Los cinco retos que le esperan a Lasso con el inicio de la transición

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

20 Abr 2021 - 0:05

El presidente electo, Guillermo Lasso y el presidente saliente, Lenín Moreno, el 19 de abril de 2021, en el despacho presidencial, en Quito. - Foto: Departamento de prensa de Guillermo Lasso

Los cinco retos que le esperan a Lasso con el inicio de la transición

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

20 Abr 2021 - 8:08

El presidente Lenín Moreno y el presidente electo Guillermo Lasso dispusieron el inicio de comisiones bilaterales esta misma semana, para continuar con el proceso de transición.

En la primera reunión de transición entre el gobierno saliente y el entrante, el Ejecutivo entregó 95 documentos con información de entidades públicas al equipo de Guillermo Lasso.

El siguiente paso es la reunión con el Fondo para el Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD), que se desarrollará este martes 20 de abril de 2021. En la cita el equipo del nuevo gobierno recibirá el software que contiene toda la información recopilada por el Comité de Transición de Gobierno.

A partir de ese momento iniciará la fase de ‘empalme’, que implica unir la información estatal con el plan de gobierno del presidente electo, para que este último pueda iniciar su administración sin demoras, el 24 de mayo.

Uno de los principales anuncios que hizo el presidente Lenín Moreno en su primera reunión con su sucesor fue que “no se realicen nuevos contratos”, a menos que sea en conversaciones con los futuros ministros y que se considere que sean necesarios.

Juan Carlos Holguín, jefe del equipo de transición de Lasso, confirmó que el gobierno saliente les compartirá ciertas decisiones que serán tomadas ya en conjunto por ambos equipos.

Sin embargo, el presidente Moreno fue muy claro en su primera cita con Lasso y le advirtió que “la mesa no quedará servida”, aunque agregó que se ha iniciado un proceso de reactivación económica, que se avanzó en la reinstitucionalización el Estado y se renegoció parte de la deuda externa.

Los desafíos que enfrentará el nuevo gobierno

  • La crisis sanitaria

    El mismo Guillermo Lasso anunció que la prioridad al iniciar su gobierno será el proceso de vacunación contra el Covid-19. Una acción que al actual gobierno que no le ha rendido frutos y le ha costado tres ministros de Salud.

    En los principales antecedentes está el hecho de que no había un plan específico de vacunación sino solo ideas generales, como las fases de inmunización y quiénes las integran.

    Además se empezó vacunando a discreción, bajo invitación a personajes considerados importantes y, por si eso fuera poco, el Ministerio de Salud admitió que no hay un inventario oficial de las vacunas que tiene el Estado.

  • La crisis económica

    La reactivación y recuperación económica es parte de las necesidades urgentes del país. Lo reclaman todos los sectores que se han visto afectados por las consecuencias de la pandemia y las medidas de restricción.

    Entre los planes del presidente electo está crear dos millones de empleos, elevar el salario básico a USD 500 durante su mandato. Además de duplicar la producción petrolera, reducir impuestos y disminuir las tasas de interés.

    Todo esto mientras la deuda pública sigue subiendo, al alcanzar USD 65.692 millones, lo que significa un 66,2% del Producto Interno Bruto (PIB).

  • Una minoría en la Asamblea Nacional

    Desde el 14 de mayo, en que se posesiona el nuevo Legislativo, el movimiento Creo tendrá apenas 12 escaños y sus aliados del Partido Social Cristiano (PSC), 18 curules.

    Pero hasta antes de la segunda vuelta no se hablaba aún de un apoyo legislativo. De hecho, el PSC y Creo participaron individualmente en las elecciones para la Asamblea. Y el mismo Lasso habló de que la alianza era solo electoral.

    La bancada más grande será la correísta, que tampoco llega a ser una mayoría. Los bloques de izquierda también son más numerosos que el próximo oficialismo, Pachakutik con 27 legisladores y la Izquierda Democrática con 18.

    En ese panorama parlamentario el nuevo Ejecutivo tendrá que negociar y encontrar puntos medios, si quiere que sus propuestas tengan cabida en la Asamblea.

  • La conflictividad social

    Otro gran desafío para el presidente electo será la oposición social en las calles. Los sectores de izquierda, encabezados por el movimiento indígena ya se han declarado en oposición y vigilancia anticipada.

    En la lista de sectores que llamaron a la resistencia, e incluso convocaron al voto nulo en la segunda vuelta. También están los colectivos de mujeres, de la comunidad Glbti, los ambientalistas, los estudiantes, los maestros, los sindicalistas.

  • Cumplir las promesas

    Al igual que en lo económico, Lasso tiene por delante una larga lista de compromisos firmados y de palabra que cumplir. Fueron las concesiones que tuvo que hacer después de la primera vuelta, para ganar respaldos.

    Además, no solo se comprometió con los ambientalistas, las mujeres y los grupos Glbti; sino que también tiene que satisfacer las expectativas de los grupos conservadores y económicos que lo apoyan y esperan medidas.

    Y, durante las elecciones, también dijo que tomaría propuestas de las otras fuerzas políticas para incluirlas en su plan de gobierno.

    Sin embargo, tanto la Izquierda Democrática como Pachakutik ya advirtieron que no formarán gobierno con Creo, pero que vigilarán el cumplimiento de su plan de trabajo.

Noticias relacionadas