Miércoles, 29 de mayo de 2024
u

El presidente Lasso agota sus últimas cartas internacionales

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

14 Jul 2023 - 5:40

La política internacional del presidente Guillermo Lasso ha sido, probablemente, el eje más estable de su gobierno. Y, en lo que podría ser su último viaje, consolidará la cooperación con la Unión Europea.

El presidente Guillermo Lasso antes de viajar a España, Bélgica y Estados Unidos, el 13 de julio de 2023.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

14 Jul 2023 - 5:40

El presidente Guillermo Lasso antes de viajar a España, Bélgica y Estados Unidos, el 13 de julio de 2023. - Foto: Presidencia

La política internacional del presidente Guillermo Lasso ha sido, probablemente, el eje más estable de su gobierno. Y, en lo que podría ser su último viaje, consolidará la cooperación con la Unión Europea.

El presidente Guillermo Lasso lo anunció desde antes de llegar al poder: mantendría relaciones internacionales pragmáticas, separadas de las líneas ideológicas de los gobiernos. Sin embargo, los objetivos que se concretaron fueron menos de los esperados.

Y, justamente, el presidente Lasso emprendió el que podría ser su último viaje a una cumbre internacional, debido a su adelantada salida del poder, después de las elecciones extraordinarias de agosto.

Este 13 de julio de 2023, el Mandatario inició su viaje a Bruselas, para la tercera Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Y aprovechará esta gira por España, Bélgica y Nueva York para insistir en tres temas:

  • La exención de la visa Schengen.
  • Firmar un memorando con la Unión Europea para consolidar la cooperación.
  • E impulsar la inclusión de Ecuador en la Ley IDEA, con los legisladores estadounidenses.

En el primer caso, la diplomacia ecuatoriana estuvo a punto de lograr que se incluya al país en la lista de naciones que no requieren visa para entrar a la Unión Europea para periodos de corta estancia. Sin embargo, la gestión fracasó por factores externos.

La segunda es un trabajo que empezó hace alrededor de un año y que busca institucionalizar la cooperación en general entre la UE y las entidades ecuatorianas. Uno de los puntos de mayor importancia es el de continuar con la colaboración en temas de seguridad.

Y el tercero es parte de la gestión con Washington para lograr beneficios para los productos ecuatorianos, a través de una ley, ante la imposibilidad de cerrar un acuerdo comercial con Estados Unidos.

Lo que se quedó

Entre los ofrecimientos internacionales que el presidente Lasso no pudo concretar en su breve paso por Carondelet, están principalmente los acuerdos comerciales.

Bajo el eslogan de más Ecuador en el mundo y más mundo en el Ecuador, el Gobierno ofreció cerrar 10 acuerdos con distintos países. Apenas dejará concretados tres: con China, con Costa Rica y con Corea del Sur, que se firmará el próximo septiembre.

Se quedaron en el camino el de Estados Unidos, Japón, Rusia, Canadá, República Dominicana, Panamá y México. Este último le costó a Ecuador incluso el ingreso a la Alianza del Pacífico, algo en lo que Lasso empezó a trabajar incluso antes de sentarse en el Palacio Presidencial.

Otro objetivo incumplido, aunque el presidente Lasso y el canciller Gustavo Manrique se mantengan optimistas, es la exención de la visa Schengen para ecuatorianos. A ojos de las autoridades europeas, esto no sucederá, ya que el continente tiene otras prioridades.

Aunque la cooperación en seguridad se incrementó, debido a la crisis del sector en el país, uno de los mayores anuncios que hizo el Gobierno fue la compra de armamento y equipos a Israel. Pese a las reuniones y pronunciamientos, esto no se ha concretado.

Además, recientemente se vieron lesionadas las relaciones con Argentina, después de un impasse alrededor de la fuga de la exministra de Transporte, María de los Ángeles Duarte.

Buenos Aires y Quito ya no cuentan con embajadores. Y es algo que deberá resolver el siguiente gobierno.

El viraje ideológico en la región dejó debilitadas las opciones internacionales de Lasso en este último trayecto. El retorno de las izquierdas a la mayoría de gobiernos está apuntalando el regreso de la Unasur.

Por lo que este viaje internacional podría ser la última oportunidad del Mandatario de consolidar alguno de sus objetivos internacionales pendientes.