Ecuador vuelve la mirada a las termoeléctricas por problemas en Coca Codo

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

10 Jul 2021 - 0:03

Una vista panorámica de las obras de captación de Coca Codo Sinclair, en febrero de 2021. - Foto: Cortesía Celec.

Ecuador vuelve la mirada a las termoeléctricas por problemas en Coca Codo

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

10 Jul 2021 - 0:03

El gasto en combustibles para la generación eléctrica en Ecuador disminuyó un 67% entre 2016 y 2020. El riesgo de Coca Codo amenaza una nueva alza.

El gasto en combustibles para la generación de electricidad en Ecuador disminuyó un 67% entre 2016 y 2020, al pasar de USD 247,4 millones a USD 81,4 millones.

Según el Operador Nacional de Electricidad (Cenace), para la producción de energía eléctrica hubo una reducción del consumo de diesel del 88% y del 93% en gas natural, gracias a las hidroeléctricas.

El consumo de combustibles es clave para el funcionamiento de las plantas termoeléctricas, las cuales generan energía a partir de combustibles fósiles.

Estas centrales atienden el 8,76% de la demanda interna de electricidad, mientras que el 91,24% restante se produce en las plantas hidroeléctricas que funcionan con la fuerza del agua.

La reducción del consumo de combustibles de las termoeléctricas ocurrió porque entraron en funcionamiento cuatro centrales hidroeléctricas: Coca Codo Sinclair, Manduriacu, Delsitanisagua y Minas San Francisco.

Pero, tras cinco años, el consumo de combustibles para el parque termoeléctrico podría aumentar en 2021 porque existe el riesgo de que la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, de 1.500 megavatios de potencia, deje de operar.

Esto ocurre porque la erosión regresiva en los márgenes del río Coca amenaza las obras de captación de agua de esa central, que es la más grande del país.

La amenaza de la erosión 

La Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec) informó que la erosión regresiva está a 8,5 kilómetros de la captación de agua. En los últimos dos meses, el fenómeno natural avanzó dos kilómetros aguas arriba.

Por ello Celec inició un plan agresivo para recuperar la capacidad del parque termoeléctrico.

Mientras que el ministro de Energía, Juan Carlos Bermeo, dijo en una entrevista con Teleamazonas, que la amenaza es seria.

Por ello Bermeo anunció que el parque termoeléctrico de Celec está listo para entrar a operar en el caso de que la erosión regresiva afecte a la obra de captación de Coca Codo Sinclair.

“Si Coca Codo deja de funcionar, hay energía de respaldo que permita cubrir el déficit de energía eléctrica”, indicó el Ministro.

Los desafíos de las termoeléctricas

La intención de recuperar las termoeléctricas en el país implica desafíos, pues muchas presentan problemas operativos y en su infraestructura, como:

  • Deficiencias tecnológicas
  • Falta de mantenimiento
  • Operación costosa
  • Algunas operan al 50% de su capacidad
  • Otras termoeléctricas ya están obsoletas

Según Celec, hasta mayo de 2021, las 21 termoeléctricas del país tenían una capacidad instalada de 1.403 megavatios.

Por las deficiencias operativas y en su infraestructura, las termoeléctricas, cuentan al momento con una potencia disponible de 849,9 megavatios.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas