEI:

Las alianzas y los cambios de camiseta

El movimiento indígena, representado por la Conaie y Pachakutik, han tenido acercamientos con varios sectores políticos, pero las alianzas electorales no han sido su punto fuerte.

En 2002 decidieron impulsar la candidatura del entonces militar retirado Lucio Gutiérrez, junto con su partido, Sociedad Patriótica. En segunda vuelta de 2006 auparon a Rafael Correa y se unieron a la coalición de gobierno con Alianza PAIS.

En 2009 no terciaron por Carondelet, porque respaldaron nuevamente al correísmo. En 2013 apoyaron a Alberto Acosta junto con el extinto Movimiento Popular Democrático, ahora Unidad Popular.

En 2017 impulsaron la candidatura de Paco Moncayo, junto con la Izquierda Democrática y Unidad Popular.

Sin embargo, en el camino también fueron perdiendo dirigentes, que prefirieron aliarse con otros frentes o formar parte del gobierno de turno.

Entre los casos más sonados están:

  • Auki Tituaña fue uno de los primeros alcaldes indígenas del país y, en 2013, intentó ser binomio con Guillermo Lasso.
  • Humberto Cholango fue dos veces presidente de la Ecuarunari y en 2017 pasó a ser secretario del Agua de Lenín Moreno.
  • Ricardo Ulcuango, que fue dirigente de la Conaie y de la Ecuarunari, aceptó ser el embajador de Rafael Correa en Bolivia, una vez que el movimiento indígena ya había roto con el gobierno.
  • Mario Curicama y Miguel Lluco, de los fundadores de Pachakutik, fueron expulsados del movimiento por alinearse con el correísmo, en 2012.

Los dirigentes de los otros sectores con representación indígena también han pactado con los últimos gobiernos, pero manteniendo la filiación a sus movimientos, incluso después de procesos de división interna, como sucedió con la Fenocin durante el correísmo.

Por ejemplo, Franklin Columba, dirigente de la Fenocin, fue embajador de Moreno en Bolivia. Pedro de la Cruz, también exdirigente de la Fenocin, fue candidato y autoridad electa en varias ocasiones por el PSE en alianza con el correísmo.

Asimismo, en los últimos años, los dirigentes de la FEI y la Feine se sentaron a la mesa con Rafael Correa, Lenín Moreno y ahora con Andrés Arauz, entre ellos José Agualsaca y Eustaquio Toala.

Ambos dirigentes, que ahora apoyan nuevamente el correísmo, también plegaron a la propuesta de la Conaie durante el paro de octubre.

Noticias relacionadas