Unidad Popular busca una alternativa “que derrote a la derecha y al correísmo”

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

25 Jul 2020 - 0:04

Giovanni Atarihuana, el 12 de junio de 2020, en una protesta en Quito, contra las medidas del Gobierno. - Foto: @geovanni_atari

Unidad Popular busca una alternativa “que derrote a la derecha y al correísmo”

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

15 Ago 2020 - 10:33

El partido respaldará al candidato presidencial del movimiento indígena. Y los precandidatos que encabezarán la lista nacional de asambleístas son Giovanni Atarihuana y Mery Zamora.

El Partido Unidad Popular completó la renovación de las 24 directivas provinciales y las de Europa y Estados Unidos. Además, al igual que otras organizaciones políticas, tiene ya puesta su atención en la preparación electoral: escogerán candidatos para asambleístas nacionales el 15 de agosto.

Sus militantes se dedicaron, durante los primeros meses de la pandemia de Covid-19, a entregar ayuda humanitaria y la organización de sus bases sociales con ese fin. Giovanni Atarihuana, director nacional de la agrupación, lamenta la pérdida de varios de sus compañeros militantes y líderes a causa de la enfermedad.

La semana pasada, el consejo nacional de Unidad Popular ratificó sus intenciones de convocar a un amplio frente social y político para las elecciones presidenciales de 2021, entre las fuerzas de la izquierda.

Quieren construir una alternativa “que derrote a la derecha y al correísmo”, dice Atarihuana. Y concuerda con Pachakutik en que, para ello, necesitan a las fuerzas sociales, más allá de las partidistas.

Pero, plantea dos aristas. Un acuerdo social con los puntos que interesan a todos esos sectores, como la Minga por la Vida, que ya fue planteada por las organizaciones sociales lideradas por la Conaie, el Frente Unitario de Trabajadores y el Frente Popular.

Y la segunda, un consenso alrededor de una representación personal: el candidato presidencial. Aunque les preocupa la falta de claridad en las reglas de la contienda, por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Competir con la falta de tiempo

La renuencia de la mayoría del CNE para modificar el calendario electoral mantuvo los tiempos intactos. Es decir, las organizaciones políticas deberán definir todas sus candidaturas el próximo mes, a través de procesos de democracia interna, para después inscribirlos ante el Consejo, en septiembre.

A lo cual se suman las complicaciones por el confinamiento y el distanciamiento social, que son otro obstáculo a vencer.

¿La izquierda tradicional puede competir?

Atarihuana cree que sí. Aunque en las tres elecciones presidenciales que ha participado un candidato de Pachakutik no ha superado el 7% de votos.

El dirigente de Unidad Popular dice que cada elección es distinta y que el candidato presidencial, esta vez, tiene que ser propio de la tendencia para evitar traiciones como la de Lucio Gutiérrez y la de Rafael Correa.

¿Qué pasa si el movimiento indígena no supera sus diferencias?

Atarihuana insiste en que la decisión de las bases de Unidad Popular es respaldar al candidato presidencial del movimiento indígena, al que ven como una alternativa ganadora.

Respetarán la decisión de Pachakutik y sus procesos internos, pero confían en que sea alguien con trayectoria como Yaku Pérez o Leonidas Iza.

Para el binomio presidencial, el presidente de Unidad Popular comenta que la alianza debería contar con un equilibrio regional y de género. Que sería justo que la persona que complemente la papeleta debería, además, salir de las bases sociales no partidistas.

Pandemia, corrupción y próximamente campaña

Atarihuana considera que la mejor carta de presentación de estos partidos de izquierda es su lucha social y que, durante la emergencia sanitaria, la ciudadanía comprobó que la situación del país no ha cambiado, por lo que ahora el escenario electoral será diferente.

Unidad Popular comprende que deberán apoyarse mucho más en la militancia y en las bases sociales, en la organización popular, para esta campaña electoral, ya que el distanciamiento social complicará la tarea. Por lo que deberán reinventarse para lograr contacto con la población de forma directa.

Le apostarán a incrementar su actividad en redes sociales, mejorar el uso de las herramientas tecnológicas y también echar mano de la radio porque saben que el alcance del internet está limitado a las grandes urbes.

Una contienda electoral justa y segura

El presidente de Unidad Popular habla de la desconfianza que genera el Consejo Nacional Electoral vigente y los obstáculos que enfrentarán durante la campaña electoral y el mismo día de la votación, debido a la emergencia sanitaria.

¿Ecuador está listo para un presidente indígena?

El pueblo tiene problemas y sueños comunes, dice Atarihuana, aunque admite que en el país sigue existiendo racismo. Pero, cree que el Ecuador profundo está compuesto de millones de ciudadanos pluriculturales, por lo que considera que esto será una ventaja en febrero de 2021.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas