Dinero del FMI se queda corto para cubrir atrasos del Gobierno

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

5 Oct 2020 - 0:05

El presidente Lenín Moreno durante un evento sobre el lanzamiento de una "placa diferenciada" a favor de las personas con discapacidad, en el Palacio de Carondelet, el 30 de septiembre de 2020. - Foto: Presidencia

Dinero del FMI se queda corto para cubrir atrasos del Gobierno

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

5 Oct 2020 - 0:05

El Fondo desembolsó los primeros USD 2.000 millones para Ecuador. Pero, de inmediato, el Gobierno transferirá esos recursos para cubrir atrasos, especialmente con proveedores del Estado y gobiernos seccionales.

Muchos acreedores del Estado reclaman una ‘tajada’ del crédito por USD 6.500 millones que aprobó el Fondo Monetario Internacional (FMI) a Ecuador, el pasado 30 de septiembre de 2020.

Los primeros 2.000 millones llegaron el pasado viernes. En los próximos 27 meses deben completarse:

  • USD 2.000 millones adicionales en 2020.
  • USD 1.500 millones en 2021.
  • USD 1.000 millones en 2022.

Los primeros USD 2.000 millones que ya fueron desembolsados por el organismo multilateral serán clave para tratar de reducir el déficit fiscal por la caída de ingresos tributarios y petroleros.

Según el ministro de Finanzas, Richard Martínez, el déficit fiscal ascenderá a USD 8.300 millones en 2020.

El dinero del Fondo ya tiene su destino, según el Gobierno. La mayoría de esos recursos se destinarán para pagar parte de los atrasos que tiene el gobierno, que entre enero y septiembre de 2020 ascendían a USD 3.802 millones.

A esta última cifra hay que restar USD 819 millones, que el Gobierno no pagará este año debido a la renegociación de la deuda con los tenedores de bonos Global.

Como los atrasos son muchos, el Gobierno Central realizará pagos parciales a los diferentes acreedores, entre ellos con proveedores del Estado, Seguro Social y gobiernos seccionales.

También servirán para cubrir los salarios de los servidores públicos y ampliar el acceso a créditos productivos con una inyección de USD 300 millones para el programa “Reactívate Ecuador”, según el presidente Lenín Moreno.

Pese a que son recursos de libre disponibilidad, el asesor económico del Ejecutivo, Manuel González, dijo que el artículo 126 del Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas señala que “la deuda no puede usarse para gasto corriente (gasto permanente)”.

Aunque advirtió que, una vez que el dinero está en la caja del Gobierno, “es fungible y se podría temporalmente asignar (los recursos) de una cuenta a otra”.

Estos son los principales acreedores que reclaman el dinero del Fondo:

Proveedores del Estado

Según el Ministerio de Finanzas, el Gobierno Central tenía atrasos cercanos a los USD 700 millones con los proveedores del Estado, hasta septiembre de 2020.

Una parte de los recursos del Fondo se destinarán para pagar a 17.000 pequeños y medianos proveedores del Estado, con quienes las deudas ascienden hasta USD 500.000.

Marco Leguísamo, representante de 120 proveedores del Estado, dijo que el Gobierno les adeuda USD 20 millones desde septiembre de 2019 y espera que parte de los recursos del FMI sean transferidos a las empresas que representa.

Leguísamo es el vocero de instituciones de los sectores como salud, educación, seguridad, limpieza, tecnología y construcción, así como un grupo de microemprendedores que proveen bienes y servicios al Estado.

La Seguridad Social

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) también reclama el pago de la deuda que tiene el Estado por la contribución del 40% con el Fondo de Pensiones.

El presidente del IESS, Jorge Wated, informó que el Ministerio de Finanzas se comprometió a pagar USD 400 millones con la plata del FMI.

La deuda por el aporte del 40% asciende a USD 1.936 millones según el Seguro Social.

El exministro de Economía y consejero económico del Ejecutivo, Fausto Ortiz, dijo que el Ejecutivo también tiene otra opción para pagar los atrasos con el Seguro Social: bonos del Estado.

Wated dijo que para aceptar más bonos del Estado se necesita un “estudio actuarial” para determinar si los papeles no ponen en riesgo la sostenibilidad del IESS.

Gobiernos seccionales

Los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) también están pendientes de los recursos del multilateral. Ellos reclaman el pago de una parte de la deuda histórica por USD 1.760 millones, que se distribuye de la siguiente manera:

  • USD 634 millones es la deuda histórica con las prefecturas.
  • USD 1.126 millones es la deuda histórica con los municipios.

Solo en 2020, los atrasos con los gobiernos seccionales ascienden a USD 677 millones, según el Ministerio de Finanzas.

Pero el Gobierno Central está obligado a realizar desembolsos de manera urgente a los Municipios.

Por un fallo judicial, el Ministerio de Finanzas debía cancelar USD 30 millones a la Alcaldía Guayaquil por concepto de la devolución del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

El pago debía realizarse hasta el 2 de octubre de 2020.

La Asociación de Municipalidades del Ecuador (AME) afirmó a PRIMICIAS que el resto de alcaldías están dispuestas a plantear demandas para exigir el pago de la devolución del IVA al Gobierno Nacional.

Durante una cadena nacional el 4 de octubre de 2020, Moreno dijo que el Gobierno se pondrá al día con 821 juntas parroquiales y con los municipios pequeños.

Mientras que a los municipios medianos y grandes y con las prefecturas, dijo Moreno, se les realizará un “pago importante para reducir el atraso”.

Pago de salarios

El ministro de Finanzas, Richard Martínez, reconoció que los recursos del FMI servirán para pagar con mayor regularidad los salarios en el sector público.

Hasta septiembre había atrasos en el pago de la nómina por USD 296 millones. Pero, la noche del viernes 2 de octubre fueron desembolsados los salarios de septiembre de los funcionarios públicos.

Moreno afirmó que la plata del FMI servirá para pagar a los más de 3.000 extrabajadores de las empresas públicas en liquidación.

Dinero para ayuda social

El presidente Moreno dijo que parte otra porción de los USD 2.000 millones serán destinados para financiar los programas de protección social a favor de los sectores más afectados por la pandemia.

En ese contexto, el Mandatario creó dos nuevos bonos:

  • Un bono nutricional de USD 240, que se entregará por una sola vez a unas 8.000 familias ecuatorianas en extrema pobreza.
  • Una ayuda económica para 2.315 familias vulnerables de las Islas Galápagos.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas