Domingo, 21 de abril de 2024

FMI cree que no es buena idea fusionar la CFN con BanEcuador

Autor:

Evelyn Tapia

Actualizada:

25 Sep 2023 - 5:30

La banca pública de Ecuador (CFN, Biess y BanEcuador) es la tercera más grande de América Latina en término de activos, dice el FMI.

Autoridades de BanEcuador durante la entrega de créditos con tasa de interés subsidiada. Septiembre de 2023.

Autor: Evelyn Tapia

Actualizada:

25 Sep 2023 - 5:30

Autoridades de BanEcuador durante la entrega de créditos con tasa de interés subsidiada. Septiembre de 2023. - Foto: Cortesía BanEcuador.

La banca pública de Ecuador (CFN, Biess y BanEcuador) es la tercera más grande de América Latina en término de activos, dice el FMI.

Ecuador es el tercer país de América Latina en donde los bancos públicos tienen más peso en el sector financiero, según el programa de evaluación al sector financiero, que realizó el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los primeros lugares los ocupan Costa Rica y Uruguay.

Así, según el FMI, los activos de las entidades de la banca pública, incluyendo al Banco del IESS (Biess), representan el 46% de los activos del sector financiero nacional.

No obstante, aunque tienen un peso importante en el sistema financiero ecuatoriano, las entidades tienen sistemas informáticos desactualizados y procesos de gestión del riesgo crediticio deficientes, advierte el informe.

Una muestra de ello es la Corporación Financiera Nacional (CFN), que tenía una tasa de morosidad de 28,5% hasta junio de 2023.

En cambio, el banco público BanEcuador tiene una morosidad de 24,2% a esa misma fecha.

Las dos entidades públicas tienen las tasas de morosidad de crédito más altas en el sistema financiero.

La CFN acumulaba unos USD 430 millones en cartera vencida en el primer semestre de 2022. De hecho, la administración de ese entonces publicó un listado de alrededor de 100 grandes deudores y comenzó un plan para cobrar ese dinero mediante juicios.

Esa cartera vencida se acumuló luego de un período en que la entidad otorgó millonarios préstamos a empresas con condiciones flexibles, sobre todo durante el Gobierno de Rafael Correa, entre 2014 y 2017.

Crítica a las condonaciones

Además, el FMI recomienda "eliminar las expectativas de condonación de deudas" en la banca pública.

Históricamente, en Ecuador las entidades de la banca pública han otorgado condonaciones a sus clientes.

Sucedió durante las operaciones del extinto Banco Nacional de Fomento y también en 2022 en BanEcuador, tras el paro nacional convocado por movimientos indígenas.

Y, durante la campaña por las elecciones presidenciales anticipadas, la candidata de izquierda del movimiento de la Revolución Ciudadana, Luisa González, ha prometido condonar deudas a clientes de BanEcuador.

Otra recomendación del multilateral a las autoridades es que "se concentren en reestructurar a las entidades problemáticas en lugar de fusionarlas".

Lo anterior, debido a que está en marcha un plan de fusión de la CFN y Banecuador, dispuesto por el presidente Guillermo Lasso.

La fusión tenía que culminar en enero de 2023, pero se aplazó hasta diciembre de 2024.

Según el FMI, la fusión debería suspenderse hasta que se realice una evaluación de viabilidad.

Biess no reporta a los clientes morosos

Una tercera recomendación del FMI es que mejore el esquema bajo el que opera el Biess, para que se asemeje más a una entidad administradora de fondos.

El organismo cree que el Biess debería reportar información a los burós de crédito; es decir reportar cuando un cliente no paga sus deudas.

En la actualidad, los burós de crédito elaboran puntajes para evaluar el comportamiento de pago de los clientes con préstamos en entidades privadas.

Con estos puntajes, la banca privada y cooperativas pueden decidir a quién otorgan préstamos, en función de su perfil de riesgo.

También se recomienda al Biess hacer un análisis de calidad de sus inversiones hipotecarias y fiduciarias.

Falta asesorar a clientes

Y una cuarta observación es que los programas de crédito público deberían ser parte de intervenciones más amplias, que incluyan servicios de asesoramiento empresarial.

En la actualidad, el Gobierno de Guillermo Lasso impulsa un programa de crédito con tasa de interés subsidiada, de 1% anual, para sectores agrícolas y productivos.

El FMI dice que los programas de crédito de la banca pública deberían centrarse en "nuevos prestatarios viables", pero desatendidos, e incluir incentivos para el reembolso de los préstamos.