Domingo, 14 de julio de 2024

Holguín: El escape de Duarte es de interés para los vinculados al caso Sobornos

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

15 Mar 2023 - 18:43

El ministro del Interior, Juan Zapata, informó en la Comisión de Fiscalización que la Embajada argentina en Quito pidió que se retire la patrulla de la Policía de sus exteriores.

El 3 de noviembre de 2012, la ministra de Transporte, María de los Ángeles Duarte, y el presidente Rafael Correa, en un evento en Manta.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

15 Mar 2023 - 18:43

El 3 de noviembre de 2012, la ministra de Transporte, María de los Ángeles Duarte, y el presidente Rafael Correa, en un evento en Manta. - Foto: MTOP

El ministro del Interior, Juan Zapata, informó en la Comisión de Fiscalización que la Embajada argentina en Quito pidió que se retire la patrulla de la Policía de sus exteriores.

"Este caso es de extremo interés para quienes estuvieron dentro del caso arroz verde", afirmó el canciller Juan Carlos Holguín y dijo que por seguridad de los intereses del Estado, los detalles en torno al escape de la exministra de Transporte, María de los Ángeles Duarte, deben tratarse de forma reservada.

El caso 'arroz verde' también conocido como caso sobornos 2012-2016, involucra a 20 exfuncionarios correístas de alto rango y empresarios que fueron sentenciados por delincuencia organizada.

Holguín recordó que el año pasado hubo un foro en Guayaquil, sobre el concepto de 'lawfare', donde participaron personas vinculadas a casos de corrupción en condiciones similares a la de Duarte. Y que, después, hubo un evento similar en Argentina.

"Llamó la atención que el pedido de asilo llegue unos días antes y que no era por el caso sobornos", sino por temas humanitarios, reiteró Holguín, "que han contradicho absolutamente la posición política del Gobierno argentino en este momento".

Además, el titular de la diplomacia ecuatoriana insistió en que no podían otorgar el salvoconducto a la exministra Duarte porque era buscada por la justicia por delitos de corrupción. Y no así por una persecución política.

Holguín reafirmó que Duarte estaba bajo responsabilidad del Gobierno argentino, por encontrarse en su jurisdicción. Y que sí era la responsabilidad de la Embajada informar a las autoridades ecuatorianas el momento en que la exministra abandonó la sede diplomática.

Además, el canciller ecuatoriano señaló como curioso que el embajador argentino en Caracas, que recibió a Duarte tras su escape, sea Oscar Laborde, quien es director del Instituto de Estudios de América Latina (IDEAL), refugio de varios correístas exiliados en México.

Bajar la seguridad

En la misma sesión de la Comisión de Fiscalización, el ministro del Interior, Juan Zapata, informó que, el 3 de marzo, el ministro consejero de la Embajada argentina, Adrián Viotti, le pidió a la Policía que aleje el patrullero que se encontraba en las afueras de la sede diplomática.

El argumento fue que su presencia "le resulta incómoda" y que, además, se deje de realizar el registro de los vehículos que ingresan y salen de la Embajada, sean o no diplomáticos.

Zapata entonces se comunicó con la Policía para confirmar el traslado de la patrulla, una cuadra más abajo de la entrada de la sede, "para evitar inconvenientes con los diplomáticos", porque habrían dicho que de lo contrario eso complicaría la relación con Argentina.

Las versiones contradictorias sobre el escape de Duarte

Mientras tanto, el vicecanciller Luis Vayas contó los detalles de su reunión con el embajador argentino, Gabriel Fuks, sobre el escape de Duarte. E informó que la actitud del diplomático fue "altanera".

Vayas, junto al canciller Juan Carlos Holguín, comparecen ante la Comisión de Fiscalización de la Asamblea, para informar de las reuniones con las autoridades argentinas y las acciones tomadas frente al hecho.

En la cita del 13 de marzo, Fuks le dijo a Vayas que no era responsable de que Duarte permaneciera en la sede diplomática en Quito, porque no era "el carcelero de nadie". Además, el Gobierno argentino le otorgó el asilo por considerarla una perseguida política, tras su sentencia de ocho años de prisión por corrupción.

Fuks informó a Vayas que el domingo 12 de marzo notó que las luces de la residencia de la exfuncionaria correísta no se encendieron durante la noche. Y que confirmó su ausencia a las 08:00 del lunes 13 de marzo.

Sin embargo, el Gobierno ecuatoriano fue informado de la desaparición de Duarte más de nueve horas después, a las 17:30, a través de una llamada telefónica al canciller Juan Carlos Holguín.

Fue entonces que Fuks fue citado a la Presidencia para una reunión urgente con el vicencanciller Vayas y el comandante general de la Policía, Fausto Salinas. Ahí el argentino había dicho que, además de la guardia policial ecuatoriana, también hay seguridad privada.

Pero, según Vayas, Fuks explicó que no hay cámaras de seguridad en la residencia argentina, para después agregar que si las hay no se las utiliza.

Además, Vayas recordó que cuando Argentina solicitó medidas cautelares a favor de Duarte, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), fue con el argumento de que el hijo de la exministra, de nacionalidad argentina, no tenía contacto con su padre.

Pero en la cita del 13 de marzo, Fuks se contradijo al señalar que las visitas del padre del menor en la sede diplomática eran continuas. Y evadió aclarar la situación, tras los cuestionamientos de las autoridades ecuatorianas.

Ante la pregunta de si Duarte pudo escapar en un vehículo diplomático, Fuks contestó que no lo sabía. Pero agregó que ninguno diplomático argentino tuvo que ver en la situación. Por lo que Vayas agregó si pudo ser otro miembro del personal, a lo que Fuks insistió en que no lo sabía.

El canciller Holguín participó de esa cita de manera virtual, porque se encontraba de viaje. Pero, de todas formas, cuestionó al embajador Fuks sobre la última vez en que había visto a Duarte antes de su escape y la respuesta fue imprecisa.

Igualmente, Holguín contó que Fuks admitió que no sabía por qué el canciller argentino Santiago Cafiero demoró tanto en notificar de la fuga.

En una nueva reunión del martes 14 de marzo, hubo más inconsistencias en las versiones del diplomático argentino, según las autoridades ecuatorianas. Fue entonces que Holguín confirmó la negativa de Argentina a entregar los videos y bitácoras de seguridad.

"En el mejor de los casos(...) no solamente hubo una negligencia en el cuidado de la señora Duarte, sino en el peor de los casos hubo complicidad", reiteró el canciller Holguín.

Noticia publicada originalmente el 15 de marzo a las 15:00 y actualizada con las declaraciones del Ministro del Interior, a las 18:43.