Unas 108.940 personas continúan teletrabajando en el país

Economía

Autor:

Mónica Orozco

Actualizada:

11 Dic 2021 - 0:04

Imagen referencial. Una mujer teletrabaja en junio de 2021. - Foto: Cortesía OIT

Unas 108.940 personas continúan teletrabajando en el país

Autor:

Mónica Orozco

Actualizada:

11 Dic 2021 - 0:04

Aunque hay 444.302 empleados públicos y privados registrados para teletrabajar, solo una cuarta parte de ellos labora bajo esta modalidad y la mayoría son mujeres.

El número de teletrabajadores registrados en Ecuador se redujo en noviembre de 2021 por primera vez desde marzo de 2020, cuando empezó la pandemia de Covid-19 y, con ella, los aislamientos y las restricciones.

Actualmente, hay 444.302 empleados registrados para teletrabajar, pero de ellos solo 108.940 personas trabajan desde casa. La mayoría son mujeres.

La pandemia produjo que el número de teletrabajadores registrados se multiplicara, al pasar de 15.292 trabajadores en febrero de 2020 a 340.846 en marzo de 2020.

Desde ese mes la cifra de teletrabajadores registrados fue subiendo de forma lenta hasta noviembre de 2021, cuando se observa una ligera caída.

Entre julio de 2021 y noviembre de 2021 hay 13.378 teletrabajadores menos registrados, la baja es más pronunciada en el sector privado.

Solución de emergencia

La baja en el pelotón de teletrabajadores se explica, en parte, por la reactivación de las actividades comerciales, lo que alentó un retorno progresivo al trabajo presencial.

Ese retorno paulatino de los empleados a las oficinas ha sido impulsado por el mismo Ministerio de Trabajo.

Pero no es el único factor. Nataly Mayorga, exdirectora nacional de Teletrabajo en el Ministerio del ramo, dice que trabajar en casa se adoptó en muchas empresas como una solución de ‘emergencia‘, sin una correcta implementación.

El teletrabajo tiene que continuar, pero debe ser fortalecido con una política pública.

Nataly Mayorga / Exdirectora de Teletrabajo del Ministerio de Trabajo.

Antes de la pandemia, el Acuerdo 190 del Ministerio de Trabajo fijó procesos para una efectiva implementación del trabajo en casa, explica Mayorga.

Los lineamientos iban desde la capacitación, el análisis de los puestos y la evaluación del perfil de los empleados hasta los procesos de seguimiento, pero todos fueron derogados.

En su lugar se estableció un teletrabajo de ‘emergencia’, ante las circunstancias inesperadas que vive el mundo, pero esta salida subsiste en Ecuador sin una política pública por detrás.

Desconexión se regulará

La reforma laboral que el Gobierno enviará posiblemente en abril a la Asamblea contiene un capítulo referente al teletrabajo.

El ministro de Trabajo, Patricio Donoso, dice que la reforma plantea que los empleadores doten de equipos e Internet a los teletrabajadores.

Otro aspecto que se propone elevar a Ley es el derecho a la desconexión del trabajador, para evitar que laboren de forma excesiva.

Según Donoso, el derecho a la desconexión regirá al terminarse las ocho horas de la jornada regular de un teletrabajador, “a menos que exista un pedido expreso del empleador para que el empleado trabaje un poco más”.

El derecho a la desconexión regirá al terminar las ocho horas de la jornada regular de un teletrabajador.

Patricio Donoso / Ministro de Trabajo.

Ahora, el derecho a desconexión solo está regulado mediante Acuerdo Ministerial y es “de, al menos, 12 horas continuas en un período de 24 horas“.

Para Mayorga, la reforma tal cual está planteada es incompleta, pues el teletrabajo debería ser regulado de manera integral.

Noticias relacionadas