Lunes, 20 de mayo de 2024
u

Las 10 revelaciones más escandalosas del caso Metástasis, al cierre de la investigación

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

13 Abr 2024 - 5:59

Tras 120 días, la investigación de la Fiscalía en el caso Metástasis termina. En este período, hubo varias revelaciones que estremecieron al país.

La Fiscalía investiga una estructura de delincuencia organizada en el caso Metástasis.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

13 Abr 2024 - 5:59

La Fiscalía investiga una estructura de delincuencia organizada en el caso Metástasis. - Foto: PRIMICIAS

Tras 120 días, la investigación de la Fiscalía en el caso Metástasis termina. En este período, hubo varias revelaciones que estremecieron al país.

El 14 de diciembre de 2023, el panorama político y judicial en Ecuador cambió. El destape del caso Metástasis agitó todas las esferas del país, sacando a la luz el manejo corrupto de la justicia.

Ese día, la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Policía Nacional detuvieron a 31 personas y las procesaron por el presunto delito de delincuencia organizada. Todas fueron señaladas por haber pertenecido a una supuesta red que estaba al servicio del narcotráficante Leandro Norero.

Los chats encontrados en los teléfonos que 'El Patrón' usaba mientras estaba en la Cárcel de Cotopaxi, antes de ser asesinado, revelaron el funcionamiento de la mafia. La información salpicó a policías, funcionarios, abogados, jueces, fiscales y más.

La investigación estuvo abierta durante 120 días y fue creciendo hasta llegar a 52 procesados, el caso más grande este tipo en la historia del país. El período de instrucción fiscal culminó el 12 de abril de 2024. Ahora, el juez Felipe Córdova decidirá quienes van a juicio.

Las revelaciones del caso Metástasis

Al cierre de la instrucción fiscal del caso Metástasis, PRIMICIAS ha preparado una entrega informativa con las principales revelaciones de la investigación.

  • Leandro Norero acumuló poder en silencio

    El primer registro público de Leandro Norero data de 2009. Un joven y delgado Norero posó en una fotografía junto al entonces presidente Rafael Correa y su hombre de confianza, Ricardo Patiño.

    La imagen se tomó durante el proceso de pacificación de las pandillas juveniles, que el correísmo lideró en esos años. Norero era uno de los cabecillas de Los Ñetas, agrupación que se disputaba varios territorios con los Latin Kings.

    Tras esa pacificación, Norero siguió delinquiendo. Los Ñetas pasaron a formar parte de los Chone Killers, banda que nació como brazo armado de Los Choneros y que tenía su centro de operación en Durán, Guayas.

    Entre 2009 y 2022, Norero ganó tanto poder y espacio en el narcotráfico local que se convirtió en uno de los hombres más fuertes y se ganó el apodo de 'El Patrón'. Con su influencia y dinero, manejó y financió a varias bandas narcodelictivas que querían dominar el mundo criminal ecuatoriano, lo que llevó a una ola de violencia sin precedentes en el país.

    Finalmente, en octubre de 2022, Norero fue asesinado en la Cárcel de Cotopaxi. Y un año después de su muerte, la Fiscalía reveló que desde esa prisión manejaba una red que supuestamente corrompió a gran parte del Estado ecuatoriano. Esto se conoce como el caso Metástasis.

  • Una justicia corrompida
    Casos Purga y Metástasis, patrimonio de los jueces

     

    La fotografía completa del caso Metástasis apunta a la justicia, que se dejó corromper en todos sus niveles e instituciones, según la Fiscalía.

    El paso de la corrupción dejó rastro en la Corte Nacional de Justicia, en la Fiscalía, el Consejo de la Judicatura, las unidades judiciales del Guayas, Los Ríos, Manabí, Cotopaxi, Pichincha.

    Según los chats, Norero -a través de sus operadores- pagaba sobornos y presionaba a varios funcionarios judiciales. A cambio esperaba impunidad a su favor, el de su familia y de sus socios y empleados.

    El caso más claro es el de Emerson Curipallo, juez de Santo Domingo, que liberó a 'Cuyuyuy' y 'Madrid', los sicarios de confianza de Norero. Y que más adelanté también firmó la excarcelación del exvicepresidente Jorge Glas, también procesado por corrupción.

  • La Policía infiltrada por el narcotráfico

    El caso Metástasis también ha puesto en evidencia la penetración del narcotráfico en la Policía Nacional.

    Las investigaciones del caso han logrado identificar a ocho uniformados que habrían trabajado con Norero, incluso alterando evidencia e influyendo en los procesos judiciales en su contra.

    Los mensajes hallados en el teléfono de Norero apuntan teniente coronel Neycer Mazón, exjefe del distrito Samborondón. El policía fue detenido y es uno de los vinculados en el caso.

    Mazón habría destinado a otros policías para que brinden seguridad a la casa de Norero, según la acusación de la fiscal. A cambio, Norero le pagaba facturas de tratamientos de salud de su esposa.

      Asimismo, otro grupo de oficiales que trabajaba en el caso de lavado de activos en contra de Norero y su familia habría servido a 'El Patrón: sembraron evidencias y alteraron y desaparecieron otras.

    • Una red de abogados al servicio de la política y el narco
      Cristian Romero, exabogado de Leandro Norero, junto al resto de su equipo, tras una audiencia de vinculación al caso por lavado de activos, el 22 de agosto de 2022, en Guayaquil.

      Cristian Romero, exabogado de Leandro Norero, junto al resto de su equipo, tras una audiencia de vinculación al caso por lavado de activos, el 22 de agosto de 2022, en Guayaquil. FB / Cristian Romero

      Tras su detención, en mayo de 2022, Norero inició una incesante tarea por buscar, a toda costa, su impunidad.

      Para esto, 'El Patrón' armó un equipo de abogados, contadores y peritos. Al frente de gran parte de la operación jurídica estaba Cristian Romero

      A pesar de tener 32 años de edad y ocho años de carrera profesional, Romero tuvo un crecimiento rápido, participó en casos importantes y defendió a figuras públicas.

      Una de sus primeras apariciones fue a inicios de 2020. Romero asumió la defensa del exvicepresidente Jorge Glas en el caso Sobornos 2012-2016. En ese proceso se investigó el financiamiento ilegal de Alianza PAIS. Glas y Rafael Correa fueron sentenciados a ocho años de cárcel.

      El abogado y su equipo defendieron también al expresidente Abdalá Bucaram, a sus hijos -'Dalo', Jacobo y Michel- y a su nuera Gabriela Pazmiño de las acusaciones por la supuesta corrupción hospitalaria durante la pandemia.

    • Los vínculos politicos de Metástasis

      Una de las principales revelaciones del proceso fue que la línea que separa a la política del crimen organizado es cada vez más tenue. Leandro Norero, directamente o a través de emisarios, tejió vínculos con varias organizaciones políticas.

      El sector más nombrado ha sido el correísmo. Ronny Aleaga, exlegislador de la Revolución Ciudadana (RC), es uno de los 52 procesados en el caso. Además, Norero hablaba con sus socios de la liberación del exvicepresidente Jorge Glas, quien tenía sus mismos abogados.

      Incluso, durante los testimonios anticipados, Marcelo Lasso, amigo y compañero de prisión del capo, reveló que Norero hablaba por videollamadas -desde la cárcel- con el expresidente Rafael Correa. Llamada que el expresidente negó.

      Pero las relaciones políticas no quedan ahí. Los chats y los testimonios revelaron que Agustín Intriago, exalcalde de Manta asesinado en 2023, era parte de la estructura de Norero. Incluso, sus allegados decían que el narcotraficante era el verdadero Alcalde.

      También hay menciones a Alexandra Arce y María Fernanda Vargas, alcaldesas de la RC en Guayas. Y a José Villao y Daniel Cisneros, autoridades de Santa Elena en la provincia de Santa Elena.

    • La corrupción llegó a los hospitales
      Xavier Jordán, uno de los procesados en el caso Metástasis, chateaba a diario con Leandro Norero.

      Xavier Jordán, uno de los procesados en el caso Metástasis, chateaba a diario con Leandro Norero. Collage

      Cuando Leandro Norero fue detenido, en mayo de 2022, Ecuador conoció sobre este 'narco invisible', que financiaba a las bandas criminales y lavaba dinero a través de contratos con el Estado.

      Una de las aristas que saltó fue la corrupción hospitalaria. Norero fue relacionado con Xavier Jordán, quien era el dueño anterior de la casa en la que el capo fue detenido, en Samborondón. En los chats, dice la Fiscalía, se confirmó que era su socio.

      Pero además, en la investigación saltaron más socios y nexos. Por ejemplo está Daniel Salcedo, sentenciado por la corrupción hospitalaria. Este personaje habría sido parte de la red de Jordán y ya en la cárcel se acercó a Norero.

      Además, están los nombres de Armando Flor, Juan Pablo Jaramillo, Eduardo Salazar y Federico Z., quienes tienen vínculos claros con el desfalco hospitalario en la pandemia y que ahora aparecen como socios o testaferros de Norero.

    • El poder de Mayra Salazar

      Otro de los nombres que se conocieron con el caso Metástasis es el de Mayra Salazar. Esta relacionista pública trabajó en el área Comercial de TC Televisión. En el sector público, fue parte de equipo de Cristina Reyes (PSC) entre 2020 y 2021 en la Asamblea, y luego también trabajó con ella en el Parlamento Andino, entre enero y abril de 2023.

      Pero, según los chats revelados por la Fiscalía, la mujer era cercana a Norero. Ella mismo aceptó que trabajó para él. Se encargaba, por ejemplo, de acercamientos con jueces y funcionarios judiciales para buscar favores ilegales.

      Sin embargo, su nivel de influencia no quedó ahí. Tras su arresto, la Fiscalía explotó su celular y abrió la caja de Pandora: sus mensajes son el origen del caso Purga.

      La mujer se relacionaba con políticos socialcristianos y del correísmo y con jueces. Así como también con cabecillas y miembros de bandas delictivas.

    • Metástasis desencadenó en Purga y Plaga
      Metástasis purga

      Mayra Salazar fue detenida en diciembre de 2023 dentro de la investigación del caso Metástasis. Ella es el principal vínculo con el caso Purga. API.

      Si bien la investigación del caso Metástasis recién concluye, la Fiscalía no esperó para seguir. A inicios de marzo y abril de 2024, la entidad reveló los casos Purga y Plaga, que son las continuaciones.

      En Purga, el Ministerio Público hizo un 'zoom' en la corrupción judicial del Guayas. Las autoridades detuvieron a 12 personas, entre ellos un legislador del Partido Social Cristiano (PSC) y siete jueces de esa provincia.

      La conexión con Metástasis es Mayra Salazar, quien era una de las operadoras y parejas sentimentales de Norero.

      Mientras que en Plaga, otras 14 personas fueron detenidas: jueces, policías, abogados y funcionarios penitenciarios. En el grupo de abogados y jueces resaltan los mismos nombres relacionados con Norero.

    • Norero se adueñó de la pacificación carcelaria

      Debido a la crisis carcelaria, el expresidente Guillermo Lasso apostó por la creación de una Comisión de Pacificación Penitenciaria. El 16 de diciembre de 2021, inició el periodo de seis meses de funciones de los nueve "expertos nacionales e internacionales".

      En medio de ese proceso, Leandro Norero llegó a la Cárcel de Cotopaxi y lo habría corrompido.

      Dos miembros de la Comisión están procesadas por presunta delincuencia organizada, dentro del caso Metástasis. Se trata de la colombiana Claudia Garzón Padilla y la ecuatoriana Myriam Delgado Chávez.

      Ambas habrían recibido dinero. Delgado tiene transferencias a su nombre. Mientras que, según un testimonio anticipado, Garzón recibió departamentos y vehículos en Colombia.

      Pero la corrupción escaló más y habría llegado a Pablo Ramírez, quien dirigía el Servicio de Atención a Privados de Libertad (SNAI). Según la información del caso, Norero le pagó USD 200.000 a cambio de tener prebendas en prisión.

    • Los Lobos detrás de la violencia
      simbolos de lobos y lagartos penitenciaria del litoral

      En la Penitenciaría del Litoral hay un mural con los símbolos de las bandas Los Lobos y Los Lagartos y del cartel JNG. Cortesía.

      El caso Metástasis, además, llegó a confirmar varias sospechas. Los Lobos, una de las bandas que Norero financiaba, estuvo detrás de la escalada de violencia y de la crisis de seguridad que vive el país.

      Los cabecillas de esta organización criminal, ahora calificada como terrorista, habrían esto detrás de los asesinatos de Harrison Salcedo, Gerardo Delgado y Fernando Villavicencio, quien era seguido por Norero y los suyos.

      Incluso, en el transcurso de la indagación, la fiscal Diana Salazar reveló que esta banda tenía un plan para asesinarla. Señaló directamente a Fabricio Colón Pico, lugarteniente de Los Lobos en Quito.