Siete claves para entender lo que pasa en la Contraloría con Celi preso

Política

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

18 Jun 2021 - 0:05

De izq. a der. Hugo Pérez, exsubcontralor, Pablo Celi, contralor subrogante, y Valentina Zárate, subcontralora, durante la lectura de un informe borrador de auditoria, en 2018, - Foto: Flickr / Sio El Ciudadano

Siete claves para entender lo que pasa en la Contraloría con Celi preso

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

18 Jun 2021 - 11:14

En la Contraloría General del Estado hay una especie de acefalía. Aunque esté preso, Pablo Celi no encargó su puesto y funge como contralor desde la Cárcel 4.

Además de los líos legales de sus máximas autoridades, Pablo Celi y Valentina Zárate, quienes son investigados por presuntos delitos de corrupción y una supuesta usurpación de funciones, respectivamente, ahora, la entidad tiene un problema administrativo.

Celi, detenido desde el 13 de abril de 2021, recibió una licencia médica y debía encargar su puesto. Pero, no lo ha hecho y sigue siendo el contralor general desde la Cárcel 4.

A continuación, PRIMICIAS le presenta en siete claves los orígenes y el desarrollo de esta crisis institucional en la Contraloría.

  • La huida de Pólit

    La inestabilidad institucional de la Contraloría se inició en junio de 2017. A comienzos de ese mes, Carlos Pólit, quien era el contralor general, salió del país hacia Estados Unidos con una licencia médica.

    Tres meses antes, Pólit había sido reelecto para su tercer período como contralor y debía estar en el cargo hasta 2022.

    Pero Pólit nunca volvió y, en su ausencia, la Asamblea Nacional lo censuró y lo destituyó. La Corte Nacional de Justicia lo sentenció por concusión en el caso Odebrecht.

  • El ascenso de Celi

    Ante la ausencia de Pólit, el cargo de contralor General del Estado lo asumió Pablo Celi, quien había sido el subcontralor y mano derecha de Pólit por varios años.

    El ascenso de Celi también estuvo marcado por la polémica por la aparición de un video en que el que, supuestamente, el funcionario rompía la acción de personal con la que se notificaba su destitución. Sabett Chamoun también reclamaba ser la sucesora de Pólit.

    Pero Celi ganó la partida y, en un momento político marcado por el rompimiento entre los expresidentes Lenín Moreno y Rafael Correa, ganó relevancia y popularidad con varias decisiones polémicas, como la destitución del exvicepresidente Jorge Glas.

    Además, la época coincidió con la reestructuración del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs).

    Eso evitó que se eligiera de inmediato al nuevo titular de la Controlaría.

  • El blindaje para Celi

    A inicios de 2018, los consejeros de Participación Ciudadana que habían sido elegidos en el gobierno correísta fueron destituidos. Y llegó el Consejo Transitorio liderado por Julio César Trujillo (fallecido en mayo de 2019).

    Sobre el final de su gestión, el Transitorio decidió ratificar a Celi hasta que terminara el período para el que fue electo Pólit, es decir hasta 2022.

    O, en su defecto, hasta que se aprobara una reforma para convertir a la Contraloría en un Tribunal de Cuentas. Esa fue una propuesta del propio Celi.

    Esa reforma nunca se concretó y Celi aseguró su estancia en la Contraloría.

  • Celi a prisión

    El 13 de abril de 2021, en medio de varios operativos de la Fiscalía y de la Policía, Pablo Celi fue detenido y procesado por presunta delincuencia organizada en el caso Las Torres.

    La Fiscalía lo señala por, presuntamente, autorizar el desvanecimiento de cinco glosas por USD 13 millones en favor de la empresa Nolimit, proveedora de Petroecuador.

    El juez nacional Felipe Córdova dispuso prisión preventiva para Celi, quien la cumple desde el 13 de abril en la Cárcel 4 de Quito.

  • La licencia sin sueldo, el Covid y las vacaciones

    Detenido e imposibilitado de ejercer su cargo, Pablo Celi se acogió a un beneficio del servicio público y tomó 60 días de licencia sin sueldo.

    Ese período concluyó el 12 de junio de 2021. Y, sin un justificativo más, Celi corría el riesgo de perder su cargo por abandono.

    Sin embargo, el 10 de junio, Celi dio positivo para Covid-19 y estuvo internado seis días en el Hospital Eugenio Espejo. Luego volvió a la prisión.

    Por esta enfermedad, la Contraloría concedió a Celi una licencia médica. Lo que le da un plazo más antes de tener que volver a su puesto.

    Esa licencia es indefinida y depende de la evolución de su salud. Pero, la defensa de Celi ha anunciado que luego de que termine el permiso, el Contralor tomará 58 días de vacaciones que tiene acumulados.

  • La subrogante del subrogante

    Cuando Celi tomó la licencia sin sueldo, según la normativa interna de la Contraloría, su cargo debía ser asumido por la subcontralora, Valentina Zárate, en calidad de subrogante.

    Esa movida administrativa fue criticada. Al ser Celi un contralor subrogante, Zárate se convirtió en la contralora subrogante de un funcionario subrogante. Y esa figura no existe legalmente.

    Sin embargo, la subrogación concluyó el mismo 12 de junio cuando terminó la licencia sin sueldo de Celi.

    Con la licencia médica concedida después, en cambio, lo que procedía era encargar el cargo de Contralor General por parte de Celi.

    Pero, hasta el 17 de junio de 2021, Celi no encargó su puesto a nadie. Es decir, lo está ejerciendo desde la Cárcel 4.

    Entre tanto, la Fiscalía abrió una investigación por presunta usurpación de funciones contra Zárate. Un denunciante anónimo dijo que no existe la acción de personal con la que Zárate asumió el puesto de contralora.

  • La Asamblea y el Cpccs no reaccionan

    Mientras la Contraloría sufre inestabilidad institucional, las entidades legalmente obligadas a fiscalizar y a designar a las autoridades de esta entidad no han reaccionado.

    El 5 de mayo de 2021, Juan Lloret, asambleísta por la revolución ciudadana, presentó un juicio político contra Celi por supuesta arrogación de funciones.

    Sin embargo, un mes después el proceso todavía no ha empezado a tratarse en la Comisión de Fiscalización.

    Por otro lado, el Consejo de Participación Ciudadana tiene la facultad de nombrar al nuevo titular de la Contraloría.

    Para esto no debe esperar a que Celi sea destituido ni sentenciado, ya que él es subrogante y hay una ausencia definitiva del titular desde 2017.

    Pero, por el momento, la designación está solo en proyecto. El Consejo todavía no tiene ni el reglamento del concurso que es el paso previo para abrir las postulaciones.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas