Las reformas clave para la economía afrontan un escenario legislativo impredecible

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

1 Oct - 0:05

La Comisión de Régimen Económico debería ser la que tramite las reformas económicas urgentes del Ejecutivo. - Foto: Flickr Asamblea

Las reformas clave para la economía afrontan un escenario legislativo impredecible

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

1 Oct - 13:24

El paquete de reformas llega en una semana convulsa para el Gobierno Nacional. Ayer, los ministros todavía discutían detalles del proyecto en Carondelet. Tampoco hay claridad sobre el escenario político en la Asamblea Nacional y en el país.

El proyecto de reformas económicas del gobierno creó expectativas desde mayo. Cuatro meses después, se espera conocer su contenido en estos días cuando las reformas lleguen por fin al Legislativo, aunque aún no se ha confirmado la fecha.

Xavier Lazo, ministro de Agricultura dio la nueva fecha tentativa: hoy martes 1 de octubre de 2019.

Precisamente ayer, en Carondelet, hubo una reunión de Gabinete. Los ministros aún debatían el contenido de las reformas económicas. Pero ¿qué se sabe oficialmente? Casi nada.

Lo poco que el vicepresidente Otto Sonnenholzner adelantó es que espera que la ciudadanía “sepa comprender”, porque “seguramente mucho de eso será difícil, pero tenemos que asumirlo como un sacrificio mayor”.

Medidas con carácter urgente

El paquete de reformas tributaria y laboral es parte de los acuerdos pactados con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en marzo.

Pero el tiempo para el Ejecutivo se agota. Es por eso que el proyecto debe tener el carácter de económico urgente.

Esto obliga al Legislativo a tramitarlo en un plazo máximo de 30 días. En caso contrario el presidente Lenín Moreno podrá promulgarlo como decreto ley y hacer que entre en vigencia.

El gobierno sabe que no puede remitir más de un proyecto urgente a la vez, por lo que la posibilidad de juntar todas las reformas en un solo texto está latente.

Es la única manera de conseguir una tramitación expedita.

El artículo 56 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa, en el numeral uno, dice que los proyectos de ley se referirán a una sola materia, sin perjuicio de los cuerpos legales a los que afecte.

Sin embargo, la norma no establece exactamente qué es una materia. Además, se debe considerar que muchas reformas terminan modificando varias leyes con las disposiciones transitorias, reformatorias, generales y finales.

El Ejecutivo necesita tener la reforma tributaria en vigencia antes del envío de la proforma presupuestaria 2020, que debe remitirse a la Asamblea Nacional máximo hasta el 30 de octubre.

De otra forma no podrá cumplir con los objetivos acordados con el FMI.

Un Legislativo inestable

El escenario político en la Asamblea Nacional también complica el trámite de las reformas. El gobierno requiere 70 votos, de los 137 posibles, para que sean aprobadas.

No obstante, aún sin conocer el detalle, varios bloques legislativos, como CREO, PSC (Partido Socialcristiano), SUMA y algunos independientes, ya anunciaron que no apoyarán un incremento de impuestos.

El bloque de Alianza PAIS por sí solo cuenta con alrededor de 40 curules, por lo que necesitaría de otros 30 votos. Y conseguirlos no será fácil. Nada está garantizado.

La última muestra de la volatilidad de los asambleístas fue en la votación de las reformas penales. Ximena Peña, coordinadora del oficialismo, aseguró que tenía los votos para despenalizar el aborto por violación. Pero, a última hora, al menos ocho legisladores se echaron para atrás o se ausentaron.

El desmoronamiento de los distintos bloques legislativos demuestra que no hay garantías de votos orgánicos. En cualquier momento, las filas de los independientes o aliados pueden mutar.

Estas fueron justamente algunas de las varias preocupaciones del FMI: un panorama político complicado y la nueva composición del Legislativo. Donde Moreno no consigue que se prioricen sus propuestas.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas