La Asamblea acumula pendientes a dos meses de su despedida

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

5 Mar 2021 - 0:03

Sesión de la Asamblea Nacional del 4 de diciembre de 2019. - Foto: Asamblea Nacional

La Asamblea acumula pendientes a dos meses de su despedida

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

5 Mar 2021 - 0:03

El actual Legislativo ha aprobado 61 leyes, entre las que se encuentran importantes reformas que estaban pendientes por años. Aún así, acumula cientos de proyectos de ley que no logra evacuar.

A la actual Asamblea Nacional le quedan poco más de 60 días. El próximo 14 de mayo de 2021, se posesionarán los nuevos 137 legisladores, entre los que se encuentran solo 13 reelectos del actual período.

En este contexto, el Legislativo ha dedicado estas últimas semanas a entrar de frente en una pugna con el Ejecutivo, que confirma la ruptura total entre ambas funciones del Estado.

La ruptura se da en paralelo a la de Alianza PAIS, que expulsó al presidente Lenín Moreno de sus filas. Y con eso, se fueron los pocos asambleístas que le quedaban al Gobierno para intentar pasar iniciativas.

Ahora el Gobierno y la Asamblea buscan, a través de una “mesa institucional”, una salida para la Ley de Defensa de la Dolarización. El proyecto es importante, pues es uno de los compromisos que Ecuador adquirió con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Pero más allá de la agenda que el Ejecutivo ha impulsado, entre tropiezos, los últimos dos años en la Asamblea, hay una agenda legislativa pendiente. Existen varias reediciones, de acuerdo a la coyuntura, pero en general hay trabajo represado.

Todo esto mientras el Legislativo sigue trabajando virtualmente, y sin visos de que los asambleístas vuelvan físicamente al Pleno.

61 leyes aprobadas, decenas de pendientes

Desde mayo de 2017, la actual Asamblea ha aprobado 61 leyes. La mayoría son reformas legales, entre las que se encuentran grandes proyectos, como las reformas al Código de la Democracia o a la Ley Orgánica de la Función Legislativa.

La Asamblea también tramitó el Código de la Salud, que sin embargo se quedó estancado con el veto total del Ejecutivo.

Pero hay más pendientes que se acumulan con los días, gracias a la cantidad de proyectos de ley que los 137 proponen. El sistema de consulta de proyectos de ley del Legislativo muestra decenas de iniciativas acumuladas para trámite.

Entre ellas se encuentran incluso leyes que estaban en las agendas legislativas que el presidente César Litardo propone desde mayo de 2019, cuando fue posesionado para ese cargo.

Entre los principales pendientes están proyectos que incluso necesitaron la creación de comisiones ocasionales solo para su tratamiento: las reformas a la Ley de Tránsito, y al Código de la Niñez y Adolescencia.

Sigue pendiente también la Ley de Organizaciones de la Sociedad Civil, la de Turismo, y la de Seguridad Marítima. Al igual que la Ley del Deporte, presentada por el mismo Litardo.

También nuevas reformas, principalmente a la Ley de Contratación Pública y a la de Empresas Públicas.

Otro gran pendiente que arrastra el Legislativo es el segundo debate de las reformas constitucionales de iniciativa ciudadana para la eliminación del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social. Aquí, el problema son los votos, pues no alcanzarían para pasar la iniciativa.

Comisiones que llaman a ministros

La demora en el trámite de las iniciativas legales se debe, en parte, a que las comisiones legislativas se han concentrado en llamar a comparecer a ministros y autoridades debido a temas de coyuntura.

Para muestra está la Comisión de Justicia, dirigida por José Serrano (AP), que después de la masacre en cuatro cárceles llamó a comparecer a autoridades de la Policía, del Ministerio de Gobierno y del Servicio de Protección de las Personas Privadas de la Libertad (SNAI).

O la Comisión de Derechos de los Trabajadores, que llama constantemente al ministro del Trabajo, Andrés Isch, y a diferentes representantes de organizaciones sociales a hablar sobre la aplicación de la Ley Humanitaria.

Fiscalización que llega tarde

A pesar de la aparente ruptura entre Alianza PAIS y el Ejecutivo, Litardo prefirió dar paso al juicio político contra el ministro de Trabajo, Andrés Isch, en vez del proceso contra el entonces ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos.

La potestad de poner un proyecto de juicio político en la agenda del Consejo de la Administración Legislativa (CAL) es del presidente de la Asamblea, por lo que esta decisión demuestra una posición de Litardo.

Ahora Zevallos renunció y se fue del país, con lo que ya no podrá ser destituido sino solo censurado.

El mismo Litardo nunca puso en agenda del CAL los cinco juicios políticos contra el entonces ministro de Finanzas, Richard Martínez, que también salió del país. Al igual que Zevallos, solo podrá ser censurado si avanzan los procesos.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas