Las plataformas electorales se multiplican tanto como los candidatos

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

21 Jul - 0:03

El entonces vicepresidente Otto Sonnenholzner, el 24 de junio de 2020, con la directiva del movimiento ciudadano #SigueOtto en Portoviejo. - Foto: #SigueOtto

Las plataformas electorales se multiplican tanto como los candidatos

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

21 Jul - 0:03

Todos los precandidatos presidenciales hablan de unidad. Las organizaciones políticas y sociales también, sean de hecho o de derecho. Pero cada una sigue su propio camino.

A escasos siete meses de las elecciones generales, los candidatos, partidos, movimientos políticos y las organizaciones sociales buscan caminos para llegar a Carondelet o impulsar a alguien hasta el sillón presidencial.

El discurso central es la unidad, especialmente ahora que el país atraviesa una emergencia sanitaria y crisis económica sin precedentes. Sin embargo, tanto candidatos presidenciales como frentes ciudadanos y políticos se siguen multiplicando.

El último en plantear la idea de un gran frente político y social para la contienda electoral fue el empresario Álvaro Noboa, cinco veces candidato a la Presidencia de la República. Aunque tres días después, el 20 de julio, aceptó la precandidatura por su partido Adelante Ecuatoriano Adelante.

PRIMICIAS hace un recuento de las plataformas electorales que se perfilan como trampolines para los futuros candidatos:

  • Compromiso Ecuador se reactiva

    El 29 de octubre de 2014 en Guayaquil más de 40 organizaciones se unieron para conformar el frente por una consulta popular denominado Compromiso Ecuador. 

    La plataforma electoral encabezada por el movimiento Creo reapareció el 5 de julio de 2020. Según su líder, Guillermo Lasso, son 94 organizaciones sociales de todo el país, que trabajarán en conjunto de frente a las elecciones de febrero.

    La plataforma nació en 2014 con varias organizaciones políticas que querían impulsar una consulta popular para evitar la reelección indefinida de las autoridades.

    En 2017 varios de esos movimientos políticos ya no estaban dentro, pero la plataforma se mantuvo como un frente ciudadano de respaldo a la candidatura de Lasso.

    Y de ahí salieron varios perfiles que se convirtieron en asambleístas por el movimiento Creo, como César Carrión y Fabricio Villamar.

  • El Colectivo Unitario y la Minga por la vida

    El 2 de octubre de 2019, la Conaie y las organizaciones del Frente Popular y del Frente Unitario de Trabajadores anunciaron medidas en contra del gobierno. PRIMICIAS

    Este 15 de julio el Colectivo Unitario, integrado por los miembros del Parlamento de los Pueblos, presentó una propuesta política y económica denominada Minga por la Vida.

    Entre los principales actores de esta plataforma social están la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) y el Frente Popular.

    Ellos fueron a su vez los protagonistas del paro nacional de octubre, en particular el movimiento indígena, y plantearon ya un plan económico en ese entonces, que fue ignorado por el Gobierno.

    Estos sectores populares, de la izquierda tradicional, tienen entre sus brazos políticos a Pachakutik y Unidad Popular, todos se unirán detrás del candidato del movimiento indígena.

  • Unión por la esperanza, el revivir del correísmo

    Seis de los ocho firmantes que dieron vida este 8 de julio de 2020 a la alianza Unes, que aglutina al correísmo. PRIMICIAS

    La Unión por la Esperanza (UNES) reúne a los movimientos Fuerza Compromiso Social y Centro Democrático, además de seis organizaciones sociales.

    El primero es el movimiento del exministro de Inclusión, Iván Espinel, sentenciado a 10 años de prisión por lavado de activos, y que ahora es la bandera del correísmo. Y el segundo es el movimiento del exprefecto de Guayas, Jimmy Jairala, aliado en su momento tanto del correísmo como del morenismo.

    Es la plataforma electoral del correísmo, cuyas candidaturas aún están en análisis, pero no descartan que el expresidente Rafael Correa aún pueda postularse a la Vicepresidencia.

  • El frente ciudadano por Sonnenholzner

    El exvicepresidente Otto Sonnenholzner junto a su esposa, Claudia Salem, en una visita a Monte Sinaí, el 4 de julio. Flickr Vicepresidencia

    El exvicepresidente Otto Sonnenholzner tiene detrás suyo un movimiento ciudadano que tiene por objetivo convencerlo de que acepte la candidatura presidencial.

    La organización #SigueOtto dice tener estructura nacional, con directivas provinciales y que está conformando ya directivas cantonales. Aunque no es una estructura partidista, por lo que no puede terciar en elecciones.

    Es decir, respaldarán a Sonnenholzner en la campaña en caso de que decida ser candidato, sin importar por qué partido o movimiento político decida hacerlo.

  • La derecha extrema que busca candidato

    La Alianza por la libertad está conformada por el grupo ciudadano denominado Libres, de derecha extrema, y el movimiento político de Tungurahua Tiempo de Cambio.

    Tiempo de Cambio, está presidido por Esteban Torres Cobo, quien heredó su curul en la Asamblea cuando su padre Luis Fernando Torres Torres renunció al cargo.

    Luis Fernando Torres líder y fundador de Tiempo de Cambio, es además precandidato presidencial por el Partido Social Cristiano (PSC), ya que él ganó el puesto de asambleísta en alianza con la 6.

    Esta plataforma tiene dos obstáculos, al igual que #SigueOtto: no tienen candidato ni pueden participar en elecciones presidenciales.

    Pero entre los perfiles a quienes quieren apoyar en la contienda electoral están Otto Sonnenholzner, Alberto Dahik, Luis Fernando Torres y César Montúfar, que es el único que cuenta con una lista nacional que podría inscribir una candidatura presidencial: Concertación.

  • Más izquierda y “la salvación nacional”

    Desde el 30 de marzo, un grupo de ciudadanos de la tendencia de izquierda se han juntado bajo el nombre de Foro Acción Democrática.

    Esta agrupación propone la búsqueda de un gobierno de amplio consenso para salir de la crisis que enfrenta el país. El foro, en cuyas filas hay muchos académicos, plantea la discusión de ¿cómo construir una propuesta de salvación nacional?, que se debate semanalmente.

    Hay partidos como el Socialista Ecuatoriano que esperan que el Foro se conviertan también en un punto de convergencia electoral, que aglutine a sectores políticos de cara a las presidenciales de 2021.

Noticias relacionadas