Los vetos del Ejecutivo llegan ‘con las justas’ a la Asamblea

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

10 Oct 2020 - 0:05

Foto de referencia: el presidente Moreno, junto a Johana Pesántez, secretaria jurídica de la Presidencia, firmando un decreto ejecutivo, en octubre de 2017. - Foto: Presidencia

Los vetos del Ejecutivo llegan ‘con las justas’ a la Asamblea

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

10 Oct 2020 - 0:05

En sus atribuciones como colegislador, el presidente Lenín Moreno ha vetado 39 proyectos de ley, tres de ellos totalmente. Los tiempos para emitir sus objeciones son mínimos en temas económicos urgentes y se tardan para otras normativas.

La Asamblea Nacional se encuentra a la espera de dos vetos importantes durante el próximo mes: a las reformas a la Ley Orgánica de la Función Legislativa y a las reformas a la Ley Orgánica de la Función Judicial. La expectativa de los legisladores es que las objeciones lleguen rápido, y que no sean totales y tiren por la borda su trabajo.

El veto total al Código de la Salud causó molestia dentro del Legislativo, sobre todo, porque se trataba de una propuesta que llevaba más de ocho años en trámite. Los primeros pasos en la elaboración de esa normativa se dieron en la Asamblea 2009-2013.

Desde mayo de 2017, el Presidente ha vetado 39 proyectos de ley, mientras que 13 han sido sancionados (enviados al Registro Oficial sin ningún cambio). Estos proyectos que no tuvieron objeciones son leyes cortas, reformatorias de pocos artículos, o de materias sin mayor relevancia.

Tiempos justos para las objeciones

El análisis de los vetos que ha emitido Moreno desde su posesión evidencia un tendencia: la mayoría de ellos llegan a la Asamblea en los últimos días de plazo. Su redacción está en manos de la Secretaría Jurídica de la Presidencia, a cargo de Johana Pesántez.

La Constitución establece que el Ejecutivo tiene 30 días para objetar un proyecto de ley desde la notificación de su aprobación. Pero, solo siete han sido remitidos en menos de dos semanas.

El veto al Código de la Democracia, por ejemplo, llegó la noche antes de que el plazo feneciera. Mientras que la objeción a la Ley para el Ordenamiento de las Finanzas Públicas, propuesta por el mismo Ejecutivo, llegó el día 30.

El veto al Código de la Salud también llegó con las justas, y en Carondelet no se cerró su redacción hasta horas antes de su envío.

Pero, los tiempos cambian cuando hay interés de la Presidencia. Los proyectos económicos son tramitados con más rapidez que los otros temas.

La Ley de Simplificación Tributaria, parte del proyecto con el Fondo Monetario Internacional, fue objetada en tres días. Y el veto a la Ley de Fomento Productivo llegó en dos días, a pesar de que el documento tenía 154 artículos.

Solo tres objeciones totales

De los 39 vetos que Moreno ha emitido, solo tres corresponden a objeciones totales. En estos casos, la Asamblea no puede volver a tratar el proyecto de ley ni sus propuestas en un año. Esto es justamente lo que pasó con el Código de la Salud.

Los otros dos vetos totales de Moreno fueron a las reformas a la Ley Orgánica de la Función Legislativa, en diciembre de 2017, y a la Ley Orgánica contra la Corrupción, en agosto de 2018.

Justamente porque ya fueron vetadas por Moreno unas reformas a la Ley de la Función Legislativa es que hay temor con las actuales propuestas. Una objeción total a la propuesta traería problemas, principalmente en la aprobación de la reforma constitucional que busca eliminar el Consejo de Participación Ciudadana.

Uno de los vacíos que la reforma recientemente aprobada incluye es la votación con la que deben pasar las reformas constitucionales. Actualmente no está especificado en la ley cuántos votos son suficientes para aprobar el cambio en la Constitución.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas