Elecciones 2023: CNE tiene cambios pendientes desde las presidenciales

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

4 Ene 2022 - 0:03

Ciudadanos asisten a votar en la segunda ronda de las elecciones presidenciales en Quito, el 11 de abril de 2021. - Foto: EFE

Elecciones 2023: CNE tiene cambios pendientes desde las presidenciales

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

4 Ene 2022 - 0:03

La falta de recursos previo a las elecciones de 2021 postergó una serie de cambios necesarios, entre ellos la modernización de los equipos del organismo electoral. El presupuesto para las seccionales se definirá en este año.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) dedicará los próximos meses a la planificación de las elecciones seccionales de 2023, con la experiencia de los problemas que hubo durante la planificación de las presidenciales y legislativas de 2021.

Los cambios en el Código de la Democracia, reformado antes de esos comicios, forzaron al organismo electoral a adelantar el calendario por todos los nuevos plazos establecidos.

Es así que el período electoral inició en marzo de 2020, casi un año antes de la fecha de las elecciones.

A esto se le sumó la pandemia y el agravamiento de la crisis económica que atravesaba el país, lo que causó que una serie de pendientes que el CNE tenía para 2021, sean postergados para las próximas elecciones.

Por esa razón, en el CNE ya adelantan informes y análisis para evitar problemas en la planificación de las presidenciales. Con la experiencia de los comicios pasados, esperan evitar las polémicas que hubo durante 2020 y 2021.

En 2023, los ecuatorianos escogerán a las nuevas autoridades locales (prefectos, alcaldes, concejales y miembros de juntas parroquiales) y a los siete nuevos miembros del Consejo de Participación Ciudadana.

El presupuesto para las elecciones 2023

El principal problema en la planificación de las elecciones de 2021 fue la definición, entre el CNE y el Ministerio de Finanzas, del presupuesto para los comicios. Originalmente, el CNE solicitó USD 114 millones, que tras una pugna con Finanzas se redujo a USD 91 millones.

Los ajustes en el presupuesto se hicieron tras las múltiples presiones de Finanzas, que derivó a instituciones del Ejecutivo la ejecución de algunos rubros electorales.

Para 2022, el presupuesto general del Estado contempla un monto de USD 33,4 millones para el CNE, y USD 3,3 millones para el Tribunal Contencioso Electoral.

Lo asignado al CNE para este año es menor al monto que se devengó en 2020, que también fue año preelectoral. Para el TCE, en cambio, el monto es mayor.

El costo de las elecciones seccionales de 2019 (en las que ya se escogió por primera vez a los vocales del Cpccs) fue de USD 99 millones. Y el de las presidenciales de 2021 finalmente quedó en USD 91 millones. Por lo que los comicios venideros podrían rondar los USD 90 millones.

El calendario ajustado

El segundo problema en la planificación de los comicios presidenciales fue la pugna entre el CNE y el TCE por el calendario electoral.

El reformado Código de la Democracia estableció específicamente los plazos para la resolución de recursos en el TCE, que se tuvieron que acortar al mínimo en los comicios de 2021 por la pandemia.

Pero para 2023, la idea es respetarlos. De acuerdo a la fecha que se fije para las elecciones, el calendario electoral podría comenzar a correr desde febrero de 2022.

Esto serviría para evitar los problemas que ya hubo en las seccionales de 2019. En esa ocasión, la demora en el trámite de los recursos causó que se llegue al 24 de mayo sin definición de algunos cargos, lo que causó problemas sobre todo en Los Ríos.

Uno de los primeros pasos que el CNE deberá definir en el calendario para este año es el cierre del registro para organizaciones políticas. Este define qué partidos y movimientos efectivamente podrán inscribir candidatos en las elecciones.

Este paso se cumplió en junio de 2020 en las elecciones presidenciales.

Sin embargo, aún están pendientes recursos en el TCE planteados por las cinco organizaciones políticas eliminadas del registro en diciembre de 2021.

Los equipos obsoletos

En 2020, el CNE denunció que el 98% de los servidores que se usaban para procesar actas en las elecciones estaban obsoletos. La información se hizo pública en medio de las pugnas con el Ministerio de Finanzas para la definición del presupuesto para las elecciones presidenciales.

La situación no ha mejorado desde entonces. El consejero José Cabrera aseguró en días pasados que la OEA está realizando un examen a los equipos del CNE usados en las elecciones de 2021, para verificar su estado.

Con los tiempos ajustados por la pandemia, el CNE no alcanzó a reemplazar los equipos obsoletos y decidió alquilarlos, por lo que el objetivo para 2023 sería poder adquirirlos.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas