Cuatro casos y hasta 39 años de cárcel: la realidad de Daniel Salcedo

Política

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

13 Nov 2020 - 0:04

Daniel Salcedo, investigado por la Fiscalía por el presunto delito de peculado en el hospital de Ceibos, sufrió un accidente de avioneta, el 8 de junio. - Foto: PRIMICIAS

Cuatro casos y hasta 39 años de cárcel: la realidad de Daniel Salcedo

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

13 Nov 2020 - 0:04

Es uno de los rostros más visibles asociados a la corrupción durante la pandemia. Daniel Salcedo pasó de ser un poco conocido empresario a uno de los objetivos de la justicia ecuatoriana.

Dos casos por corrupción, asociados al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y a los hermanos Bucaram Pulley. Y dos casos a raíz de su intento de escape a Perú. Esa es la lista de procesos que Daniel Salcedo tiene pendientes con la justicia.

Desde mayo de 2020, su nombre ha copado varias portadas de medios de comunicación. Silenciosamente ganó espacio y poder en la administración de los Hospitales del IESS en Guayaquil y se hizo de varios contratos con irregularidades.

Luego de seis meses, la Fiscalía empieza a poner fin a su parte investigativa. Salcedo ya ha sido llamado a juicio por los supuestos delitos de lavado de activos y fraude procesal. Ambos casos se derivaron de su fallida fuga hacia Perú.

El 1 de diciembre se definirá si irá a juicio por el presunto delito de peculado por la venta de bolsas de cadáveres. Y, a finales de noviembre se cerrará la instrucción fiscal del proceso en el que se investiga la adjudicación irregular de contratos en el IESS.

Los casos, por peculado, fraude procesal, lavado de activos y delincuencia organizada, podrían significar para Salcedo una pena acumulada de 39 años de prisión. Esto si es sancionado con la pena máxima en cada caso.

Además, en los procesos de lavado de activos y delincuencia organizada también está siendo investigado su hermano Noé. Él, en cambio, podría recibir una pena total de hasta 23 años de prisión.

El Código Orgánico Integral Penal (COIP) establece que el máximo de acumulación de penas para una persona es de 40 años.

Sin embargo, en la misma norma hay una subregla. Esta ordena que la suma de las condenas de una persona no puede ser mayor al doble de la pena más alta.

Es decir, tanto Daniel como Noé Salcedo no podrán acumular más de 26 años en una prisión.

Los casos

Delito: Peculado

Caso I

Delito: Peculado

Pena máxima: 13 años de cárcel

El primer caso es por peculado. Además de Salcedo, están vinculadas al proceso siete personas más, entre exfuncionarios del IESS y colaboradores de sus empresas.

En este proceso ya concluyeron las investigaciones. La audiencia preparatoria de juicio se debía realizar el 6 de noviembre. Sin embargo, por pedido de la Fiscalía y del propio Salcedo, se difirió para el 1 de diciembre a las 09:30.

En mayo de 2020, a raíz de un parte policial, la Fiscalía empezó a investigar un presunto delito en la compra de fundas para cadáveres por parte del Hospital Los Ceibos del IESS, en Guayaquil.

Cada bolsa fue adquirida a USD 148, cuando en el mercado su valor es de USD 12.

El contrato fue adjudicado a Silverti S.A. por USD 594.000. Y parte de este dinero fue transferido en favor de la empresa Bioim CIA.

Esta compañía está vinculada a Ecap-Mediq. Daniel Salcedo fue accionista de esta última empresa hasta el 7 de mayo de 2020.

Tres días después de los allanamientos, Salcedo transfirió el paquete de 400 acciones a su amigo y colaborador Jorge San Lucas, también procesado.

Delito: Lavado de activos

Caso II

Delito: Lavado de activos

Pena máxima: 13 años de cárcel

En este caso son procesados tanto Daniel Salcedo, como su hermano Noé (foto). Además, es uno de los dos procesos que ya tiene llamamiento a juicio.

El 9 de noviembre de 2020, un juez de Huaquillas dio paso a la acusación fiscal y llamó a juicio a cuatro personas y seis empresas:

  • Daniel y Noé Salcedo, en calidad de autores.
  • Jorge San Lucas y Jorge Sánchez, colaboradores de los Salcedo, en calidad de cómplices.
  • Industrias Saldan obo, Mareworldgroup, Higcistem, Paliye, Salnoedan Productions y HDC Producciones, que tienen vinculación a los Salcedo, como participes del lavado de activos.

Luego de que explotó el escándalo de corrupción en el Hospital Los Ceibos, Daniel Salcedo intentó escapar a bordo de una avioneta hacia Perú pero se accidentó.

A la par de su escape aéreo, por tierra, su hermano Noé intentó cruzar a Perú vía terrestre. El 9 de junio fue detenido en Huaquillas con USD 49.000 en efectivo, cuya procedencia no pudo justificar.

Delito: Fraude procesal

Caso III

Delito: Fraude procesal

Pena máxima: Tres años de cárcel

Este caso también se desprende del intento de fuga hacia Perú de Daniel Salcedo, a bordo de una avioneta. Y es el segundo que tiene llamamiento a juicio.

El 30 de octubre de 2020, la jueza Mónica Caicedo llamó a juicio a cuatro personas.

  • Daniel Salcedo y el piloto Franklin Lara, en calidad de autores.
  • Jocelyn Mieles, novia de Salcedo en calidad de cómplice.
  • Alfredo Adum, dueño de la avioneta, también como cómplice.

Pese a que ya tenía orden de detención por el escándalo en el IESS, Salcedo pretendió salir del país con nombres falsos, induciendo a engaños a las autoridades judiciales.

El 8 de junio, junto a otras tres personas, abandonó el país a bordo de una avioneta. Pero, esta se accidentó en el norte de Perú. Y Salcedo, finalmente, fue repatriado.

Delito: Delincuencia organizada

Caso IV

Delito: Delincuencia organizada

Pena máxima: 10 años de cárcel

Es el único de los cuatro casos que todavía está en investigación. En este, al igual que en el de lavado de activos, están vinculados tanto Daniel como Noé Salcedo.

Además, en este proceso que tiene 17 implicados, están procesados los hermanos Abdalá, Jacobo y Michell Bucaram. Y la esposa del primero, Gabriela Pazmiño.

También fue vinculado, recientemente, Paúl Granda, expresidente del Consejo Directivo del IESS.

El caso, que empezó por una presunta asociación ilícita y se reformuló hacia delincuencia organizada, investiga la supuesta adjudicación irregular de contratos, mediante convenios de pago a través de hospitales del IESS.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas