Alexandra Vela: “El programa de rehabilitación carcelaria no existe”

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

30 Sep 2021 - 0:04

Videoconferencia de la ministra de Gobierno, Alexandra Vela, con los jefes de zona y subzona, de la Policía Nacional, el 29 de septiembre de 2021. - Foto: Ministerio de Gobierno

Alexandra Vela: “El programa de rehabilitación carcelaria no existe”

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

30 Sep 2021 - 9:48

La ministra de Gobierno, Alexandra Vela, acepta que las metas del Ejecutivo en seguridad son difíciles de cumplir y que la crisis carcelaria está exacerbada por las condiciones en que viven los presos.

El dolor de cabeza más grande para el Ministerio de Gobierno es la seguridad interna. La meta planteada por el Ejecutivo para contener el índice de muertes violentas y mantenerlo en un dígito, para el cierre de 2021, resulta “bastante complicada y difícil”.

Así lo acepta la ministra Alexandra Vela, frente a las cifras que no dejan de subir desde 2019. Solo entre enero y agosto de 2021, Ecuador acumuló 1.427 muertes violentas.

Si el promedio se mantiene en el último cuatrimestre, la tasa anual será de 12,2. Pero ahora se debe tomar en cuenta las cifras de la última masacre en la Penitenciaría del Litoral. Se trata de una ola de violencia que el país no ha vivido antes, lamenta Vela.

Pero la Ministra insiste en que este fenómeno tiene varios factores. Unos se pueden manejar con intervenciones coyunturales inmediatas, mientras que otro tipo de problemas tienen que tratarse con políticas de largo plazo.

Es por esto que para el próximo año “el gobierno tiene otras metas y otras políticas”. Pero los efectos de la reducción de las tasas de homicidios, que marcan el indicador de muertes violentas, “se van a demorar más tiempo en bajar”.

Según la teoría de la funcionaria a cargo de la seguridad interna, el país transitó en los últimos 14 años de un fenómeno de delincuencia simple y organizaciones criminales de bajo nivel a uno de delincuencia compleja con vínculos de carácter de organización transnacional.

En Ecuador se ha permitido que exista una introducción de un sistema de narcotráfico, que lo mantiene sometido a tipos delincuenciales que nunca hemos vivido antes.

Alexandra Vela, Ministra de Gobierno

Los movimientos del narcotráfico, están vinculados a carteles internacionales, fundamentalmente mexicanos, describe la ministra Vela. Pero advierte que también hay otra amenaza posible: los carteles del sur, hacia el lado de Brasil.

Pero el problema ya no es simplemente el tránsito de la droga en pequeñas cantidades. Ahora “ya es un sistema que mueve muchísimas toneladas”, hacia Estados Unidos y Europa y que afecta fundamentalmente la Costa ecuatoriana, dice la funcionaria. “Es por esto que los índices de violencia y homicidios más altos están ubicados en las provincias de la Costa”.

En toda la cadena de la droga, lo único que no existe en este momento en Ecuador es la producción.

Alexandra Vela, Ministra de Gobierno

Los problemas detrás de la crisis carcelaria

Todo esto está íntimamente relacionado con la crisis carcelaria, por la que el presidente Guillermo Lasso debió decretar un estado de excepción de 60 días para todo el sistema penitenciario.

“El fenómeno de las cárceles y su violencia interna está vinculado, más o menos, al 10% de la población carcelaria“, argumenta Vela, ya que esa es la cifra de privados de la libertad vinculados al narcotráfico y microtráfico.

Esto se subdivide en varios efectos. En el caso del microtráfico la violencia radica en la lucha por el control de territorios y los ajustes de cuentas, llevados a cabo a través de sicariato. Por eso la Ministra señala que hay zonas determinadas donde radica esta violencia.

Un ejemplo es Guayaquil y dentro de la ciudad el DMG 5, que “es un sector donde todos los delitos se cruzan, por lo que la inseguridad en la que vive la gente es tremendamente alta”.

Por eso las intervenciones se han realizado en ese sector. La ministra de Gobierno sostiene que con estos operativos las tasas de homicidios en ese lugar bajaron de seis a ocho diarias a uno o dos por semana.

En el caso del narcotráfico, este viene acompañado de tráfico de personas y armas, sicariato y lavado de activos. Por lo que es un delito complejo, “es fundamental que todos reconozcamos que esa es la realidad en que estamos viviendo, porque si la seguimos negando no vamos a estar en condiciones de enfrentarlo”:

Vela recuerda que es un fenómeno que afecta la vida de las personas y su núcleo familiar, por lo que es indispensable no llegar solo con la intervención final, de sanción y uso de la fuerza, que termina escalando.

Operativo de conteo de presos en la Cárcel de Latacunga, luego del motín del 21 de julio de 2021.

Operativo de conteo de presos en la Cárcel de Latacunga, luego del motín del 21 de julio de 2021. @PoliciaEcuador

La funcionaria aboga por la creación de políticas públicas distintas. Para que se trabaje en la sociedad de manera diferente, con políticas anticorrupción, de salud, de educación, sociales y económicas para mejorar la calidad de vida, de reducción de la violencia intrafamiliar, para reducir los problemas de fondo.

Aún dentro de la cárcel, hay que reconocer un problema real: el programa de rehabilitación carcelaria no existe y se perdió hace mucho tiempo.

Alexandra Vela, Ministra de Gobierno

Además, la ministra Vela señala que “toda persona que está dentro de la cárcel, incluso el narcotraficante, es un ser humano, tiene derechos y hay que garantizar ciertas cosas“. Lo dice al hablar de centros penitenciarios que no tienen agua potable y otras condiciones que generan un mayor grado de conflictividad interna.

Para la ministra de Gobierno es claro que el régimen penitenciario que se escogió hace 14 años, en la actualidad, ha demostrado que no fue la mejor elección.

Por lo que se debe definir un nuevo sistema a utilizar, donde no se envíe a los mismos centros de rehabilitación a los reincidentes, a quienes han cometido delitos de diferentes niveles de gravedad y que están durante las 24 horas del día sin ninguna actividad.

El mayor número de personas detenidas están entre los 18 y 35 años, jóvenes. Hace 30 años era más raro tener jóvenes dentro de la cárcel.

Alexandra Vela, Ministra de Gobierno

Si a los privados de la libertad se les niega la educación, “¿el rato que ese chico sale de la cárcel qué posibilidades tiene de tener un proyecto de vida?”, cuestiona y agrega que “la visión que tenemos sobre la cárcel tiene que cambiar”, dice Vela.

Pero el gobierno no tiene aún una solución inmediata y debe analizar una propuesta de carácter integral para solucionar el problema. “Porque así como está no se puede quedar y, estoy convencida, de que así como está implica una violación permanente de los derechos de la gente que está ahí y eso no puede continuar”.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas