Lasso revive la Secretaría Anticorrupción y Luis Verdesoto la encabeza

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

3 May 2022 - 18:53

El presidente Lasso creó la Secretaría de Política Pública Anticorrupción el 3 de mayo de 2022. - Foto: Presidencia

Lasso revive la Secretaría Anticorrupción y Luis Verdesoto la encabeza

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

3 May 2022 - 18:59

Luis Verdesoto ocupará el cargo de Secretario de Política Pública Anticorrupción y deberá trazar la estrategia gubernamental en esa materia.

La lucha contra la corrupción, prometida por el presidente Guillermo Lasso, suma un tercer anuncio: el retorno de la Secretaría de Política Pública Anticorrupción. El exvocal del Consejo Nacional Electoral (CNE), Luis Verdesoto, estará al frente de esta nueva dependencia.

Con el decreto 413, el presidente Lasso convirtió a su consejero de gobernanza en el titular de la nueva entidad. Verdesoto se unió al gobierno en septiembre de 2021, tras renunciar al CNE.

Mientras que con el decreto ejecutivo 412, creó la entidad que se encargará de “la coordinación, gestión, seguimiento y evaluación de la implementación de la política de integridad pública y anticorrupción”.

Entre las atribuciones de la Secretaría estará el diseño de la política en esa materia, además de un sistema de integridad para el sector público y de expedir la estrategia nacional, todos para posterior aprobación del Presidente de la República.

Además, el Ejecutivo podrá designar delegados presidenciales anticorrupción, para la coordinación de grupos de diagnóstico en áreas y sectores de alto riesgo de corrupción.

Después de su posesión, este 3 de mayo de 2022, Verdesoto dijo que la lucha menos visible y más efectiva es aquella a largo plazo: la prevención de la corrupción.

Los anuncios previos

En su última campaña presidencial, Lasso ofreció cuatro prioridades en su gestión: vacunación masiva, empleos “bien pagados”, “mano de hierro” con la delincuencia y cero corrupción.

En este último punto, los anuncios se han sucedido, pero no se han conocido resultados.

El primero se concretó con la firma de un acuerdo con las Naciones Unidas, el 13 de septiembre de 2021. Lo único que se conoció públicamente al respecto fue la realización de sesiones virtuales sobre transparencia y gestión pública.

En diciembre de 2021, llegó el anuncio de la creación de una comisión nacional de prevención de la corrupción y no la comisión internacional anticorrupción ofrecida en campaña.

Para trabajar en su estrategia anticorrupción, el presidente Lasso reclutó a Luis Verdesoto, quien como consejero presidencial informó que la idea era crear una especie de consejo de Estado, con las máximas autoridades.

Ellos debían comprometerse a modificar las políticas públicas para luchar contra la corrupción y a entregar toda la información necesaria a la Fiscalía cuando surjan investigaciones.

Esta idea iba a socializarse hasta marzo de 2022 y estaba previsto que sea ejecutada a través de un decreto que nunca llegó.

Ocho meses después, ahora el presidente Lasso le vuelve a encomendar la misma tarea, pero desde otro cargo: Secretario de Política Pública Anticorrupción.

Una entidad con un pasado infructuoso

El expresidente Lenín Moreno creó una institución similar en febrero de 2019. Tuvo tres secretarios en 15 meses y fue suprimida en mayo de 2020.

El fin de la Secretaría, en ese entonces, se debió al rechazo que generó su trabajo en la Fiscalía, Contraloría, Corte Nacional de Justicia, Consejo de la Judicatura y Consejo de Participación Ciudadana.

Las autoridades de control acusaron al último secretario, José De la Gasca, de interferir en sus funciones.

José De la Gasca en el hospital de Los Ceibos, en Guayaquil, el 8 de mayo de 2020, tras las denuncias de sobreprecio en compras médicas.

José De la Gasca en el hospital de Los Ceibos, en Guayaquil, el 8 de mayo de 2020, tras las denuncias de sobreprecio en compras médicas. @SecAnticorrup

Moreno también hizo el anuncio de una comisión internacional anticorrupción, que fue conformada, pero nunca llegó a funcionar. Y cuyos miembros ahora demandan al Estado el pago de los honorarios, por el tiempo invertido en la preparación para la tarea.

Es así, que pese a los constantes casos de corrupción descubiertos, las intenciones de los últimos gobiernos de hacerles frente han quedado, hasta el momento, solo en anuncios o intenciones.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas