Subir aportes y gravar décimos, alternativas del IESS para tapar el déficit

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

16 Jun 2020 - 0:05

El presidente del Consejo Directivo del IESS, Jorge Wated, durante una visita al Centro de Salud Materno Infantil y Emergencias de Bahía de Caráquez, el pasado11 de junio de 2020. - Foto: IESS

Subir aportes y gravar décimos, alternativas del IESS para tapar el déficit

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

16 Jun 2020 - 9:34

El estudio actuarial al Fondo de Pensiones establece una serie de recomendaciones que ya se discuten en el Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, para sostener la caja del seguro.

Aumentar la contribución de los afiliados y cobrar un aporte de 9% sobre el pago de los salarios extra de los trabajadores, como el decimotercero y decimocuarto sueldos, son dos de las propuestas para paliar el déficit financiero del Instituto Ecuatoriano de Bienestar Social (IESS).

Otra de las propuestas es incrementar la edad de jubilación. Estas son las alternativas que serán analizadas por el Consejo Directivo del IESS.

El presidente del Consejo Directivo del Seguro Social, Jorge Wated, quiere acelerar el análisis de estas alternativas debido al impacto económico que ha provocado el coronavirus sobre las ya deterioradas finanzas del IESS.

Y la aprobación de estas medidas solo depende de una resolución.

Una de las proyecciones preliminares del IESS establece que el Seguro Social deberá desinvertir unos USD 1.800 millones en 2020 para cubrir el déficit.

Entre las recomendaciones para ayudar a la sostenibilidad del IESS sobresalen:

  • Incentivar la jubilación a una mayor edad. La alternativa que está en análisis es “premiar con una pensión mayor” a la persona que desee posponer su jubilación más allá de los 60 años. El promedio de edad de jubilación en Ecuador es de 61 años. Cada año se registran 30.000 nuevos pensionistas.
  • Incrementar las tasas de aporte para el financiamiento de las pensiones.

La plata de los décimos

Hay dos opciones para financiar el pago de la decimotercera y decimocuarta pensiones para los jubilados: la primera es gravar con un 9% a los salarios conocidos como décimos de los trabajadores activos.

La segunda posibilidad es subir el aporte al seguro por parte del trabajador para financiar la decimotercera y la decimocuarta pensiones de los jubilados.

Pedido de la Corte Constitucional

La alternativa planteada por Wated se sustenta en una resolución de la Corte Constitucional (CC) del 19 de diciembre de 2019, que obliga al IESS a realizar un nuevo estudio actuarial del Fondo de Pensiones.

La Corte declaró inconstitucional el inciso primero, del artículo 3, de la Resolución 501 del Consejo Directivo del IESS, que establecía la retención de 2,76% del pago de las pensiones a los jubilados y pensionistas para financiar, con ello, una parte de la decimotercera y la decimocuarta pensiones, además del auxilio para funerales.

Con la resolución, la Corte dispuso la suspensión de este descuento y facultó al IESS para realizar un nuevo estudio para encontrar dinero que le permita cubrir los beneficios antes señalados.

La institución necesita USD 500 millones para cubrir las pensiones extra y el auxilio para funerales en 2020. De ese total, USD 240 millones provienen del Estado (un porcentaje de la contribución del 40% al Fondo de Pensiones).

Es decir, el IESS necesita USD 260 millones (que antes provenían del descuento del 2,76% del pago de las pensiones), dice una fuente del Seguro Social.

Y la opción que más suena es la señalada por Wated, de cobrar el 9% sobre los décimos de los afiliados activos.

En ese nuevo estudio actuarial, que está en camino, también se determinará el incremento del aporte a la Seguridad Social por parte de los trabajadores.

Actualmente los aportes al IESS llegan a un coeficiente de 20,60% y se distribuyen de la siguiente manera:

  • Sector público: 11,45% lo paga el trabajador y 9,15% el Estado.
  • Sector privado: 9,45% lo paga el trabajador y un 11,15% es el aporte patronal (empleador).

“Lo que se está analizando es una prima media nivelada, es decir, que cada cierto tiempo se pueda incrementar el aporte -de manera paulatina- para que no haya un impacto fuerte”, dice una fuente del mismo IESS.

La pandemia de Covid-19 ha puesto al IESS frente a una serie de desafíos:

  • El aumento del desempleo significa una reducción en las aportaciones al haber menos afiliados.
  • Un bajo nivel de liquidez y de patrimonio.
  • La falta de pago de la contribución de 40% por parte del Estado.
  • El déficit actuarial existente.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas