Los vetos del Presidente Lasso no logran pasar las votaciones de la Asamblea

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

4 Feb 2022 - 0:03

Sesión del Pleno de la Asamblea este 14 de diciembre de 2021, durante la aprobación en segundo debate de la Ley para combatir los abusos del sistema financiero. - Foto: AN

Los vetos del Presidente Lasso no logran pasar las votaciones de la Asamblea

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

4 Feb 2022 - 0:03

Desde que está en el Gobierno, el Ejecutivo ha remitido 11 objeciones parciales a leyes aprobadas. En la mayoría de casos, los legisladores lograron votos suficientes para desechar esa propuestas y ratificarse en los textos originales.

El presidente Guillermo Lasso ha anunciado la posibilidad de vetar total o parcialmente la propuesta de ley sobre el aborto en casos de violación, que está en debate en la Asamblea. Sin embargo, el panorama para sus objeciones en la Asamblea es mucho más complejo, por lo que un veto no le aseguraría que su propuesta prospere.

La Constitución le asegura al Presidente su facultad como colegislador; es por esto que le da la potestad de hacer observaciones a las leyes que la Asamblea aprueba en segundo debate. Puede hacer dos tipos de objeciones:

  • Totales, en cuyo caso la Asamblea no puede volver a tratar el tema durante un año.
  • Parciales, en las que el Ejecutivo hace cambios puntuales a la propuesta. En este caso, la Asamblea necesita 70 votos para aprobar lo objetado o 91 para ratificar el texto original.

Desde que está en el Gobierno, el Ejecutivo ha resuelto no vetar solo dos leyes: las reformas a la ley de creación de la universidad Amawtay Wasi, y las reformas sobre los fondos complementarios previsionales.

Tampoco vetó la reforma tributaria, pues esta pasó por el ministerio de la ley.

En ese mismo tiempo, Lasso ha enviado 11 objeciones parciales a leyes aprobadas por la Asamblea. Algunas de ellas, sin embargo, corresponden a proyectos aprobados en el período anterior, bajo la dirección de César Litardo.

En esos casos, pasar sus vetos ha sido sencillo. Un ejemplo es la Ley de Economía Circular Inclusiva, en la que la Asamblea aceptó 48 de las 53 observaciones que hizo. O las reformas al Código Penal sobre la violencia sexual digital, en las que el Pleno se allanó a 15 de las 19 objeciones.

Pero el escenario es distinto ya con las leyes que han sido aprobadas en segundo debate por la actual Asamblea. En este caso, a Lasso se le ha complicado pasar sus propuestas, en una muestra más de la debilidad de su bloque legislativo.

Vetos complicados

De los 11 vetos remitidos por Lasso a la Asamblea, seis corresponden a proyectos de ley que fueron aprobados en segundo debate por el actual Legislativo. En la mayoría, el resultado para el Ejecutivo ha sido negativo, pues los legisladores logran los votos para ratificarse en sus textos.

Que la Asamblea logre ratificarse en un texto es un panorama extraño a lo que ha sucedido en anteriores períodos.

La Constitución, denominada híperpresidencialista, hace complicado que el Legislativo deseche los vetos ejecutivos, pues para ello el Pleno necesita mayoría calificada (dos tercios o 91 votos) para hacerlo.

Sin embargo, en el caso de Lasso, sus vetos han sido rechazados con facilidad. Una muestra de ello es el primer veto que el Presidente envió a una propuesta de la actual Asamblea: la ley para la reactivación de Esmeraldas y Manabí.

En ese caso, el Ejecutivo envió 13 observaciones. Pero los legisladores lograron ratificarse en 12 textos tal como lo habían aprobado.

La última ley aprobada por el Pleno también es otra muestra: la llamada ley de defensa de los derechos de los clientes del Sistema Financiero. En este caso, Lasso presentó 32 objeciones, pero la Asamblea se ratificó en 20.

¿Veto total a la ley del aborto por violación?

Lasso anunció la posibilidad de un veto total a la ley que la Asamblea debate sobre el aborto por violación. "Mi obligación será vetar esa ley, a efectos de que no vaya más allá del fallo constitucional", aseguró el Mandatario hace unas semanas.

Sin embargo, esta aseveración cruza con el dictamen de la Corte Constitucional, que manda a la Asamblea a aprobar esa ley. Incluso la sentencia le daba al Legislativo un plazo de seis meses, que ya se venció.

Un veto total a la propuesta evitaría que la Asamblea trate el tema en un año. Por lo tanto, entraría en conflicto con la sentencia de la Corte Constitucional.

Un veto parcial, en cambio, podría modificar los temas más polémicos de la ley, como límite en el tiempo de gestación. Este es el tema que más debate causa entre los asambleístas, por lo que una objeción (si llega a haber consenso en la Asamblea) podría revivir el tema.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas