Compromiso Social se fracciona entre sus fundadores y el correísmo

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

30 Jul 2021 - 0:05

Paola Pabón, Vanessa Freire y María Luisa Maldonado, en Chiriyacu, el 21 de marzo de 2019. - Foto: @AlexTonello5

Compromiso Social se fracciona entre sus fundadores y el correísmo

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

30 Jul 2021 - 0:05

Los bloques de concejales quiteños y asambleístas de Fuerza Compromiso Social pierden figuras entre quienes no pertenecen al correísmo.

Desde que el correísmo perdió el control de Alianza PAIS, en agosto de 2017, ha pasado por alianzas momentáneas con varias tiendas políticas, buscando una en la que establecerse para continuar con su proyecto político.

Cuatro años después, ese objetivo empieza a consolidarse a través de la intención de fusionar su movimiento de facto “Revolución ciudadana” con el movimiento político Fuerza Compromiso Social (FCS), que los ha auspiciado en las últimas dos elecciones.

Ese camino tampoco se presenta fácil. Los espacios de poder que ganaron en las seccionales de 2019 y las generales de 2021 con la lista 5, fundada por el exministro de Inclusión Iván Espinel -sentenciado por lavado de activos-, tienen fracturas.

El ejemplo más reciente es lo que ocurre en el Municipio de Quito. Tras la remoción del exalcalde Jorge Yunda, la vicealcaldía quedó en manos de Brith Vaca, fundadora de FCS. Ella fue apoyada por dos concejalas del movimiento, Mónica Sandoval y Gissela Chalá, además de todos los concejales de otras tiendas políticas.

Eso pese a que el bloque, en conjunto con el buró político, decidió no proponer candidatos, ni apoyar a los que se presenten.

Por ello, la presidenta del movimiento, la legisladora correísta Raisa Corral, que ocupó el puesto tras la renuncia del excandidato presidencial, Andrés Arauz, anunció que tomarán medidas “para desterrar de sus filas a cualquiera que se deje guiar por sus vanidades”.

En entrevista con PRIMICIAS, Vaca recordó que ella no pertenece a la llamada revolución ciudadana, sino a quienes dieron la bienvenida al correísmo a la organización.

Y lamenta que, ahora, estén “destruyendo lo que construimos en 2011; ya no les gusta el ideario, el estatuto, el logo, los colores. Si no le cambian el número es porque no pueden”.

Vaca se pregunta “¿quiénes son los traidores y los oportunistas?”. Porque recuerda que, cuando el correísmo estaba “naufragando”, ellos les dieron la mano y les subieron “al barco para que no se ahoguen”.

“Nos quieren botar, quieren destruir nuestra casa”, lamenta la Vicealcaldesa. Y agrega que, con el cambio de identidad de Fuerza Compromiso Social, que se realizará en agosto, no podría desafiliarse de un movimiento que ya no existe.

Ya no existe una alianza, existe una invasión del correísmo. A toda la militancia de FCS nos han hecho a un lado.

Brith Vaca, fundadora de FCS

El expresidente Rafael Correa dijo en el programa de su aliado Jimmy Jairala, Un café con JJ, que el acuerdo electoral para 2021 fue que FCS “ellos ponían ciertas candidaturas, pero después nos pasaban el partido, porque la revolución ciudadana no tenía uno”.

Según el exmandatario, la estrategia se dio para evitar un “boicot” de las autoridades que les impidieron tres veces inscribir su propio partido.

Una vez que FCS recuperó la personería jurídica, agregó, “ya estamos nosotros gobernando, si cabe el término, lista 5 y la idea es que sea el partido de la revolución ciudadana”.

En la asamblea nacional de la agrupación en agosto, Correa dijo que apoyará la lista encabezada por la exlegisladora Marcela Aguiñaga, quien espera que presida el movimiento que esperan estructurar.

Otra baja previa en la Asamblea

Apenas dos días antes del anuncio sobre un futuro destierro de las concejalas no correístas de Fuerza Compromiso Social, la última presidenta orgánica del movimiento, Vanessa Freire, anunció su salida de la organización.

La legisladora por Los Ríos planteó las quejas que se empezaron a arrastrar después de que la mayoría de autoridades internas de FCS fueran ocupadas por el correísmo, en diciembre de 2020.

“Hoy Compromiso Social ya no es el movimiento en el cual yo inicié, se habla mucho de su reestructuración (…) y está bien para quienes hoy lo lideran”, dijo en redes sociales.

Denunció la exclusión de la militancia de FCS de los procesos de democracia interna, a la vez que rechazó las prácticas de manipulación. El mismo Correa le respondió acusándole de tener “ambiciones desmedidas”.

Freire militaba en la agrupación desde 2015, un año antes de que fuese aprobada por el Consejo Nacional Electoral (CNE). Y, en 2021, llegó a la Asamblea Nacional, tras la alianza electoral sellada con la revolución ciudadana.

Noticias relacionadas