Biscayne Capital también se usó para lavar sobornos de Seguros Sucre

En Exclusiva

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

31 Mar 2022 - 0:05

Una imagen de las instalaciones de Seguros Sucre en Quito. - Foto: Web Seguros Sucre

Biscayne Capital también se usó para lavar sobornos de Seguros Sucre

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

21 Abr 2022 - 18:55

Fernando Martínez, socio de Frank Chatburn, es procesado en una corte de Nueva York por lavado de activos. El intermediario financiero habría ayudado a transferir sobornos a nombre de Juan Ribas Domenech, exgerente de la empresa incautada.

La justicia de Estados Unidos avanza en un nuevo proceso penal relacionado con Ecuador. El intermediario financiero Fernando Martínez Gómez enfrenta cargos por lavado de activos, en un esquema que confirma la conexión entre la corrupción en Seguros Sucre y el esquema ponzi de Biscayne Capital.

Martínez se declaró culpable el pasado 24 de marzo de 2022 ante una jueza de Nueva York, y salió en libertad tras el pago de una fianza de USD 50.000.

El proceso aún sigue bajo reserva, pero está directamente relacionado otras tres causas penales:

  • Gustavo Trujillo, de Madison Asset (parte de Biscayne Capital).
  • Los ‘Miami Boys’.
  • Juan Ribas Domenech, exgerente de Seguros Sucre.

Martínez se enfrenta a una posible condena de 10 años de prisión. Pero su cooperación con las autoridades podría significarle beneficios, sobre todo, dada la importancia que la Fiscalía estadounidense ha dado al caso de los Miami Boys: Ernesto Weisson, Roberto Cortés y Fernando Habrerer.

En ese proceso, se ha adjuntado información sobre casi todos los casos que involucran lavado de activos procedentes de corrupción ecuatoriana. En los documentos de esa causa, hay también información sobre Fernando Martínez.

El esquema de corrupción

Juan Ribas Domenech, exgerente de Seguros Sucre, fue condenado en Estados Unidos por hacer recibido más de USD 2 millones en coimas de empresas reaseguradoras.

En este caso, la investigación se da por los reaseguros de dos de las pólizas más grandes del país: la del Ministerio de Defensa y las de la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec). Las instituciones públicas estaban, en el gobierno de Rafael Correa, obligadas a contratar con Seguros Sucre.

El esquema estaba pensado para que el dinero no fuera relacionado directamente con Ribas Domenech, por lo que una serie de empresas fuera de los Estados Unidos fueron utilizadas para ocultarlas.

Las investigaciones de los fiscales estadounidenses evidencian que las empresas reaseguradoras (entre ellas JLT, una firma del Reino Unido con filial en Colombia) contactaron a empresas “introductoras” en Panamá. Estas se encargaban de ayudar a conseguir y mantener contratos.

Por esta gestión, las reaseguradoras pagaban una comisión a las “introductoras”, en este caso del 8%. Y este dinero se usó para, a su vez, pagar las coimas a Ribas Domenech y otro funcionario no identificado aún.

Por esta razón, estas comisiones no se depositaban en las cuentas de las “introductoras”. Las investigaciones determinaron el dinero era transferido a las cuentas de tres empresas no relacionadas, que tampoco han sido identificadas públicamente todavía.

Fernando Martínez tenía control sobre las transferencias de estas tres empresas, de las cuales al menos una es parte de la red de Biscayne Capital. Martínez es familiar de José Vicente Gómez, uno de los funcionarios de las “introductoras”, también procesado en Estados Unidos.

Según contó Martínez en la audiencia el pasado jueves 24, entre 2013 y 2018, él ayudó a mover dinero dentro y fuera de cuentas bancarias en Suiza a nombre de un funcionario ecuatoriano (Ribas Domenech). Esos dólares eran en realidad sobornos, pagados a cambio de la adjudicación de negocios de seguros en Ecuador, dijo Martínez.

“Durante años ayudé a meter y sacar esos fondos de las cuentas bancarias suizas”

Agregó que movió USD 2,6 millones en total.

El papel de Biscayne Capital

Fernando Martínez no era un intermediario financiero cualquiera: era parte del equipo de trabajo de Biscayne Capital. El ecuatoriano de 44 años trabajaba junto a los “Miami Boys”.

Martínez incluso era socio de Frank Chatburn (uno de los principales asesores de la firma, también procesado en EEUU) en la empresa Bancapital LLC. Y su nombre aparece entre las pruebas que los fiscales han ido incorporando al expediente en contra de Weisson, Cortés y Haberer.

De hecho, su caso nace como derivado de los procesos contra Gustavo Trujillo, de Madison Asset, y del caso en contra de los “Miami Boys”.

Según las investigaciones, Martínez usó tres empresas para mover las comisiones y lavar las coimas de Seguros Sucre: dos en Panamá y una en las Islas Caimán. Sobre esta última, la acusación contra Ribas sostiene que tenía cuentas en Estados Unidos, cuyas subcuentas se emplearon para pagar al funcionario.

Esta información coincide con la investigación de Biscayne Capital. Madison Asset manejaba sus subcuentas en el Deutsche Bank en Estados Unidos para cada una de las firmas emisoras de inversiones (también con sede en las Islas Caimán).

Como reveló PRIMICIAS, en la investigación de los liquidadores de estas empresas encontraron pagos a Ribas Domenech desde:

  • GMS Global Market Step Up.
  • Preferred Income Collateral Interest.
  • Diversified Real Estate Development.

Según la investigación, las cuentas de las empresas de Biscayne Capital en el Deutsche Bank en EEUU se utilizaron para mover unos USD 682.00 en efectivo y USD 2,65 millones en valores (papeles) entre dos cuentas en Suiza de las dos firmas panameñas. En la segunda empresa, Ribas Domenech tenía una subcuenta para inversiones, a la que se le depositó el dinero.

Para disfrazar las coimas, las empresas compraban papeles de Biscayne Capital y luego movían los recursos de acuerdo a las instrucciones de Ribas.

Las empresas de Biscayne también hicieron transferencias en los Estados Unidos a nombre de sus familiares por USD 254.000. En el escándalo de corrupción de Sucre, han aparecido los nombres de Marina Vedani, su esposa, y Gastón Vedani, su cuñado (que también aparece en el caso Isspol y habría trabajado con Jorge Chérrez).

Los procesados por Seguros Sucre

Por la corrupción en Seguros Sucre, Martínez es el quinto procesado. En los próximos días deberá firmar su declaración de culpabilidad y se fijará una fecha para audiencia.

En marzo de 2021, Ribas Domenech fue sentenciado a 51 meses de prisión (cuatro años y tres meses). Él se declaró culpable del delito de lavado de activos.

Felipe Moncaleano, colombiano, de la aseguradora JLT, también se declaró culpable como parte de este esquema. Recibió una pena de 72 meses de prisión (seis años).

Roberto Heinert y José Gómez Avilés, quienes manejaban las empresas panameñas “introductoras”, también se declararon culpables. Heinert recibió, en abril de 2021, una sentencia de 36 meses de prisión (tres años). Y Gómez Avilés fue sentenciado en marzo de 2021, a 46 meses (tres años y 10 meses).

En los casos de Biscayne Capital, aún hay pendientes. El único en el que hay sentencia es el de Frank Chatburn, que recibió 42 meses de prisión en diciembre de 2019.

Gustavo Trujillo, de Madison Asset, se declaró culpable en abril de 2019, pero todavía no hay una sentencia.

Tampoco en el caso contra los “Miami Boys”: Weisson, Haberer y Cortés. Aquí aún hay investigaciones en proceso.

También le puede interesar: