FMI: urge protección social ante incremento de la pobreza en Ecuador

Economía

Autor:

Wilmer Torres, Silvio Guerra

Actualizada:

8 Oct 2020 - 0:05

Imagen de una calle del Centro Histórico de Quito, el 1 de agosto de 2020. - Foto: Cortesía JW Guevara

FMI: urge protección social ante incremento de la pobreza en Ecuador

Autor:

Wilmer Torres, Silvio Guerra

Actualizada:

8 Oct 2020 - 0:05

El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que la actualización del registro social es clave para cubrir a las familias con menos ingresos. Cifras de Unicef y del FMI muestran que 1,8 millones de personas cayeron o caerán en la pobreza en 2020.

El nuevo programa de crédito con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que implica desembolsos por USD 6.500 millones a 27 meses, busca entre otras cosas, que Ecuador amplíe la cobertura de protección social.

De acuerdo con proyecciones del FMI, la economía de Ecuador se contraerá 11% en 2020.

Un escenario en el que se espera un fuerte incremento de la pobreza y del desempleo, por lo que el FMI dice que es clave la ampliación de los programas de asistencia social.

Las cifras del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), que fueron recogidas por el FMI, dicen que la pobreza aumentará 10 puntos porcentuales en 2020, lo que equivale a unos 1,8 millones de personas (o 450.000 familias).

La tasa de pobreza pasará de 27,2% a 37,6% de la población y la de pobreza extrema de 10,7% al 19,2%, especialmente por el aumento de desempleo.

Solo entre enero y el 1 de octubre se registraron 598.506 desvinculaciones, según el Ministerio de Trabajo.

El Gobierno se comprometió con el FMI a incrementar la red de protección social, pasando de una cobertura del 37% al 80% de las familias ubicadas los tres deciles con menores ingresos.

La idea es expandir el Bono de Desarrollo Humano de las actuales 62.240 a 225.000 familias entre septiembre y diciembre de 2020.

El Gobierno también busca incrementar el apoyo monetario a otras 400.000 nuevas familias en 2021.

La expansión de la cobertura podría costar unos USD 650 millones entre finales de 2020 y 2022, de acuerdo con el FMI.

Según el exministro de Finanzas, Richard Martínez, Ecuador destinaría USD 1.000 millones para el apoyo a las familias más vulnerables en los próximos dos años.

El financiamiento para ampliar la cobertura social provendrá de recursos del FMI y de los ahorros que pueda lograr el país con medidas como la aplicación de una banda de precios a los combustibles.

Parte de los ahorros por la banda de combustibles (0,9%) se destinará a compensar a los hogares de menores ingresos.

Las previsiones indican que Ecuador podría ahorrar hasta USD 3.000 millones en el periodo 2020-2025 con el sistema de bandas de precios para el diésel y la gasolina Extra.

Baja cobertura

El financiamiento para la ampliación de la red de protección social también implicará la exclusión, de manera gradual, de las familias que no son pobres pero que se benefician de los programas de apoyo.

La depuración significaría un ahorro de USD 130 millones entre 2021 y 2022.

Para concretar con la ampliación de la ayuda estatal es necesario, según el FMI, la actualización del registro social para identificar a las familias que están por debajo del umbral de pobreza.

Según el Fondo, el sistema actual tiene una cobertura relativamente baja y cubre a personas que no lo necesitan.

El registro social contiene información socio-económica y socio-demográfica de los hogares ecuatorianos y sus miembros, lo que permite identificar a los potenciales beneficiarios de los programas sociales y de los subsidios.

Está previsto que la actualización del registro se concrete en abril de 2021. Según el Gobierno, el objetivo es incrementar los beneficiarios de los siguientes programas:

  • El Bono de Desarrollo Humano, que reciben los hogares de bajos ingresos con hijos menores de 18 años.
  • Crédito de Desarrollo Humano, para los hogares de baja renta con potencial de llevar a cabo actividades productivas.
  • Pensiones Adulto Mayor y Mis Mejores Años, para personas mayores de 65 años en situación de fragilidad.
  • Pensión para personas con discapacidad.

Los bonos

Según el FMI, el Gobierno destinó USD 1.200 millones para apoyar a los más pobres y financiar la atención en salud de enero a septiembre de 2020.

De ese total, USD 422,2 millones fueron destinados a las familias con menor renta por medio de ayudas sociales (bonos).

Como los USD 120 que recibieron 550.000 familias vulnerables durante los meses de mayo y junio de 2020, a través del Bono de Protección Familiar.

Pero no es la única ayuda. El Gobierno creó nuevos bonos a finales de septiembre:

  • Un bono nutricional de USD 240, que se entregará por una sola vez a unas 8.000 familias en extrema pobreza.
  • Una ayuda económica para 2.315 familias vulnerables de las Islas Galápagos.

Según el Presidente de la República, Lenín Moreno, de los primeros USD 2.000 millones que fueron desembolsados por el FMI, USD 93 millones serán destinados para financiar la ampliación de los bonos.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas