Ecuador tiene por delante dos años de un fuerte ajuste económico

Economía

Autor:

Wilmer Torres, Silvio Guerra

Actualizada:

6 Oct 2020 - 0:05

El presidente Lenín Moreno suscribió un acuerdo entre el Gobierno Nacional y jubilados para el pago de compensaciones jubilares, el 5 de octubre de 2020. - Foto: Presidencia

Ecuador tiene por delante dos años de un fuerte ajuste económico

Autor:

Wilmer Torres, Silvio Guerra

Actualizada:

6 Oct 2020 - 15:22

PRIMICIAS le muestra en datos las metas acordadas entre Ecuador y el FMI: entre ellas una reforma tributaria que supone una elevación del IVA a 15% y cambios en el Impuesto a la Renta.

Nota actualizada con incremento del IVA y del Impuesto a la Renta.

Ecuador se ha comprometido con el Fondo Monetario Internacional (FMI) a realizar ajustes macroeconómicos para mitigar el impacto de la crisis y estabilizar las finanzas públicas hasta 2022.

Las metas son parte del acuerdo que aprobó el FMI el 30 de septiembre para que Ecuador accediera a un programa de crédito por USD 6.500 millones a 27 meses.

En ellas se incluye una reforma tributaria que prevé:

  • Un incremento gradual del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 3 puntos porcentuales desde el actual 12% hasta llegar al 15%.
  • La reducción de la exención de IVA para las universidades.
  • La eliminación de la devolución del IVA para los ciudadanos de la tercera edad.

Mientras que los cambios sugeridos al Impuesto a la Renta (IR) pasan por la inclusión del decimotercero y decimocuarto salarios en la base de ingresos para el cálculo del IR.

Esto como parte de la reforma tributaria que tendrá que realizar Ecuador el año entrante y que debiera estar aprobada para septiembre de 2021.

El ajuste en cifras

El nuevo acuerdo supone un ajuste fiscal equivalente a 6,3 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) entre 2021 y 2022, a través de la reducción del gasto público y el incremento de ingresos, especialmente tributarios.

El ajuste sería de 3,3 puntos porcentuales en 2021 y de 3,0 en 2022, de acuerdo con el FMI.

Aunque el FMI considera que Ecuador se recuperará de esta crisis y recobrará fuentes importantes de ingresos, como las exportaciones petroleras, prevé que la economía del país caerá 11% en 2020.

Y, en términos reales, solo volveremos a ver recién en el segundo trimestre de 2025 los niveles que el PIB tenía a finales de 2019.

El PIB es una medida del tamaño y del valor creado por toda la economía ecuatoriana en un año.

Por qué tan golpeados

Parte del ajuste necesario para sacar la economía adelante deberá ser realizado por el nuevo Gobierno, que asumirá el poder en mayo de 2021 tras las próximas elecciones de febrero.

Las dificultades en las que se halla Ecuador se agravaron, según el FMI, por las medidas de restricción para contener el avance de la pandemia de Covid-19 en el país y en el mundo y por la fuerte caída de los ingresos petroleros y tributarios en la primera mitad de 2020.

Este año el déficit fiscal llegará a casi el 9 % del PIB, lo que equivale a USD 8.300 millones, un deterioro de 5,3 puntos porcentuales del PIB comparado con el déficit de 2019.

El déficit fiscal es el faltante de recursos que emerge cuando los ingresos del país no alcanzan a cubrir todos los gastos.

Pese a los recursos que los organismos multilaterales han prestado a Ecuador, los ingresos del Presupuesto General del Estado (PGE) caerán de USD 35.914 millones a USD 28.008 millones entre 2019 y 2020 debido a los siguientes motivos:

  • El colapso del precio internacional del petróleo provocó una reducción de ingresos de 2 puntos porcentuales del PIB.
  • La rotura de los oleoductos SOTE y OCP provocó que los ingresos cayeran otros 0,8 puntos porcentuales del PIB.
  • La reducción en la actividad económica por efecto de la pandemia tuvo un impacto de 8,2 puntos porcentuales del PIB.

El ministro de Finanzas, Richard Martínez, explica que la caída de ingresos este año obedece también a la imposibilidad de concretar el plan para concesionar tres activos del Estado (monetización), por un monto de USD 2.000 millones.

Un ambiente de pandemia mundial hizo que este objetivo se volviera más lejano.

De manera paralela, el gasto público también sufrirá una caída al pasar de USD 39.319 millones en 2019 a USD 36.308 millones este año, especialmente por la reducción en la nómina del Estado y por un ahorro en la importación de combustibles del orden de USD 1.400 millones.

Y el próximo año

En 2021, Ecuador debe hacer un ajuste equivalente al 3,3 % del PIB, o unos USD 2.900 millones.

Según el acuerdo con el FMI, el recorte del gasto el próximo año viene de la mano de una reducción en el número de empleados públicos al igual que del presupuesto para bienes y servicios.

También se cuentan los ahorros derivados de la liquidación de las empresas públicas deficitarias y por la reducción de los intereses que debe pagar Ecuador por el servicio de su deuda externa, tras la renegociación de los bonos Global.

Mientras que en 2022 el objetivo es un ajuste fiscal que equivalga al 3% del PIB y lograr un superávit de 0,6% del PIB.

Eso equivale a un superávit de USD 601 millones por el aumento de ingresos y la reducción de gastos.

Según las proyecciones, en 2022, Ecuador registrará ingresos por USD 35.562 millones, mientras que los egresos serán de USD 34.961 millones, en un escenario en el que la pandemia de Covid-19 ha sido controlada.

El incremento de ingresos para el Presupuesto General del Estado obedecería al aumento de la recaudación de impuestos por un mejor desempeño de la economía y por una reforma tributaria que debería ser aprobada en el segundo semestre de 2021. 

En 2022, Ecuador espera aumentar la recaudación en 2 puntos porcentuales del PIB.

Los ahorros por la aplicación de la banda de precios a los combustibles, vigente desde mayo de 2020, es un factor que también contribuye a la estabilización de la economía.

Según el Fondo, la reforma a los subsidios significará ahorros fiscales de casi USD 3.000 millones entre 2020 y 2025 y destaca que Ecuador por fin podrá poner en marcha mecanismos para que el subsidio a los combustibles no vaya al bolsillo de la población con más ingresos.

Parte de esos recursos (0,9%) servirá para apoyar a las familias más vulnerables a través de programas sociales.

Reducción de la deuda pública

Ecuador debe disminuir la deuda pública al 57% del PIB en 2025. El Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas (Coplafip) establece esa meta.

En agosto de 2020, la deuda pública total de Ecuador ascendió a USD 59.264 millones, es decir, el 61,4% del PIB, según el último reporte del Ministerio de Finanzas.

“La idea es darle sostenibilidad al país a largo plazo”, dijo Martínez durante una rueda de prensa virtual el 5 de octubre de 2020.

Descargue aquí el texto completo del acuerdo con el FMI (PDF):


También le puede interesar:

Noticias relacionadas