El FMI habla de racionalizar la llamada factura salarial en Ecuador

Economía

Autor:

Wilmer Torres, Silvio Guerra

Actualizada:

10 Oct 2020 - 0:05

Hasta septiembre, la población económicamente activa (PEA) era de 8,4 millones de personas en Ecuador. - Foto: Ministerio de Trabajo

El FMI habla de racionalizar la llamada factura salarial en Ecuador

Autor:

Wilmer Torres, Silvio Guerra

Actualizada:

10 Oct 2020 - 0:05

El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que es hora de balancear la factura salarial. Según las proyecciones, el ahorro en gastos de nómina del sector público debe alcanzar los USD 500 millones en 2021.

No solo se trata de reducir los gastos que el país ya no puede cubrir sino de ganar competitividad, con estos argumentos el Fondo Monetario le dice a Ecuador que en algún punto tendrá que ocuparse de racionalizar lo que llama “la factura salarial”.

Se refiere a distorsiones como que el salario mínimo en el país está por encima del promedio de la región, sin que ese valor esté acompañado de una mayor productividad por trabajador.

Mientras que los salarios en el sector privado están dentro del rango promedio en la región, los salarios en el sector público siguen siendo altos en comparación con los países vecinos, advierte el FMI.

¿Qué se puede hacer? Una mezcla de congelamiento en las contrataciones y en las promociones en el sector público y un recorte de los salarios ofrecidos en los procesos de nuevas contrataciones de personal del Estado, especialmente en los sectores considerados no estratégicos.

Una de las líneas de acción que propone Ecuador es ajustar los salarios de los empleados públicos recién contratados para alinearlos con los del sector privado.

Es decir, el nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional que incluye un paquete de crédito de USD 6.500 millones, revivió un antiguo compromiso de las autoridades ecuatorianas: mejorar la eficiencia y la calidad del gasto corriente.

El FMI recomienda la “racionalización de la factura salarial”, para que el gasto en nómina se reduzca un 0,5% del PIB, o el equivalente a USD 500 millones en 2021 y otro 0,3% del PIB o unos USD 308 millones en 2022.

El FMI señala que el salario mínimo en Ecuador creció sin estar atado a un aumento en la productividad debido a los incrementos decretados en la última década.

Ecuador tiene salarios mínimos relativamente altos y que no guardan relación con la productividad del trabajador”, dice el Fondo, al señalar que si se hacen las cosas bien, en 2027 se equilibrarían las remuneraciones a la productividad de los empleados.

Un objetivo que se logrará siempre y cuando Ecuador restrinja los salarios del sector público y elimine la actual rigidez salarial del mercado laboral.

Por eso, uno de las metas acordadas por Ecuador con el FMI es la adopción de una reforma laboral profunda.

El FMI considera que estos ajustes impulsarían un mercado laboral más justo, pues las remuneraciones del sector público (especialmente de los contratos temporales) pasarían a ser similares a los salarios del sector privado.

Acciones durante la pandemia

Durante la pandemia de Covid-19 el Gobierno ya tomó algunas medidas para flexibilizar el marco salarial en momentos de crisis.

La clave fue la aplicación de la Ley Humanitaria, vigente desde el 22 de junio de 2020. La norma establece las siguientes medidas:

  • Los empleadores podrán reducir la jornada de sus trabajadores hasta un máximo del 50% por “eventos de fuerza mayor o caso fortuito”. El sueldo del trabajador será correspondiente con las horas efectivamente trabajadas.
  • Los trabajadores y empleadores, de mutuo acuerdo, pueden modificar las condiciones económicas de su relación laboral para preservar las fuentes de trabajo.
  • Los empleadores podrán contratar a los trabajadores bajo la modalidad de contrato especial emergente, que se celebrará por el plazo máximo de un año renovable por otro. La jornada laboral tendrá un mínimo de 20 y un máximo de 40 horas semanales, distribuidas en un máximo de seis días a la semana, sin sobrepasar las ocho horas diarias.

Para mantener el empleo en el sector público durante la pandemia, el Gobierno redujo las horas de trabajo de sus empleados, excluyendo a los funcionarios de los sectores estratégicos, como salud y seguridad.

La medida será aplicada hasta mayo de 2021.

Según las proyecciones del FMI, Ecuador podría recortar el costo de la masa salarial (burocracia) en USD 752 millones este año.

El recorte obedece por ejemplo, a una reducción en los contratos ocasionales y en las nuevas contrataciones en el sector público. Medidas que, según el Gobierno, continuarán en 2021.

Según cifras del Ministerio de Trabajo, entre enero y el 1 de octubre de 2020 se registraron 598.506 desempleados en el país.

Décima tercera remuneración más baja

Por otro lado, la viceministra de Trabajo y Empleo, Sharian Moreno, ha dicho que la décima tercera remuneración será menor este año.

¿Por qué? La reducción de la jornada laboral durante la emergencia sanitaria influirá en el cálculo del décimo tercer sueldo.

El décimo tercer sueldo (o bono navideño) se paga en diciembre de cada año.

Según el Ministerio de Trabajo, este beneficio extra se origina tras el cálculo de las remuneraciones que percibe el trabajador -en relación de dependencia- durante el año calendario.

Es decir, que si los trabajadores tuvieron sus jornadas de trabajo reducidas y, por lo tanto percibieron remuneraciones menores, también verán una baja en el décimo tercer salario de 2020.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas