La caída de ingresos complica la cadena de pagos del Gobierno

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

24 Ago 2020 - 0:03

El presidente Lenín Moreno y el ministro de Finanzas, Richard Martínez, durante una rueda de prensa, el 17 de febrero de 2020. - Foto: Presidencia

La caída de ingresos complica la cadena de pagos del Gobierno

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

24 Ago 2020 - 8:54

Hasta el 19 de agosto, el Presupuesto General del Estado se redujo un 24%, al pasar de USD 35.498 millones a USD 26.978 millones, según el Ministerio de Finanzas.

Las caídas de los ingresos petroleros por la rotura de los oleoductos y la recaudación tributaria por efecto de la pandemia del coronavirus obligan al Gobierno Central a recortar las preasignaciones y los presupuestos, y esto, a su vez, acumula atrasos en la entrega de recursos.

Casi todas las instituciones públicas que participan del Presupuesto del Estado se verán afectadas en lo que resta del año, con excepción de las instituciones que están en la primera línea de la emergencia sanitaria, como el sector de salud. Al menos esa es la promesa del Ministerio de Finanzas.

Según el Ministerio de Finanzas, el Presupuesto General del Estado (PGE) se redujo un 24%, al pasar de USD 35.498 millones a USD 26.978 millones hasta el 19 de agosto.

Esto, tras las nuevas estimaciones de ingresos petroleros y tributarios. Las proyecciones fueron realizadas por los Ministerio de Finanzas y de Energía, y por el Servicio de Rentas Internas (SRI).

Caída en los ingresos petroleros

En el caso de las exportaciones de crudo, el Ministerio de Energía estima una producción promedio de 473.714 barriles diarios en 2020, un 11,2% menos que lo proyectado a inicios de año.

Eso equivale a una reducción de 59.986 barriles diarios.

Además, en el Presupuesto General del Estado el Gobierno calculó un precio promedio por barril de petróleo de USD 51,30, pero fue recalculado a USD 34,12 debido a las caídas del precio de petróleo y de la demanda internacional.

Entonces, los ingresos por exportaciones petroleras serán de USD 5.899 millones en 2020, un 32% menos que lo registrado en 2019.

El año pasado, los ingresos por exportaciones petroleras alcanzaron los USD 8.680 millones, o el equivalente al 8,08% del Producto Interno Bruto (PIB), según el Banco Central.

Caída en la recaudación tributaria

El SRI también realizó un nuevo cálculo a los ingresos por recaudación tributaria en este año debido al impacto de la pandemia en las actividades económicas del país. 

El SRI proyectaba que la recaudación de este año, en un inicio, sin pandemia, sería de USD 13.900 millones. Pero con la última estimación, Ecuador tendría ingresos por USD 11.500 millones.

Entre enero y julio de 2020, la recaudación de impuestos cayó 18,1% en comparación con el mismo periodo del año pasado, según estadísticas del SRI.

Este derrumbe es equivalente a una reducción de USD 1.597 millones de los ingresos del Estado por recaudación de tributos en el periodo.

Cadena de efectos

El Ministerio de Finanzas dijo a PRIMICIAS que, ante la caída de ingresos, las instituciones que reciben dinero del Presupuesto del Estado deben priorizan la calidad del gasto.

Finanzas insta a las entidades públicas que promuevan la reducción en el gasto corriente.

Uno de los grupos que han visto sus transferencias reducidas son los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) o gobiernos seccionales.

La reducción en las preasignaciones alcanzaría el 20% en este año, o el equivalnte a USD 686 millones, en comparación con lo previsto a inicio de 2020.

En enero de 2020 estaban previstas transferencias por USD 3.428 millones. Con los recortes presupuestarios, las preasignaciones a los gobiernos seccionales caerían a los USD 2.742 millones en este año.

El director Ejecutivo del Consorcio de Gobiernos Provinciales del Ecuador (Congope), Edwin Miño, dijo a PRIMICIAS que las prefecturas están haciendo una reprogramación en la inversión pública.

“Por la falta de recursos habrá una reprogramación en la ejecución de obras. Por ejemplo, el adoquinado de una calle se realizaría en tres etapas”, dijo Miño.

El decano de la Escuela de Negocios de la Universidad de las Américas (UDLA), Fidel Jaramillo, asegura que los recortes presupuestarios no deben afectar las ayudas sociales (bonos) que reciben las familias más vulnerables.

Más bien, Jaramillo considera que una forma de recortar los gastos es a través de la reducción de salarios en el sector público, aplicando la Ley Humanitaria.

“Es preferible tener un recorte en el salario que perder el empleo”.

Fidel Jaramillo

Jaramillo expone otras recomendaciones para recortar el gasto público en lo que resta del año:

  • No empezar nuevas obras y priorizar el mantenimiento de la obra existente.
  • Terminar las obras que registran avances significativos en su ejecución.
  • Reducir presupuestos para comunicación, eventos, acciones comunitarias y capacitaciones.

De manera paralela, el Ministerio de Finanzas seguirá acumulando atrasos porque no tiene liquidez, dijo Jaramillo.

Hasta el 21 de agosto, los atrasos alcanzaban los USD 3.341 millones.

Y el problema, afirma Jaramillo, es que la acumulación de atrasos ocasionaría una posible ruptura de la “cadena de pagos”.

“Si el Gobierno no le paga al contratista, este no le pagará a los subcontratistas. A su vez, estos no pagarán sus obligaciones a sus empleados, y los empleados, como no tienen dinero, no pueden pagar sus deudas como el arriendo o la tarjeta de crédito“.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas