New Stratus Energy: nueva oferta por los activos de Repsol en Ecuador

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

18 Oct 2021 - 0:04

Un taladro en el Bloque 16, operado por la compañía Repsol, en agosto de 2018. - Foto: Repsol.

New Stratus Energy: nueva oferta por los activos de Repsol en Ecuador

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

19 Oct 2021 - 8:21

New Stratus Energy tiene una carta de intención con la empresa española Repsol para adquirir sus activos en el país. La canadiense dice que podría invertir USD 200 millones en dos bloques petroleros.

La compañía canadiense New Stratus Energy (NSE) presentó el 15 de octubre de 2021 una solicitud de aprobación al Ministerio de Energía de Ecuador para adquirir el 35% de participación de los bloques petroleros 16 y 67.

Estos dos bloques se ubican en la provincia de Orellana y son operador por la empresa española Repsol.

La transacción no incluye la participación de 29,6% de Repsol en el Oleoducto de Crudos Pesados (OCP).

New Stratus Energy se dedica a la adquisición, exploración y desarrollo de proyectos petroleros en Sudamérica y ahora busca incursionar en Ecuador.

La propuesta de adquisición ocurre en medio de la promesa del Gobierno de duplicar la producción petrolera de aquí a 2025, con una fuerte participación de la inversión privada.

“Esta es una transacción totalmente nueva”, dice el presidente y director de New Stratus Energy, Jose Francisco Arata, luego que en octubre de 2020, el Ministerio de Energía no autorizó la venta de los activos de Repsol.

En ese momento, el Ministerio argumentó que la empresa canadiense no cumplía con los requisitos de ley ecuatoriana.

Nuevo proceso de adquisición

Héctor Paz y Miño, asesor externo de New Stratus Enery, dice que la transacción entre New Stratus y Repsol se realizaría fuera del país, en España.

Además, según Paz y Miño, el proceso de compra “no cambiará la estructura de la empresa, la capacidad financiera, ni los planes que tiene actualmente la compañía española para los dos bloques petroleros”.

Por otra parte, cuando en octubre de 2020 no se autorizó la primera venta de Repsol a New Stratus Energy, el Ministerio de Energía usó como argumento el Decreto Ejecutivo 1363.

Un decreto que se firmó en la presidencia de Gustavo Noboa, en marzo de 2001.

Según este decreto, en ningún caso, la venta de los derechos y obligaciones del contrato podrá originar el deterioro financiero y la capacidad operativa de los servicios petroleros.

Pero ahora, en 2021, Paz y Miño afirma que el decreto 1363 no puede aplicarse a la nueva transacción, pues no se trata de una transferencia de derechos contractuales.

De acuerdo con Paz y Miño, se trata de “la venta del 100% de acciones que tiene la empresa española en esos bloques a la compañía canadiense”.

“En la carta de interés enviada al Gobierno le decimos qué tipo de transacción es, cuál es nuestro plan de inversiones, y sobre todo, le enviamos la documentación de la trayectoria de los ejecutivos de New Stratus Energy”, recalca Héctor Paz y Miño.

Nuevas operaciones

La mayoría de los ejecutivos de New Status Eenergy han trabajado en la petrolera Pacific Rubiales. Esta última fue reestructurada y cambió de nombre a Frontera Energy y tiene operaciones en Colombia, Ecuador, Guyana y Perú.

Los ejecutivos también han trabajado en la petrolera estatal venezolana PDVSA, en la rusa Gazprom y en la gigante de servicios petroleros Schlumberger.

Arata, presidente y director de New Stratus Energy, dice que la compra del 100% de las acciones de Repsol en Ecuador involucra una operación de más de USD 40 millones.

Pero precio final de la transacción dependerá, por ejemplo, del número de meses que le queden al contrato de servicios específicos que tiene Repsol con el Estado.

Ese contrato vence según los términos originales en diciembre de 2022, pero podría ser extendido. New Stratus Energy aspira a una extensión por 20 años más.

Además, el monto de la transacción dependerá de la variación de los precios internacionales del petróleo. Mientras más alto es el precio del crudo, sube el costo de adquisición.

La adquisición, según los ejecutivos de New Stratus Energy, también implica garantizar el empleo de los 408 funcionarios que actualmente tiene Repsol.

Plan de acción

La nueva propuesta viene acompañada de un plan de inversión inicial de USD 200 millones entre 2022 y 2023, respaldado por el banco de inversiones estadounidense Goldman Sachs y otros tres bancos canadienses, según New Stratus Energy.

Las inversiones se harían una vez que la empresa canadiense adquiera las acciones de Repsol en Ecuador y que migre del actual contrato de servicios específicos en los bloques 16 y 67 a un contrato de participación.

Dentro del plan de inversiones existe una propuesta técnica para operar los dos bloques petroleros.

Esta última propuesta está respaldada por la empresa de servicios petroleros Baker Hughes, de Estados Unidos, según Arata.

La propuesta técnica consiste en la perforación de 30 nuevos pozos de desarrollo en lugares donde ya existen reservas petroleras probadas, que se sumarían a los 107 pozos activos que hay en los dos bloques petroleros.

Actualmente, los dos bloques producen un promedio cercano a los 16.000 barriles diarios, según la Agencia de Regulación y Control (ARC).

Pero, según Arata, la producción de crudo está en declive porque estos campos no han sido objeto de inversiones en perforación desde hace más de ocho años.

De acuerdo a los cálculos de New Stratus Energy, la producción de los dos bloques pasó de 55.000 barriles diarios a cerca de 16.000 barriles por día entre 2015 y 2021.

Si se aumenta la producción con nuevas perforaciones, “no habría un impacto ambiental nuevo porque se estaría perforando en zonas que ya están en producción”, dice Camilo Valencia, director de operaciones de New Stratus Energy.

Otra tarea que haría la empresa, en caso de adquirir los activos de Repsol, es ‘reintervenir’ en 83 pozos suspendidos en los bloques 16 y 67. Este proceso tomaría al menos un año.

Según Valencia, con las nuevas inversiones previstas la producción podría subir entre 7.000 y 8.000 barriles diarios adicionales.

New Stratus Energy asegura que entre sus planes también está participar en las próximas rondas Intracampos, para realizar actividades de exploración petrolera en otras zonas de la Amazonía ecuatoriana.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas