La cronología de un femicidio que ocurrió ante los ojos de la Policía

Sucesos

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

24 Sep 2022 - 5:29

Manifestación por la desaparición y muerte de María Belén Bernal. Quito, 21 de agosto de 2022 - Foto: Primicias

La cronología de un femicidio que ocurrió ante los ojos de la Policía

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

24 Sep 2022 - 17:25

El teniente Germán Cáceres, presuntamente, asesinó a María Belén Bernal asfixiándola con una llave de artes marciales en un dormitorio de la Escuela de Policía. Estos son los hechos que antecedieron y sucedieron al crimen.

Los hechos que rodearon la desaparición y femicidio de María Belén Bernal siguen en investigación, pero algo es claro. Germán Cáceres, su esposo y teniente de Policía, es el principal sospechoso.

Pero aún se analiza la responsabilidad de decenas de otros uniformados y cadetes que por acciones y omisiones habrían tenido que ver en el crimen.

El exministro del Interior, Patricio Carrillo, califica a Cáceres como un psicópata y al crimen como algo emocional e irracional. Aunque tampoco deslinda responsabilidades de parte de la Policía.

Al interior de la Policía se considera como uno de los errores principales la falta de una evaluación psicológica para determinar si Cáceres era idóneo para ser instructor. No tenía antecedentes de violencia y, más bien, había obtenido 33 méritos institucionales.

La Policía se concentra en encontrar vivo al prófugo Cáceres, de quien no se sabe nada desde el 13 de septiembre, dos días después del crimen de Bernal. “Para nosotros sería terrible que se suicide o aparezca muerto, porque eso levantaría una ola de sospechas de que se quiso silenciarlo”, confiesa un alto oficial.

Según un informe de la Policía Nacional al que PRIMICIAS tuvo acceso, las declaraciones de los abogados de la víctima y los testimonios de varios cadetes han permitido reconstruir lo que ocurrió entre el 10 y el 21 de septiembre de 2022.

  • Sábado, 10 de septiembre de 2022

A las 12:00, Germán Fernando Cáceres del Salto salió de la Escuela Superior de Policía. El sujeto era teniente de la Policía Nacional y se desempeñaba como instructor de los cadetes aspirantes a oficiales.

Cáceres estaba de guardia, por lo que no tenía autorización para dejar esa dependencia. Sin embargo, el Teniente formaba parte de un equipo de fútbol conformado por uniformados que se llama Atlético Policial y tenía un partido a las 15:00.

Giovanni Ponce, general de Policía y director de Seguridad Ciudadana, emitió un telegrama para autorizar su salida. Cáceres salió de la ESP y fue a la cancha y no jugó porque era suplente, pero tampoco regresó a la Escuela.

El general Ponce fue cesado por el presidente Guillermo Lasso.

En lugar de retomar a su sitio de servicio, Cáceres fue al departamento de una de sus cadetes, Nadesha M., en Pusuquí (cerca de la Escuela), donde había una fiesta.

El oficial se embriagó y no se presentó a su guardia, que empezaba a las 19:30, pero en la Escuela no se reportó su ausencia a los superiores.

Domingo, 11 de septiembre de 2022

Cuatro horas y media después del inicio de su turno, aproximadamente a las 00:00 del 11 de septiembre, Cáceres llegó a la ESP en estado etílico. Manejaba su motocicleta y antes de ingresar a la institución se accidentó y cayó de su moto.

Ese incidente tampoco fue reportado.

Luego de 45 minutos de eso llegó su esposa, la abogada María Belén Bernal. Pese a que los protocolos internos lo prohíben, los guardias permitieron el ingreso de una civil a la zona de dormitorios.

Freddy Goyes, otro general, también fue cesado por el incumplimiento de estos protocolos.

Cáceres estaba en su cuarto con Josselyn S., otra cadete que es la única procesada y detenida por la desaparición y femicidio de Bernal. Se presume que llevó a la cadete a la habitación contigua, abrió la puerta a golpes y la encerró en ese lugar.

Regresó a su dormitorio y discutió durante varios minutos con su esposa. Los testimonios de los cadetes que estaban en el lugar dan cuenta de sonidos de golpes y gritos de auxilio de parte de la víctima.

De un momento a otro, los ruidos cesaron. Las pericias proyectan que en ese momento, luego de golpearla repetidamente, Cáceres mató a su esposa por asfixia, aplicándole una llave de artes marciales.

Tras presuntamente matar a su pareja, Cáceres regresó al cuarto donde estaba la cadete Josselyn S. Minutos después Cáceres volvió a su habitación, donde embaló el cuerpo con fundas y luego lo envolvió en una cobija.

Un testimonio relata que lo escucharon bajando el cadáver por la escalera y también subiéndolo al vehículo de la propia Bernal, envuelto en una cobija. Esa cobija se encontró a pocos metros del cuerpo en el cerro de Casitagua.

Cobija encontrada en el operativo de búsqueda de María Belén Bernal, abogada desaparecida en la Escuela de Policía. Quito, 21 de septiembre de 2022

Cobija encontrada en el operativo de búsqueda de María Belén Bernal, abogada desaparecida en la Escuela de Policía. Quito, 21 de septiembre de 2022 Twitter / @FiscaliaEcuador

El cuerpo de la abogada habría permanecido durante todo el domingo 11 en el vehículo. En ese tiempo, Cáceres trató de limpiar su cuarto. Incluso, salió de la Escuela y compró una lija, además, botó las cortinas, sábanas y toallas.

Finalmente, cerca de las 19:00, Cáceres salió de la ESP manejando el vehículo de su esposa con su cadáver en la cajuela y llevó el cuerpo al Cerro Casitagua a unos 20 minutos de la dependencia policial.

En ese lugar, la sacó de la cobija y aprovechó una ondulación natural del terreno para depositarla en un hueco. Desde la parte alta de la montaña le arrojó tierra encima.

Lunes, 12 de septiembre de 2022

Este día Cáceres comunicó a Elizabeth Otavalo, madre de María Belén Bernal, que no la encontraba. El Teniente recibió la llamada del general Alaín Luna, jefe de la Logística de la Policía y cliente de Bernal. El oficial le recomendó poner la denuncia.

Según Cáceres, él estuvo con su esposa hasta las 19:00 del domingo 11 de septiembre en la Escuela. Salieron hacia su casa en Conocoto, pero en la avenida Simón Bolívar tuvieron una discusión y ella se bajó y tomó un taxi.

Según la versión del sospechoso, esa fue la última vez que la vio.

A las 17.00, Cáceres se acercó a las oficinas de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestro (Dinased) para denunciar la desaparición de su esposa.

En ese momento, policías de la Unidad de Investigación de Personas Desaparecidas, junto a Cáceres, hicieron la misma ruta que supuestamente había hecho el Teniente junto a su esposa antes de que tomara un taxi.

Los agentes identificaron contradicciones en la historia de Cáceres. Por tal motivo contactaron a la Fiscalía y el investigador Geovanny García dispuso el ingreso a la zona de dormitorios de la ESP.

Martes, 13 de septiembre de 2022

A las 00:10, en el dormitorio de Cáceres, los agentes de la Policía divisaron una mancha rojiza en el colchón. En ese momento, el sospechoso cambió de opinión y dijo no autorizaba la revisión de su cuarto sin la presencia de su abogado.

En esa misma madrugada, los policías levantaron indicios del vehículo de Bernal, del dormitorio y de la casa de la pareja.

Cáceres no asistió a la formación rutinaria de la Escuela Superior a las 08:00 y en ese momento se lo comenzó a buscar. Simultáneamente, la Fiscalía y la Policía empezaron a entrevistar a los posibles testigos.

A las 11:50, la Policía logró ubicar a Cáceres y le notificaron para que acudiera a rendir su versión. El Teniente dio su testimonio entre las 12:00 y las 14:40, en las oficinas de la Fiscalía, en el centro norte de Quito.

Los investigadores solicitaron que se impida la salida de Cáceres hasta las 22:40, mientras se realizaron varias diligencias. El sujeto permaneció ocho horas en el sitio, pero no accedió a que se le practicara un examen médico legal.

Cerca de las 21:00, durante las diligencias en la ESP, se encontraron más manchas que aparentaban ser de sangre, además de objetos personales de Bernal.

Sin embargo, el fiscal todavía no encontró elementos suficientes para formularle cargos a Cáceres y solicitar prisión preventiva. Por lo que el sospechoso salió sin problemas de la Fiscalía.

A las 23:19, los policías de la Unidad de Investigación de Personas Desaparecidas solicitaron autorización para vigilar y seguir a Cáceres. La respuesta positiva de la Judicatura llegó a las 04:00 del 14 de septiembre, cuando se empezó a buscar otra vez al sospechoso.

 Del 14 al 20 de septiembre de 2022

Entre las 08:00 y la 10:00 de el miércoles 14, agentes de la Fiscalía y de la Policía realizaron el primer barrido de la Escuela Superior. Además, hubo una reunión del Alto Mando policial para coordinar la búsqueda.

A las 11:00, se realizó una búsqueda en el sector de Guápulo, donde supuestamente Bernal tomó el taxi y media hora después hubo un sobrevuelo en esa zona.

Hasta la medianoche de ese día, la Fiscalía tomó versión de 24 personas, entre oficiales, policías de tropa y cadetes.

A las 05:00 del jueves 15 de septiembre, la Policía emitió un parte solicitando la detención con fines investigativos del teniente Germán Cáceres.

A las 11:00, la Policía hizo la primera búsqueda en las quebradas y montañas aledañas a la Escuela de Policía. Además, en esa tarde y noche, se hicieron nuevas pericias forenses en los dormitorios.

Esa noche se emitió otro parte solicitando la detención de la cadete Josselyn S. La boleta se emitió a las 08:30 del viernes 16 y la cadete fue arrestada, al día siguiente, se le dictó prisión preventiva y se le vinculó al caso de desaparición involuntaria.

Equipos de la Policía Nacional realizan la búsqueda de María Belén Bernal, en las inmediaciones de la Escuela Superior de Policía, el 15 de septiembre de 2022.

Equipos de la Policía Nacional realizan la búsqueda de María Belén Bernal, en las inmediaciones de la Escuela Superior de Policía, el 15 de septiembre de 2022. Cortesía / Ministerio del Interior

El sábado 17 de septiembre de 2022, empezó el trabajo del bloque de búsqueda. Ese día se barrieron los sectores de la avenida Simón Bolívar, San Antonio de Pichincha y la vía Calacalí-Nanegalito.

El domingo 18 la búsqueda se extendió hacia el parque Metropolitano, a la vía Culebrilla hasta el puente del río Guayllabamba.

Al día siguiente, el lunes 19, el rastreo llegó a Pululahua, a la Cantera de Pucará y a la vía Calacalí. El martes 20 se mantuvo la búsqueda en los mismos puntos. Tampoco hubo resultados.

Miércoles, 21 de septiembre de 2022

Con base en un análisis telefónico del equipo de Cáceres, la Policía logró determinar una llamada recibida a las 21:49 del 11 de septiembre. Tras rastrear el alcance de esa comunicación se logró identificar un nuevo sitio de búsqueda.

Se trataba del cerro Casitagua, a unos 20 minutos de la Escuela de Policía, así que la búsqueda se centró en ese sitio.

A las 10:00 se logró el primer hallazgo. Un bombero que participaba en el rastreo halló una funda negra que contenía dos cobijas y una toalla con manchas de color marrón.

Una hora y media después, en el mismo sector, se encontró el cuerpo de María Belén Bernal.

Lugar de hallazgo del cuerpo de María Belén Bernal.

Lugar de hallazgo del cuerpo de María Belén Bernal. GoogleMaps

También le puede interesar:

Noticias relacionadas