Mago Chérrez dice que no piensa volver aún y que el caso Isspol es un invento

Economía

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

3 Oct 2020 - 0:05

La protesta de los policías en servicio pasivo reclamó por un manejo honesto en el Isspol este 2 de octubre de 2020. - Foto: API

Mago Chérrez dice que no piensa volver aún y que el caso Isspol es un invento

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

3 Oct 2020 - 0:05

Jorge Chérrez asegura que las millonarias pérdidas por las operaciones del Isspol que él mismo intermedió no son culpa suya. Asegura que las autoridades de control desconocen las leyes.

Al quiteño Jorge Chérrez Miño no le gusta que le digan ‘El Mago’, recalca que jamás ha tenido un alias.

Sobre los señalamientos de que desapareció millones del Instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol), en un acto de prestidigitación financiera, dice que “es un invento de la gente que no conoce mi trabajo”.

Chérrez, de 46 años, representa a dos empresas estructuradoras de inversiones domiciliadas en Panamá, país donde es residente.

  • IBCorp (Investments and Business Group S.A.)
  • HYBF ( High Yield Bond Funding Corp)

Ambas compañías fueron intermediarias para que el Instituto de Seguridad Social de la Policía realizara varias inversiones por USD 532 millones. Un dinero que, según las investigaciones, se puede esfumar.

La Fiscalía ya ha abierto dos procesos.

Desde Panamá Chérrez habla con PRIMICIAS. Su equipo de prensa pide que, además, participen dos abogados, más el equipo de la agencia de relaciones públicas y lobby que contrató en Quito.

“Aquí no están hablando con cualquier improvisado. Soy una persona muy seria, que hace muchos negocios y muy grandes. Quienes han estado acusándome son miembros de una directiva de fondos (la del Isspol) improvisada. No saben de seguridad social y están desfalcando al Isspol“, dice.

Se refiere a la Ministra de Gobierno, María Paula Romo. “Viene con un megáfono a decir que todo está mal. En Ecuador son 30 años de operaciones intachables en el mercado bursátil”, reclama Chérrez.

La entrevista dura 50 minutos. Chérrez insiste una y otra vez en que ha obrado bien y no ha cometido ninguna ilegalidad, aunque las autoridades de control sostienen lo contrario.

Él responde, refiriéndose a los Superintendentes de Compañías y de Bancos, que “lastimosamente no tienen el conocimiento acerca de la ley”.

Jorge Oswaldo Chérrez Miño, alias 'El Mago', junto a José Serrano, entonces presidente de la Asamblea Nacional, 26 de agosto de 2017.

Jorge Oswaldo Chérrez Miño, alias ‘El Mago’, junto a José Serrano, entonces presidente de la Asamblea Nacional, 26 de agosto de 2017. José Serrano/Twitter

La regulación prohíbe que los fondos que reciben dineros públicos, como el Isspol, inviertan en papeles que no hayan sido emitidos e inscritos en las bolsas de valores de Ecuador. 

Absolutamente no. Los bonos de deuda externa hasta 2015 estuvieron listados y registrados en las bolsas de valores del país. Están dentro del catastro público. Y han sido emitidos bajo leyes y decretos locales.

Las Superintendencias de Compañías y de Bancos dicen lo contrario.

Las superintendencias pueden decir lo que ellos quieran, pero que se ajusten a la norma. Yo tengo experiencia en esto más de 25 años.

¿Por qué armó ese portafolio con bonos Global que se negocian afuera (en la bolsa de Luxemburgo) si eso implica incumplir con el marco legal de Ecuador?

Los bonos no se han negociado afuera, se negociaron en Ecuador. Son bonos Global de la República de Ecuador.

Esto se considera una deuda comercial, que puede ser contratada con internos y con externos. La deuda externa es lo único que puede venir de organismos internacionales.

Las autoridades reiteran que eso no es así. La Superintendencia de Bancos dice que no podían haber invertido en ese tipo de papeles.

Lastimosamente no tienen el conocimiento acerca de la ley de emisión de bonos, del registro de bonos y la legislación que ampara esos bonos para ser operados localmente.

La deuda externa hasta el 2015 estaba registrada en las bolsas de valores del Ecuador. Se podía comprar cualquier título de deuda interna y externa en la bolsa de valores del Ecuador. Tanto es así que el BIESS, el Isspol y un montón de fondos más compraron deuda global.

En 2015 retiraron la obligación de estas inscripciones en la bolsa y abrieron algo que se llama mercado privado. Esto significa que el Gobierno puede entregar a cualquier persona que se le ocurra, sea nacional o internacional, bonos. ¿En qué? En pago de lo que ellos deseen.

Y da la autorización para que cualquier persona natural internacional negocie bonos Global o de deuda interna en cualquier sitio, a través de cualquier mecanismo, porque están registrados en OTC (over the counter), es decir, donde tú quieras.

Si todo es legal. ¿Por qué entonces está intervenido y demandado el Decevale?

Una cosa son las funciones de custodia del Decevale y otra las de compensación y liquidación.

El Decevale puede custodiar cualquier valor representativo de un título, siempre y cuando las partes que son clientes lo acepten. Es tanto así que el Decevale tiene en su custodia pagarés, notas de crédito, contratos de mandato y fideicomiso.

Una cosa es la autorización que tiene el Decevale para compensar y liquidar a través de títulos y valores inscritos en el catastro. Eso es compensación y liquidación de operaciones bursátiles. Pero puede custodiar cualquier otro título, valor, contrato, representación de contrato que garantice cualquier operación entre dos partes.

Todas las emisiones de valores de Ecuador y titularizaciones de Ecuador están garantizadas con un contrato y un fideicomiso. Ese fideicomiso no está inscrito en el catastro, pero está depositado en el Decevale como custodio, en respaldo de un título inscrito en el catastro.

¿Dónde están los respaldos y los respectivos códigos de esas inversiones del Isspol con IBCorp? 

Están en la cuenta del Decevale. Todos los respaldos desmaterializados. La interventora del Decevale (Silvia Lozano Hidalgo) y la ministra vieron las cuentas electrónicas del Decevale y ahí están todos los registros.

El día de mañana el Isspol manda una carta y se lleva sus papeles. Allí está todo. Todo lo que están haciendo es una farsa.

El Isspol pide que le devuelva el dinero, ¿por qué no se hacen las desinversiones?

El Isspol tiene una operación de USD 198 millones en títulos de deuda global, con fechas de vencimiento en 2024, 2026 y 2028.

Cuando Ecuador en marzo de 2020 decide no pagar la deuda en bonos Global y reprogramarla, ¿qué es lo que hace con los títulos que están en el Decevale a favor del Isspol? Coge los títulos y los retira. Y entrega nuevos títulos con vencimiento en 2040, sin intereses, sin respetar el capital y con los intereses pagados en bonos de 2030.

Es dinero del Isspol; piden que desinvierta… 

El Gobierno de Ecuador coge los vencimientos del Isspol y les entrega nuevos títulos para que reclamen esos dineros en el año 2040.

¿Cómo quieres desinvertir si el Estado te está cambiando los títulos que tienes y te está dando un papel para que reclames en el 2040? ¿Cómo desinviertes? ¡No se puede! Te están quitando los papeles y te están dando papeles para el año 2040.

Si quieren desinvertir lo que ellos mismos acaban de reprogramar, el precio del mercado es del 40%. Es decir, que perderían más de USD 120 millones.

¿Y quiere que el Isspol siga con usted hasta el 2040?

Pregúntele eso al Gobierno, no a mí. Las autoridades entregaron los bonos al Estado y ese mismo día el Isspol perdió más de USD 20 millones.

El Isspol ha perdido porque usted sugirió esas inversiones de alto riesgo

A ver, un momentito: esa inversión no la sugerí yo. El Isspol ha venido comprando esos bonos, al igual que los bonos de deuda interna, desde hace años. Ese portafolio está constituido con el Isspol desde 2007. Han hecho operaciones desde entonces, comprando y vendiendo papeles.

Ese portafolio ha ganado una tasa de interés superior a la tasa local. Aquí hacen una diferenciación: los bonos de deuda global son súper riesgosos. Los de deuda interna no son riesgosos. Sea deuda interna, global o externa, todo es riesgoso, porque el Estado ecuatoriano nunca te paga.

Solo que cuando no paga localmente no hacen bomba, no hacen show.

Entonces, el Isspol sí ha perdido dinero…

El Isspol sí ha perdido plata y es plata irrecuperable. Esa plata irrecuperable ha sido la reprogramación de la deuda firmada hace dos meses por la Ministra Romo y el actual director del Isspol (Jorge Villarroel). Ahí se perdieron más de USD 20 millones y han reprogramado pagos al 2040.

El resto de las inversiones es plata que no está perdida y sí se va a recuperar.

El Isspol igual iba a comprar. No soy la única casa de bolsa que ha vendido bonos al Isspol. El Isspol demanda bonos de Estado, de deuda interna y externa, todos los días.

Si el Isspol dice que le han robado plata, que le vaya a preguntar al Estado ecuatoriano. No a mí, ellos decidieron comprar eso, al igual que la deuda interna que no les pagan.

Fuentes del Departamento de Estado de Estados Unidos confirmaron que a usted le retiraron la visa. 

Yo no tengo nada que ver en Estados Unidos. No me han revocado mi visa. Es información totalmente falsa. El Estado americano no tiene por qué intervenir en un tema entre policías, la ministra de Gobierno y una institución sana como es la mía.

Yo puedo ir a cualquier parte del mundo donde tenga visa y acceso.

¿Cuándo viene a Ecuador?

Cuando yo desee. No tengo por qué ir a Ecuador por el momento. Estoy interponiendo acciones legales en contra de la República del Ecuador. Yo vivo y trabajo fuera de Ecuador.

Los dardos apuntan a la Bolsa de Valores de Guayaquil, dirigida en las últimas tres décadas por la misma persona.

La trayectoria del abogado Rodolfo Kronfle en la Bolsa de Valores de Guayaquil (BVG) ha sido intachable. Nunca ha habido un escándalo en la bolsa ni en el Decevale porque el abogado Kronfle ha estado adelante y ha promovido intereses muy grandes en la BVG.

Si bien el mercado de valores en Ecuador es incipiente y pequeño, nunca ha tenido problemas. Después de 30 años de este mercado, viene una ministra con megáfono a decir que todo está mal.

A una persona se le ocurre decir que todo está mal y la gente le cree.

Noticias relacionadas